Patagon llevará en Europa el negocio on line del Santander

El empresario argentino, creador del sitio cuyo 75 por ciento fue adquirido por el banco español en 538 millones, dice que ahora el portal vale 2600 millones
El empresario argentino, creador del sitio cuyo 75 por ciento fue adquirido por el banco español en 538 millones, dice que ahora el portal vale 2600 millones
(0)
24 de marzo de 2000  

MIAMI.- El sitio financiero patagon.com, de origen argentino, absorbió la operación en Internet del Banco Santander Central Hispano (BSCH), conocido como www.openbank.es. Open Bank se ubica entre los diez primeros bancos de España y tiene activos por mil millones de dólares. A principios de este mes, el banco español pagó 538 millones de dólares por el 75 por ciento de Patagon. El resto quedó en manos del management original.

Wenceslao Casares, su principal directivo, accedió a conversar con La Nación en un intervalo de sus múltiples obligaciones. Tiene 20 minutos exactos antes de que empiece la presentación que va a dar en el contexto de la conferencia regional que Microsoft está haciendo en esta ciudad, pero contesta con tiempo todas las preguntas. Está vestido con el habitual uniforme de todos los que trabajan en su empresa: camisa de jean con el logo bordado en la espalda, pantalones caqui, abotinados marrones y celular en la cintura.

-¿En qué consiste la operación?

-Vamos a usar Open Bank como plataforma para llegar como patagon.com a toda Europa, y también reforzar toda América latina. Es el banco on line más grande, tiene mil millones de dólares de activos, está ranqueado entre los diez principales de España. Esta concentración es parte de las condiciones que negociamos con Santander, es decir, además de seguir siendo independientes, concentrar toda la operación on line del grupo financiero. Ahora patagon.com está valuada en 2600 millones de dólares.

-¿La gran batalla de los servicios financieros en Internet será entre el Bilbao Vizcaya Argentaria (que junto con Terra y el grupo financiero First Group crearon Uno-e) y Patagon?

-Competir con Uno-e es un objetivo muy mediocre. ¿Viste la página de Internet que tienen? Lo que está haciendo el BBVB es un buen power point (una presentación), pero sólo es eso. Yo quiero competir con Citibank, con American Express, ése es un buen objetivo. Queremos que Patagon sea sinónimo de finanzas personales en el nivel global. Para que la gente pueda saber qué hacer con la plata, dónde invertir, cómo ahorrar para las vacaciones. Y ahora el desafío es, así como salimos de la Argentina e hicimos una empresa regional, ser global.

-¿La venta de Patagon fue el mejor negocio de los últimos tiempos?

-Estos son dos segundos de gloria por lo del Santander y la gente cree que me llené de plata. Yo no saqué un peso, no vendí una sola acción, sigo viviendo de mi sueldo (N. de la R.: los que vendieron sus acciones al Santander fueron los fondos de inversión que estaban asociados con Casares). Si hacemos las cosas bien, mis acciones valdrán con el tiempo. Cualquiera que festeja antes de los diez años es un irresponsable y no entendió nada. Me dan mucho miedo los chantas que alegremente creen que con Internet se van a hacer millonarios sin trabajar.

-¿Estás invirtiendo en otros punto com?

-Me llegan muchas ideas, y ayudo a ponerlos en contactos con inversores. Estoy trabajando con nexo, pampashop, invicto; espero no olvidarme de nadie. Me gustan los que están dispuestos a trabajar duro por una pasión, no los que quieren hacerse millonarios. En la Argentina hay muchos oportunistas. Hay que tener mucho cuidado con ellos, son los mismos que los de la patria financiera.

Muchos criticaron la venta de Patagon a un banco porque consideraban que así la información financiera del sitio iba a ser poco confiable.

-El tiempo demostrará si es así o no.

-Podría pasar, es un temor lógico, pero en tres meses debería quedar claro que no va a pasar. Nosotros somos independientes, el management es todo nuestro, y no vas a a ver ningún logo del BSCH en nuestra página. Esas fueron algunas de las condiciones que negociamos con el Santander. Sabíamos que la plata no iba a ser para nosotros, pero estábamos en un buen momento para imponer condiciones. Las decisiones son sólo nuestras.

Cuando se conoció el acuerdo con el Santander, cualquiera hubiera imaginado que en las oficinas en South Beach descorcharon, aunque sea, una botella de champagne. Pero Wenceslao se pone serio y remata: "En Patagon, nadie paró a festejar. No hay nada que festejar. Todavía no hemos hecho nada".

Chantas en Internet

MIAMI (De una enviada especial).- Wenceslao Casares, el argentino de 26 años que saltó a la tapa de los diarios cuando se conoció la operación (en estos días sale su cara en la revista Time), come sushi a las apuradas en el restaurante del Hotel Inter-Continental de Miami.

"No me gusta mucho dar notas, pero quizá sea mejor porque después se dicen muchas mentiras, y la gente piensa que estoy muy creído." Lo que descoloca de Wenceslao Casares es que tiene 26 años, pero habla con el aplomo de un hombre que pasó los cuarenta. Si bien es amable, no sonríe mucho, no gesticula, no se sale de sí mismo.

Quizá sea simplemente cansancio, o hastío ante tanto periodista curioso por el fenómeno patagónico . O hambre, ya que la charla se desarrolla a la par de su almuerzo, y admite que cuando tiene hambre se pone de mal humor. Está convencido de que Internet puede cambiar la vida de mucha gente, pero dice que "hay muchos oportunistas que creen que pueden hacerse millonarios de la noche a la mañana. Y son peligrosos, porque la gente empieza a decir "estos chantas de Internet". Y esto es trabajo, trabajo, trabajo".

A diario le llega infinidad de ideas para desarrollar sitios nuevos en Internet, y de hecho, él es el nexo con muchos inversores que confían en su ojo para descubrir oportunidades. "Me encantan los pibes que vienen dispuestos a deslomarse por su proyecto y los ayudo en todo lo que puedo. Pero no somos un club; nada más alejado de eso, que sería lo mismo que la vieja economía argentina que odio: cuatro tipos que son dueños de todo". Cuando habla, pone énfasis en las palabras pasión, trabajo en equipo, responsabilidad. A las que contrapone chanta, oportunista, patria financiera.

"Esto es el trabajo de mucha gente. No sería posible sin el equipo", dice.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.