Tarifas: no habrá más subas de luz ni transporte y se compensarán con subsidios

Crédito: Getty Images
Aplica para los tramos que corresponden a la Nación; llaman a las provincias a adherir; la Ciudad anunció que no aumentará el subte
Sofía Diamante
(0)
18 de abril de 2019  

Entre los anuncios que el Gobierno realizó ayer en su batería de medidas para contener la inflación y reactivar el consumo se incluye no aumentar más las tarifas de luz, gas y transporte hasta fin de año. La medida no genera un impacto inmediato, porque la mayoría de los incrementos de tarifas ya se habían aplicado en el primer cuatrimestre, pero descarta la posibilidad de nuevos aumentos significativos "para las familias", como se había estimado para bajar el gasto en subsidios. Aun así, los economistas ponen en duda que el anuncio se pueda cumplir si sube la cotización del dólar, ya que los costos de las tarifas están expresados en esa moneda.

Una aclaración que el Gobierno se aseguró de realizar es que el anuncio tiene efecto para los tramos de las tarifas que dependen de la administración nacional. "Si en los próximos meses, un usuario ve un aumento en su factura de gas o de electricidad, o en el precio del boleto de colectivo, se deberá a una decisión de su gobierno provincial o municipal", indicó la presentación que se difundió.

Por ejemplo, en los casos del gas y de la luz, la medida solo aplica al componente de las boletas que incluye el insumo o la generación de electricidad, que igualmente es lo más costoso en las facturas.

Por lo tanto, una tarifa que está compuesta por tres partes (el valor del insumo, el costo de transportarlo y la distribución), el mayor peso de la boleta se mantendrá inalterable, pero la factura podría sufrir incrementos por las actualizaciones en el costo del transporte y la distribución, que dependen de las provincias.

En lo que se refiere a las tarifas de luz, que tuvieron un incremento del 26% en febrero y del 14% en marzo, se suspenderán los aumentos del 4% previstos para mayo y agosto, que ya se habían anunciado.

En el caso del gas, la Secretaría de Energía había establecido un alza del 29% a partir de este mes, pero se aplicará en tres etapas: 10% en abril, 9,1% en mayo y 7,5% en junio. Esta suba escalonada se mantendrá. Sin embargo, el Gobierno ya había anunciado la posibilidad de diferir, a partir de junio, un 22% del costo total de la boleta para los meses de verano, cuando el consumo de gas baja hasta cinco veces menos de su demanda en invierno. Esto tendrá un costo fiscal de $4500 millones.

"El aumento aplicado desde abril y escalonado en tres meses es el último del año", dice el informe difundido ayer, descartando definitivamente que haya nuevos incrementos luego de las elecciones presidenciales.

Por el lado del transporte, el Gobierno indicó que no habrá más aumentos en los colectivos y trenes metropolitanos, ni en los peajes que dependen del Estado nacional, por el resto del año. Sin embargo, podría haber subas en el transporte que circula en una misma jurisdicción.

En la ciudad de Buenos Aires, el jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, se sumó a los anuncios y suspendió el alza en la tarifa de subte que se iba a realizar en mayo. El valor del servicio, que desde noviembre pasado aumentó entre $1 y $2,50 cada mes, iba a subir de los actuales $19 a $21.

Finalmente, el Gobierno indicó que las operadoras de telefonía celular aceptaron mantener el precio de las líneas prepagas durante cinco meses, hasta el 15 de septiembre. "La medida beneficia a 35 millones de líneas activas", señalaron.

Reparos de analistas

Para Gabriel Caamaño, economista de la consultora Ledesma, es un anuncio "fuerte", sobre todo si se tiene en cuenta que en el último staff report del Fondo Monetario Internacional (FMI) se había señalado que la recaudación viene por debajo de lo esperado y el Gobierno necesita cumplir con la meta de equilibrio fiscal.

"Una de las opciones para ajustar eran los subsidios, y esto tira por la borda esa posibilidad. Por lo tanto, ¿habrá un ajuste adicional por otro lado, se la juegan a que el desvío que estima el Fondo no se produzca o están negociando otro waiver [exención]?", se pregunta.

"Ante un caso donde se viera comprometido el cumplimiento del acuerdo, estaba ese margen de aumentar tarifas para reducir los subsidios económicos", coincide Martín Vauthier, de la consultora EcoGo.

"Esto se puede sostener en la medida en que el dólar no se mueva más rápido. Si el tipo de cambio se acelera, como el costo de las tarifas está en dólares, se necesitan más pesos para financiar esos gastos y, entonces, ¿quién se hará cargo? Este mecanismo tiene un tema de credibilidad: se puede sostener en la medida en que el tipo de cambio se mantenga dentro de la zona que proyectan", agrega. Además, señala que el objetivo principal fue "dar previsibilidad de que no iba a haber más aumentos de servicios".

Guido Lorenzo, economista de la consultora LCG, coincide en que "si se dispara el dólar, las tarifas van a subir. La parte de distribución y transporte se actualiza por el índice de precios mayoristas. Acá no vemos que vaya a haber un congelamiento. Si el dólar sube, la medida tendrá un costo mayor en subsidios de aproximadamente 0,15% del PBI. En este caso, el Gobierno deberá reevaluar todo", concluyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.