Para el empresario Dietrich, "íbamos al país de la inversión y hoy, al de la inspección"

El padre del ministro de Transporte expuso en un evento en Córdoba
El padre del ministro de Transporte expuso en un evento en Córdoba
Gabriela Origlia
(0)
26 de abril de 2019  

CÓRDOBA.- "Íbamos al país de la inversión y hoy va a ser el país de la inspección". El concepto es de Guillermo Dietrich, el padre del ministro de Transporte de la Nación y vicepresidente de la Cámara Argentina de Comercio. La dijo en la apertura de la jornada "El comercio y el contexto político-económico 2019", que se desarrolló en Córdoba.

Mientras caminaba por el escenario y exponía con un estilo ameno -"carismático", lo definió su sucesor en la jornada, el sociólogo Eduardo Fidanza-, contó que anteanoche, cuando llegó, armó un ayudamemoria "con un dólar, y hoy hay otro". Contó además que las dos multinacionales a las que representa su empresa "pararon toda la facturación; tenemos productos vendidos con un dólar a $43, y eso y ya no va más".

Dietrich padre recordó que en agosto del año pasado dijo algunos conceptos que hoy siguen vigentes. Por ejemplo, que no había moneda, y hoy "seguimos sin moneda", y que la "transformación del Estado sigue atrancada". En esa línea señaló que cuando la Argentina "tenga los impuestos que nos prometió el gobierno actual" y una modernización laboral "podremos arrancar".

Pese a las críticas a la administración actual, subrayó que "en algún momento tendrá más claras las cosas", y mencionó algunas de las obras que se hacen y no aparecen en los medios. "La presidenta anterior estaba siempre en cadena... Tampoco desaparezcas de la cadena, tenés que estar un poquito", recomendó.

"El acuerdo que firmé hace cuatro días -dijo en referencia al programa de Precios Esenciales que lanzó el Gobierno el miércoles antes de Semana Santa- ¿es el mismo hoy con el dólar a $46? El consumidor y los mercados son sabios, no necesitan que nadie les diga dónde comprar".

"Para ser competitivos, como quiere el Gobierno, no tenemos que tener impuestos distorsivos. Vayamos por ahí", expresó.

Dietrich sostuvo que, a su criterio, se mira mucho para atrás y el pasado sirve "solo para tomar envión". Reclamó "vivir mejor" y subrayó que lo importante es "tener las manos limpias, sin sangre. No importa si sos K o sos M".

Dietrich comparó a la Argentina, en dos tramos de su discurso, con las familias patricias. "Los Anchorena tenían millones de hectáreas y hacían fiestas y fiestas, y vendían hectáreas para hacer más fiestas, hasta que gastaron todo y perdieron todo. Nosotros tenemos que dejar de pedir plata; hay que producir para que ingresen dólares genuinos y no los pedidos".

Fidanza, quien expuso después del empresario, admitió que había cambiado el título de su ponencia, pero que ayer, en medio de la tensión del dólar y el riesgo país, volvió al original: "El momento de mayor incertidumbre". Insistió en que no hay margen para "un gran optimismo", pero tampoco "para la catástrofe", y ratificó que el Gobierno se juega "la última carta" intentando bajar el dólar y la inflación.

El plato fuerte del día era el economista Carlos Melconian, quien no pudo llegar por el temporal que se desató sobre la capital cordobesa. El salón estaba repleto de comerciantes y pymes interesados en escucharlo después de una jornada de incertidumbre en los mercados.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.