Paradoja argentina. Pese a la emisión récord, el Indec anunciará una desaceleración de la inflación

Los alimentos lideraron las subas en abril
Los alimentos lideraron las subas en abril Fuente: Archivo
Alfredo Sainz
(0)
12 de mayo de 2020  • 10:13

En medio de una emisión monetaria récord, pasado mañana el Indec anunciará una fuerte desaceleración de la inflación . La aparente contradicción no se explica a partir de una manipulación de las estadísticas oficiales como a las que se apelaba en tiempos de Guillermo Moreno, sino por la particular dinámica en la que entró la economía argentina en cuarentena.

De acuerdo a la mayoría de las estimaciones privadas, el costo de vida en abril se ubicó por debajo del 2%, en lo que constituye el índice más bajo en más de dos años. Los pronósticos oscilan entre 0,8 y 1,9% y los propios economistas consultados por LA NACION advierten que el alto grado de dispersión se explica por el escenario inédito que trajo la cuarentena y la dificultad no solo para relevar algunos precios sino también por la desaparición de la oferta en muchos rubros, como la gastronomía, la indumentaria o el turismo.

"Abril es un mes muy particular porque hay muchos productos sin precio, cuya realidad recién se va a conocer cuando se retome la actividad comercial", explica Lorenzo Sigaut Gravina, director de la consultora Ecolatina, que estima para el último mes una suba del 1,9% en el costo de vida frente al 3,3% de marzo. " Las mayores subas de abril se dieron en alimentos y bebidas, especialmente en los productos frescos que históricamente son los más difíciles de regular" , explica Sigaut.

Apenas un escalón por abajo es la proyección de la inflación de abril que manejan en EcoGo, que estima que el mes cerró con una suba del 1,5 por ciento. En la consultora igualmente destacan que la tarea que tiene por delante el Indec no es fácil. " Hay que tomar los números con un gran interrogante sobre cómo imputar algunos precios, que en algunos casos no se pueden relevar físicamente y en otros casos directamente no se sabe si son reales porque no hay transacciones ", explica Martín Vauthier, director de EcoGo.

En Seido, la consultora que lideran Luciano Cohan y Gabriel Zelpo, por su parte, también adelantan una marcada desaceleración de la inflación en abril que se ubicará en 1,5% como producto de la combinación de precios congelados en los supermercados y un dólar oficial que vuelve a funcionar como ancla.

La proyección más optimista de inflación para abril estuvo a cargo del estudio de Orlando J. Ferreres que en su último informe precisó que el mes cerró con una suba de apenas 0,8 por ciento, impulsada por algunos rubros como "vivienda" (1,5%) y "alimentos y bebidas" (0,3 por ciento).

Los economistas advierten que la evolución de la inflación dependerá en gran parte de la negociación de la deuda
Los economistas advierten que la evolución de la inflación dependerá en gran parte de la negociación de la deuda Fuente: LA NACION

Lo que viene

Frente a la desaceleración de la inflación en abril, el gran interrogante que se abre es qué puede pasar en los próximos meses y si la relativa calma en los precios se podrá mantener a medida que la economía se vaya normalizando.

En Ecolatina destacan que para anticipar lo que puede pasar con la inflación en los próximos meses será clave la negociación en curso por la deuda . "No vemos un escenario de híper, pero las proyecciones que manejamos para el resto del año van a depender mucho del resultado de la negociación de la deuda. Si se llega a un acuerdo y se sale bien de la cuarentena, con una política prudente del Banco Central, el año podría cerrar con una inflación un poco por debajo de 2019, con una suba de 47,5%. En cambio, si se llega a un default, la presión sobre el dólar paralelo va a crecer y la devaluación del oficial será casi inevitable, con lo cual la inflación podría trepar al 60 o 70%" explica Sigaut.

Por su parte, en EcoGo destacan que en materia de inflación el año presenta tres etapas bien diferenciadas. "Estamos ante un año raro, con un primer trimestre que mostraba cierta desaceleración de la inflación a partir de un dólar quieto y las tarifas congeladas. Un segundo trimestre que en abril ya mostró una inflación más contenida por la cuarentena y que posiblemente se repita en mayo o junio. Y el gran signo de interrogante qué es la segunda mitad del año, en el que el costo de vida va a estar marcado por la resolución exitosa o no de la negociación de la deuda y por la política del Banco Central para manejar el exceso de liquidez de los últimos meses ", señaló Vauthier.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.