Reclaman que reabra la Anses para que puedan hacerse trámites jubilatorios

Las oficinas de la Anses están cerradas en todo el país desde el 20 de marzo, mientras que muchas gestiones necesitan de la atención presencial
Las oficinas de la Anses están cerradas en todo el país desde el 20 de marzo, mientras que muchas gestiones necesitan de la atención presencial Fuente: Archivo
Silvia Stang
(0)
14 de mayo de 2020  • 16:42

Cuando las oficinas de atención al público de la Anses llevan 56 días con sus puertas cerradas sin permitir el inicio de trámites como el que se requiere para obtener la jubilación o una pensión, una entidad que nuclea a abogados en la ciudad de Buenos Aires le pidió a la directora ejecutiva del organismo, Fernanda Raverta, que disponga la rehabilitación de la atención presencial o que se permitan hacer más gestiones de manera remota mientras sigan las restricciones causadas por las medidas para intentar frenar los contagios del Covid-19.

En una carta enviada a quien está desde el 30 de abril a cargo de la Anses, la Asociación de Abogados y Abogadas de Buenos Aires (AABA), reclama, según informó, la implementación de un cronograma de trabajo para que se pueda avanzar con diferentes trámites. Hace una semana se publicó en el Boletín Oficial la resolución 99 del organismo de la seguridad social, que declara "servicios críticos, esenciales e indispensables" a los trámites vinculados con jubilaciones, pensiones y prestaciones sociales.

Sin embargo, no se conoció hasta ahora ningún esquema concreto para el regreso, aunque sea parcial, de la posibilidad de hacer las gestiones que exigen atención presencial, como la solicitud de una jubilación o pensión, o el pedido de un poder para el cobro de haberes previsionales. Tal como viene informando LA NACION, la falta de atención presencial del organismo de la seguridad social impide, desde el 20 de marzo pasado, la realización de varias gestiones que tienen que ver con el acceso a derechos de los ciudadanos.

Fuentes del organismo dijeron a LA NACION que se prevé establecer, a partir de los días próximos, un esquema gradual de apertura de las Unidades de Atención Integral (UDAI), dependiendo del lugar del país y de acuerdos logrados previamente con gobernadores e intendentes. Y agregaron que en algunas oficinas se comenzó a trabajar en los últimos días para que avancen expedientes, pero solo a puertas cerradas.

En su escrito, la asociación de abogados que preside Juan Pablo Zanetta advierte que las situaciones más críticas y que requieren ser atendidas sin más demoras, son las de personas que, estando en condiciones de jubilarse por cumplir con los requisitos, ya no están trabajando y, por tanto, no tienen ni ingreso previsional ni ingreso laboral, lo cual los deja en un estado en el que "está en juego la supervivencia"; también se indica que están los casos de quienes, antes de iniciarse la cuarentena, tenían avanzado el trámite para obtener el beneficio, y luego el expediente quedó frenado.

Se especifica que en esa situación quedaron, por ejemplo, gestiones para cobrar el retiro transitorio por invalidez, en algunas de las cuales ya se contaba con un dictamen favorable al solicitante. También se menciona como situaciones que necesitan respuestas urgentes las de beneficiarios de prestaciones que, por alguna causa, fueron suspendidas: en esos casos, los afectados no tienen la posibilidad de ejercer el derecho a su defensa para intentar la restitución de los pagos.

"No podemos dejar de considerar la situación de excepcionalidad y emergencia generada por la pandemia y el deber del Estado de proveer en su relación, pero ello no puede justificar la suspensión o limitación del ejercicio de los derechos por tiempo indeterminado, toda vez que las garantías constitucionales continúan plenamente vigentes", dice en uno de sus párrafos la nota enviada a Raverta.

Además de la solicitud de prestaciones previsionales, los abogados pidieron que se habilite la posibilidad de hacer los "trámites preparatorios para dicha solicitud", como actualización de datos personales, la obtención del código del análisis socioeconómico para accesos a moratorias, y que se permita el acceso a la información registrada en la base de datos del organismo. También pidieron que puedan concretarse reclamos relacionados con el monto de los haberes y pedidos de pago de asignaciones familiares y prestaciones no contributivas.

Ya a mediados de marzo (antes del inicio del aislamiento obligatorio), la Anses decidió reprogramar los turnos para la atención personal, con lo cual desde ese momento comenzaron a quedar pedidos pendientes. En el caso de quienes piden ser atendidos para empezar el trámite de la jubilación, el día en el que llaman para obtener un turno (más allá de que la fecha inicialmente otorgada sea luego reprogramada), es el día a partir del cual comienza a devengarse el beneficio previsional. Esto significa que luego cobrarán, en concepto de retroactivo, el monto correspondiente a los haberes generados entre ese momento del llamado y el momento en que cobran por primera vez. Si embargo, la espera será siempre mayor a la habitual y los ingresos devengados durante ese período no reciben actualización alguna, por lo que van perdiendo valor a causa de la inflación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.