Peso real. El Gobierno avanza en una moneda en común con Brasil

Los ministros económicos de ambos países, Dujovne y Guedes, comenzaron a diseñar la idea en abril, pero para avanzar con la propuesta se deberá tratar en los dos parlamentos; no descartan sumar al resto de los países del Mercosur
Los ministros económicos de ambos países, Dujovne y Guedes, comenzaron a diseñar la idea en abril, pero para avanzar con la propuesta se deberá tratar en los dos parlamentos; no descartan sumar al resto de los países del Mercosur
Francisco Jueguen
Sofía Diamante
(0)
6 de junio de 2019  • 20:40

Lo dijeron hoy Jair Bolsonaro y Paulo Guedes, presidente y ministro de Economía de Brasil, ante empresarios y otros ministros en Buenos Aires, y rápidamente desde Japón, el entorno del ministro Nicolás Dujovne lo confirmó: la Argentina y Brasil avanzan en la idea de crear una nueva moneda corriente en común, que se llamaría "peso real".

Esta fue la razón por la que Dujovne, que actualmente participa de las reuniones del G-20 en Asia, viajó a Río de Janeiro el 26 de abril pasado. "Para profundizar el Mercosur hay que avanzar a una moneda en común", coincidieron ambas delegaciones. Las negociaciones habían comenzado 13 días antes, en Washington, cuando los ministros coincidieron en la asamblea del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En principio solo están negociando esta nueva moneda la Argentina y Brasil, pero no descartan sumar a Paraguay y Uruguay, y a una "democrática Venezuela", más adelante. Igualmente, antes que todo, haría falta que la medida pase por los parlamentos de cada país para ser adoptada.

"La idea es hablar de una integración monetaria, como dice la literatura económica y como ocurrió en Europa. Esto lo comenzamos a hablar cuando nos reunimos en Estados Unidos, en abril. Luego intercambiamos un par de mensajes y un viernes, Dujovne viajó específicamente a Río de Janeiro para conversar de este tema", dijeron fuentes de Hacienda.

"Brasil y la Argentina están expuestos a los mismos shocks externos. Sus monedas se mueven muy correlacionadas, en relación a los vaivenes de la política de Estados Unidos y de los movimientos de los precios de los commodities. Tenemos mucho comercio bilateral y a veces los shocks monetarios de una economía o de la otra impidieron profundizar más en lo comercial, ya que una queda más competitiva que la otra", agregaron.

El cronograma es avanzar apenas se pueda, indicaron en el Gobierno. En Brasil, primero, están avocados a pasar la reforma previsional. "Luego será un proyecto prioritario para ambos países. La idea es generar una nueva moneda, que se puede llamar peso real; ni el peso, ni el real", enfatizaron fuentes oficiales.

Para ello haría falta también crear una institución monetaria supranacional, como es el caso del Banco Central Europeo. El resto de las entidades monetarias de cada países se desprenden luego de esa institución. Además habría que lograr una convergencia macro, también en términos tributarios, que será una materia difícil de implementar. "Sería un gran recurso para que cada país adopte las mejora prácticas del otro", señalaron.

"Hasta ahora las conversaciones fueron con Brasil. Se trata de una decisión política casi tan grande como la conformación del Mercosur. Si uno piensa la magnitud de esta decisión política es muy potente y por supuesto tiene que pasar por los parlamentos, no es una política de un gobierno, sino de la Argentina, y van a tener que funcionar en conjunto las institucional de cada uno de los países. Es un proceso lento, pero que eventualmente, si hay un consenso político, se puede implementar", explicaron en Hacienda.

Dujovne y Guedes no se conocían antes de ser funcionarios, sin embargo, la buena relación que se generó entre ambos permitió avanzar en la idea de la moneda en común, indicaron en la entorno del ministro argentino. Guedes es un defensor del libre mercado, que estudió en la Universidad de Chicago, cuna del neoliberalismo.

Cerca del ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, reconocieron a LA NACION que Guedes tiene esa idea desde hace tiempo y que ambos países tienen programas de reformas y un set de políticas macroeconómicas similares por primera vez en su historia, lo que facilitaría esa opción. "Son conversaciones, hay charlas y mucha sintonía", agregaron en esa cartera.

"Es algo que existe en algún momento como posibilidad, como corolario de la mayor integración al mundo, de la mayor apertura comercial, de más acuerdos con el mundo", dijeron cerca de Sica. "Desde ambas orillas creemos en la disciplina fiscal, en el tipo de cambio flotante y en tener un banco central independiente", agregaron cerca del hombre que mejor conoce Brasil.

"Si profundizamos la relación, logramos más integración y modernizamos el sistema laboral, después veremos cómo se avanza. Es un objetivo de política, aunque no es algo que vaya a definirse hoy. Es verdad que ya Guedes lo mencionó en enero", reconocieron.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.