Repsol terminó de vender los bonos que recibió por YPF

Entre la venta de los títulos y de las acciones que todavía le quedaban en la petrolera, el grupo recaudó US$ 6309 millones
(0)
24 de mayo de 2014  

Repsol terminó ayer de cerrar sus negocios en la Argentina, al vender los últimos bonos que le quedaban como parte de la compensación que recibió del gobierno de Cristina Kirchner por la expropiación de YPF. La petrolera española finalmente se hizo más de 6300 millones de dólares por el 51% de las acciones que tenía en la compañía argentina.

"Repsol ha finalizado el proceso de desinversión de sus activos en la Argentina con la venta a JP Morgan Securities de los títulos Boden 2015 que aún mantenía, por valor nominal de 117,36 millones de dólares, y que formaba parte de los medios de pago de la compensación por la expropiación del 51% de YPF y de YPF Gas", informó Repsol en un comunicado.

La estatización en 2012 de las acciones que Repsol tenía en YPF había llegado a provocar fuertes fricciones diplomáticas entre Madrid y Buenos Aires. Sin embargo, a comienzos de este año, el gobierno argentino llegó a un acuerdo con la petrolera española, que incluyó la mediación de la petrolera mexicana, también accionista de Repsol, Pemex.

Ayer, el grupo español, que ya había vendido varios paquetes de títulos en los últimos días, explicó haber "obtenido unos ingresos totales de 4997,2 millones de dólares", con lo que quedó "extinguida la deuda de 5000 millones de dólares reconocida por la Argentina".

Además, Repsol vendió el 0,48% de las acciones que mantenía en YPF, tras haber cedido antes el 11,86%. La venta de ese 12,34% de acciones le reportó 1311 millones de dólares que, agregados a la venta de bonos argentinos, suman 6309 millones de dólares. "Los ingresos procedentes de estas operaciones refuerzan la solidez financiera de la compañía", subrayó el grupo.

Repsol logró así una salida honorable y, sobre todo, rápida en sólo semanas, del conflicto en que estaba inmersa con el gobierno argentino desde hace dos años. En tiempo récord, sacó un riesgo de su balance: la deuda argentina está clasificada en categoría especulativa por las tres principales agencias de calificación, un factor preocupante para los inversores incluso si el acuerdo cerrado entre la Argentina y Repsol el 25 de febrero preveía que en caso de default, Buenos Aires debía pagar de todos modos.

El mercado y los analistas reaccionaron de forma positiva a esta venta. Y las agencias de calificación, que pensaban que el grupo español tardaría más en monetizar las obligaciones argentinas e ingresaría menos dinero, alabaron la resolución del asunto.

De esta manera, la calificadora Moody's elevó el martes un escalón, de Baa3 a Baa2, su nota de solvencia de Repsol, uniéndose a las reacciones positivas de las otras dos grandes agencias: Fitch, que había subido un escalón su nota de BBB- a BBB con perspectiva positiva, y Standard & Poor's, que mejoró la perspectiva de su nota de estable a positiva.

¿Qué hará ahora Repsol con este dinero? Su director financiero, que hace dos semanas recordaba que "el grupo ha vivido en los dos últimos años una situación realmente estresante debido a la expropiación de YPF", dio algunas pistas recientemente. En el programa, "una o varias adquisiciones", afirmó. "Estamos buscando empresas o activos", sobre todo "en el seno de la OCDE", precisó.

El 24 de abril pasado, la Cámara de Diputados aprobó y convirtió en ley el acuerdo entre el Gobierno y Repsol por la expropiación del 51% de las acciones de la petrolera en YPF, después de un debate de 16 horas y casi un año después de la decisión del Gobierno de tomar el control de YPF mediante el Estado nacional y las provincias.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.