Aerolíneas: víctima del dólar, perdió $21.800 millones en 2018

La compañía recibió subsidios por US$200 millones el año pasado
La compañía recibió subsidios por US$200 millones el año pasado Fuente: Archivo
Sofía Diamante
(0)
16 de mayo de 2019  • 19:27

Aerolíneas Argentinas no tuvo un buen año en 2018. Producto de la suba del precio internacional del combustible y por el efecto de la devaluación, la empresa presentará en su balance un déficit de $21.800 millones. Esto significa un aumento del 18% (descontada la inflación) con respecto al año anterior.

La situación contable del grupo Aerolíneas Argentinas (incluye a Austral) se tratará el próximo 28 de este mes con los accionistas. Entre ellos está el Estado, concretamente el Ministerio de Transporte, que incluye en su presupuesto los subsidios destinados a la empresa. El año pasado, Aerolíneas recibió de las arcas nacionales US$200 millones. Una cifra mayor a los US$183 millones que habían solicitado en 2017 y más del doble de los US$90 millones que se estimaba que iban a necesitar a comienzo de 2018.

"En estos casos, las conversaciones con el Estado son complejas, porque estamos en un contexto de escasez de recursos y el dinero que se nos destina compite con las obras que se podrían hacer en autobuses, rutas o autopistas. El programa de obras de Transporte tiene que compatibilizar con las mayores necesidades de Aerolíneas, que encima son en dólares contra un presupuesto en pesos. Por eso la compañía tiene que lograr ser autosustentable", dijeron en la empresa, y remarcaron que privatizar la aerolínea de bandera no está en los planes ni del ministro de Transporte, ni del Presidente.

Entre las razones que afectaron el balance de la compañía, en primer lugar se encuentra la suba de casi 60% del precio internacional del combustible. Esto implicó un costo mayor a 2017 de $7400 millones.

En segundo lugar están las tres deudas en dólares que la compañía mantiene por la compra de 28 aviones entre 2008 y 2015. La gestión anterior de Aerolíneas había comprado 22 aviones Embraer, dos A330 y dos MAX, que implicaron una deuda original de US$671 millones. Por la diferencia en el tipo de cambio, Aerolíneas tiene en su balance de 2018 un costo adicional de $12.000 millones con respecto al año anterior.

"En 2018, Aerolíneas perdió $21.800 millones. Eso es $15.400 millones más de pérdida que en 2017. Pero casi todo ese incremento del rojo de la empresa se explica por variables que no podemos manejar", explicó por su parte Luis Malvido, presidente de la compañía.

"Somos una empresa vulnerable con muchas oportunidades de mejorar nuestra eficiencia. Por eso, en un buen año como fue 2017, Aerolíneas perdió $6400 millones. Y en un mal año, como fue 2018, pedimos $21.800 millones. Perdemos en un buen año, perdemos más en un mal año. Tenemos que seguir trabajando sobre la optimización de nuestros costos y de nuestros ingresos, en ser más eficientes, en ponernos al nivel de competitividad de otras empresas de la región", agregó.

En la compañía también resaltaron la llegada de nuevos jugadores, como Avianca y las low cost, que abrieron el camino para eliminar la tarifa base y obligaron a Aerolíneas a competir, "una gimnasia que antes no tenía", admitieron.

Para este año, el precio del petróleo y el valor del dólar ya están por encima de las previsiones que tenían los directivos a fin de 2018. Un mal indicio, ya que la compañía también proyectaba pedir la misma cantidad de subsidios que el año pasado: alrededor de US$200 millones. El margen para solicitar más fondos esta vez es más acotado que en los periodos anteriores, ya que el Gobierno no solo tiene que cumplir con la meta de déficit fiscal cero, sino que quiere ganar una elección. Y, como dijeron en la compañía, más subsidios para la aerolínea de bandera se traducen en menos obra pública.

El plan del Gobierno cuando asumió era que Aerolíneas llegue a su propio déficit fiscal este año. Sin embargo, dado el incremento de costos de 2018, el programa se pospuso un año, aunque en la compañía no hacen proyecciones.

Esto se lograría "sin reducir el personal", aunque en Aerolíneas señalaron que "la empresa crece o se achica", en referencia a la posibilidad de que haya una baja de empleados.

Una de las variables que las aerolíneas siguen de cerca para ver su eficiencia es el costo por kilómetro por asiento, que en los últimos cuatro años cayó un 23% en Aerolíneas, según números de la compañía. En concreto, la empresa tiene un costo de 7,44 centavos de dólares. "Ese número debería estar más cerca de seis centavos", señalan en la compañía. Del total, 2,04 significa el costo en combustible; 1,50 centavos es el de salarios; 1,05 es el de la flota; 1,36 son otros costos variables, y 0,42 son otros costos fijos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.