Sztajnszrajber: "El autoengaño tiene un límite y lo vimos este domingo, en las elecciones"

Diego Sehinkman (LA NACION) y el filósofo Darío Sztajnszrajber hablaron sobre tecnología y posverdad
Diego Sehinkman (LA NACION) y el filósofo Darío Sztajnszrajber hablaron sobre tecnología y posverdad Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Malavolta
Martina Lombardini
(0)
15 de agosto de 2019  • 11:57

El otro es prioritario. Con esa premisa articuló sus argumentos Darío Sztajnszrajber, licenciado en filosofía, en un mano a mano con Diego Sehinkman, conductor de LN+, durante el evento El desafío de generar confianza, que se lleva a cabo hoy en el auditorio del Malba.

"Para que haya democracia, nadie se puede creer el dueño de la verdad. Parece interesante repensar algunos puntos: ¿es compatible la idea de verdad fuerte con un sistema democrático, o la democracia necesita que el otro pueda tener razón?", cuestionó el filósofo.

"El otro es prioritario. Si la política no tiene que ver con el otro, no es política sino negocio. El gran ausente de la política moderna es el otro", resaltó más adelante. Luego, pasó a la cuestión de la verdad y el engaño. "En nombre de la verdad se cometieron grandes exterminios de la historia, que no fueron en nombre de la mentira", recordó el filósofo.

Sobre el autoengaño, Sztajnszrajber dijo que "el límite es uno mismo", porque deja abierta una fisura donde uno se ve a sí mismo. "Eso tiene un límite, lo tuvo el domingo: se puede estar en la 'mejor situación económica', pero abrís la heladera y no tenés para comer", resumió.

"Hay otros que piensan diferente y la data que tiene el otro puede generar la propia transformación. El único que te permite moverte de lugares enquistados es el que no piensa como vos", sostuvo luego el filósofo.

En la misma línea, destacó que el otro es esencial para la construcción de una democracia. "Si la democracia no tiene que ver con el otro, pierde su naturaleza", dijo, y agregó que la posverdad aparece como un horizonte que se abre en este tiempo y que también permite pensar.

El agro en el centro de la posverdad

Antonio Aracre (Syngenta) habló del desafío de construir confianza en el sector del agro
Antonio Aracre (Syngenta) habló del desafío de construir confianza en el sector del agro Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Malavolta

"Hace tiempo que los que estamos vinculados al agro sentimos una brecha entre el aporte tecnológico del trabajo, de divisas y de tecnología que hacemos al país, y la mirada que nos devuelve la sociedad cuando nos encuestamos frente a un público urbano", confesó Antonio Aracre, director general de Syngenta para Latinoamérica Sur, en la apertura del evento.

También hizo una crítica a las instituciones. "La gente está defraudada porque siente que se le miente, porque no hay honestidad en el discurso y hay mucha contradicción", comenzó Aracre. Siguió: "Sobre todo porque en general el liderazgo de cualquier índole subestima al público y piensa que hablando 'difícil' puede embaucar a la gente que supuestamente no entiende de tecnicismos".

Luego, se metió en el escenario electoral. "Nos llevamos una sorpresa con el resultado del domingo, y me parece que esto también tiene que ver con la confianza, las encuestas y qué es lo que escuchamos del otro", resumió.

A modo de ejemplo, señaló que en las redes sociales los usuarios se ponen contentas cuando reciben "me gusta", pero son siempre las mismas personas las que los dan. "No sabemos lo que piensa el otro de nosotros y cuántos son los que están del otro lado. Eso es lo que, desde el agro, queremos empezar a romper", concluyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.