Relajado ante inversores, Nielsen describió cuáles serían los ejes de la política económica de Alberto Fernández

Guillermo Nielsen al llegar anteayer a Hacienda para reunirse con el ministro Lacunza
Guillermo Nielsen al llegar anteayer a Hacienda para reunirse con el ministro Lacunza Fuente: Télam - Crédito: Osvaldo Fanton
Javier Blanco
(0)
23 de agosto de 2019  • 19:24

Si llega al Gobierno, Alberto Fernández se sentará a hablar con los acreedores de la Argentina para lograr un reperfilamiento negociado de los vencimientos de deuda y aprovechará la expectativa mundial que hay sobre Vaca Muerta para enviar rápidamente al Congreso un proyecto de ley que deje en claro que se fomentará la inversión extranjera para la explotación de ese recurso, lo que permitirá reforzar una "voluntad de pago" que deberá estar adecuada a la "capacidad de pago" del país.

Las definiciones corresponden a Guillermo Nielsen, uno de los principales referentes económicos del candidato del Frente de Todos, y surgen de una presentación ante inversores y operadores del mercado local que hizo esta mañana en las oficinas que la Maxinta Valores tiene en la City Porteña.

Nielsen había tomado este compromiso como parte de su trabajo de consultor antes de que el resultado electoral de las PASO le concediera centralidad mediática. Y aunque caviló en algún momento si cumplirlo o no, esta mañana se presentó a la charla.

Allí, en un ambiente relajado, desgranó una serie de definiciones de importancia sobre la economía que vendrá, en caso de que el candidato más votado en las últimas PASO ratifique ese apoyo en las generales de octubre.

Según pudo reconstruir LA NACION de consultas con asistentes, Nielsen dijo que:

  • La voluntad de honrar la deuda de la eventual administración es "total". "Sólo deberá adecuarse a la capacidad de pago", lo que podría dar lugar a un "reperfilamiento" que se haría "bono por bono y sin quita". "Tiene que ser un proceso amistoso", insistió.
  • Que la prioridad 1 de una administración Fernández será Vaca Muerta. "Buscaremos que la revolución del shale oil "que tomó 15 años en Estados Unidos pueda se realidad aquí en un tercio de ese tiempo". Para dejar en claro esa prioridad se prevé "mandar una ley al Congreso los primeros días de gobierno para fomentar la inversión extranjera allí. Contemplará una reducción en la alícuota de ganancias y establecerá que lo que obtengan por exportaciones podrá quedar en un fideicomiso en Nueva York. Lo que buscaremos es convertir al país en un activo exportador de petróleo, gas y shale gas", una señal que se buscará robustecer licitando "un gasoducto para exportar a San Pablo".

Nilsen también anticipó que buscarán tener un tipo de cambio menos volátil, algo para lo que se reinstalará el "encaje" para desalentar el ingreso de capitales financieros especulativos, en alusión a la medida dispuesta en los meses previos a la renegociación de la deuda de 2005, cuando acompañaba en la gestión al exministro de Economía Roberto Lavagna. Y adelantó que volverán a implantarse plazos para la liquidación del resto de las exportaciones en el mercado local de cambios.

Además, admitió que buscarán morigerar la inflación mediante un acuerdo de "precios y salarios", aunque lo reconoció como un "atajo". "En el fondo es un problema que se resuelve con una sana política monetaria que puede ser restrictiva pero no debe ahogar a la actividad", dijo en alusión crítica a las actuales tasas de referencia de la economía.

En cuanto a posibles reformar descartó la posibilidad de encarar alguna en el sistema previsional, porque "ya Macri quemó esa posibilidad", pero señaló que buscarán alguna reforma laboral, algo sobre lo que ya están "avisados los sindicatos".

Por último, Nielsen habló de algunas de las definiciones de la reunión que, junto su colega Cecilia Todesca, mantuvo en la semana con el flamante ministro de Hacienda, Hernán Lacunza.

"Le pedimos que no nos deje bombas de tiempo, aunque sabemos que algunas -como la que constituyen las Leliqs- nos van a tocar", señaló. Consultado por los asistentes, reconoció que hicieron especial mención al congelamiento petrolero ya que es un sector 100% dolarizado, razón por la cual le sugirieron al Gobierno que vaya pensando en ir hacia un "descongelamiento progresivo" en los próximos meses.

Y reveló que criticaron la quita de IVA a los alimentos por mal implementada: "Tendrían que haber hecho reintegros de IVA vía tarjetas" para que sea menos regresivo y evitar además que algunos aprovechen las zonas grises para apropiarse del impuesto.

Dijo que, como contrapartida, le aseguraron al ministro que procurarán emitir "señales de tranquilidad" para que esta etapa se transite con los menores costos posibles.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.