Piden que se aclare cuál es el costo fiscal de las medidas anunciadas

Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
Dudas entre los analistas sobre cuánto aumentará el gasto y el impacto que tendrá en la meta anual
Sofía Diamante
(0)
20 de agosto de 2019  

Luego del anuncio de las medidas económicas para compensar en parte los efectos de la fuerte devaluación, la nueva duda entre los analistas económicos se centra en cómo quedarán las cuentas fiscales con los mayores gastos. Sobre todo, teniendo en cuenta que el acuerdo con el FMI fijaba llegar al equilibrio primario para fin de año y permitía un desvío de déficit de hasta 0,5% del PBI por gasto social.

Las medidas anunciadas tienen efectos tanto en los ingresos como en los egresos fiscales. Entre las que impactarán en la recaudación se encuentran la eliminación del IVA a 14 productos de la canasta básica, el aumento de 20% en el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, el menor pago de aportes personales y la decisión de eximir del componente impositivo a los monotributistas en la cuota del mes próximo.

Por el lado de los gastos, se dará un bono a los empleados públicos, a las Fuerzas Armadas, a las fuerzas de seguridad y a los que reciben Asignación Universal por Hijo, se aumentará un 40% el monto de la beca Progresar y se absorberá parte de la cuota de los créditos hipotecarios UVA y el costo financiero de diferir la cuota de un plan de ahorro del auto 0 km.

Según los cálculos del Gobierno, cuando presentó parte de las medidas -antes de anunciar la eliminación del IVA y el beneficio para los tomadores de créditos UVA y del plan de ahorro-, el costo fiscal era cercano a los $40.000 millones. "Se asignarán partidas para la atención de estas erogaciones sin afectar el objetivo de resultado primario establecido en el presupuesto", decía la presentación difundida por el Gobierno.

Hasta el mes de junio -último dato oficial-, el Gobierno exhibía un superávit de 0,1% del PBI, que correspondía al primer semestre. Sin embargo, en Hacienda ya estimaban el mes pasado que el año terminaría con un déficit de 0,3% del PBI, dentro del -0,5% de desvío permitido por el Fondo.

Ahora, las medidas anunciadas, según economistas consultados por lanacion, sumarían al déficit esperado un impacto adicional en las cuentas fiscales de 0,3% del PBI.

Para el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), el impacto total de las medidas es de 0,46% del PBI, del cual 0,29% es costo de la Nación y el resto afecta a las provincias.

"El Gobierno dijo que reasignará partidas para que estos costos extras no incurran en un incremento del déficit primario proyectado. En principio puede gastar menos en obra pública y además tendrá un gasto real menor por el pago de jubilaciones, siempre y cuando no se aplique una actualización mayor por inflación", indicó Nadin Argañaraz, director del Iaraf.

"Para las provincias, las medidas tienen un costo de $35.000 millones, que hay que ver cómo lo financian, ya que no tienen mercado para que se financien a una tasa razonable. Deberán ver qué ingresos pueden obtener para compensar los menores ingresos o qué gastos tienen que recortar", agrega Argañaraz, que hace foco en los impuestos que son coparticipables, como Ganancias, principalmente, y parte de IVA y del impuesto a los monotributistas.

"Igualmente, las provincias tienen una situación más holgada que la Nación", acota Gabriel Caamaño, economista de la consultora Ledesma.

"Nuestras estimaciones eran que el Gobierno iba a cumplir con lo justo el déficit de 0,5% del PBI. Con la devaluación, en lo inmediato habrá una mayor recaudación nominal, ya que el IVA se ajusta rápido por precios, y los derechos de exportación, por el tipo de cambio. El gasto real también será menor porque jubilaciones y planes sociales están indexados a la inflación pasada: si este año la variación de precios termina siendo 55% y la inflación pasada era 45%,hay una pérdida real de 10 puntos", explica Caamaño.

En la recaudación por retenciones, sin embargo, por la devaluación, la alícuota que se paga por derechos de exportación cayó de alrededor de 8,9% a 7,3%, en lo que se refiere a productos primarios, y de 6,7% a 5,5% en los bienes elaborados, ya que se trata de un impuesto fijo de $4 y $3 por dólar, respectivamente, y la divisa subió de $45 a $55 en apenas una semana en el mercado mayorista. También habrá que analizar el efecto que tendrá en el IVA el menor nivel de actividad, producto de la recesión.

"Es muy difícil calcular cuánto será el costo fiscal y no quedó muy claro cómo lo van a financiar. Sería bueno que el Gobierno dé más precisiones al respecto", dice por su parte Martín Vauthier, de la consultora EcoGo, que además hace hincapié en los mayores costos que tendrá el Gobierno en subsidios económicos por las tarifas de gas y luz, que están dolarizadas.

"Si aumenta el precio del dólar, se necesitan más pesos para cubrir el costo de los servicios públicos, y eso impacta en el gasto, ya que el Gobierno se comprometió a no trasladar el aumento", concluyó Vauthier.

Números bajo la lupa

-0,5%

  • Meta anual. Es el margen que tiene de déficit fiscal el Gobierno en su meta anual, acordada con el FMI.

0,3%

  • Costo de las medidas. Es el costo fiscal que tendrían las medidas económicas, según los analistas.

0,1%

  • Primer semestre. Fue el superávit fiscal en los primeros seis meses.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.