Turbulencia: el mundo de las finanzas, entre el plan estratégico y la incertidumbre de corto plazo

Tasas, créditos y el sistema bancario, bajo el análisis de quienes manejan los números; qué deben tener en cuenta los gerentes financieros en el nuevo contexto
Tasas, créditos y el sistema bancario, bajo el análisis de quienes manejan los números; qué deben tener en cuenta los gerentes financieros en el nuevo contexto
(0)
11 de julio de 2018  

En medio de la turbulencia, los directivos se enfocan en atravesar la tormenta y monitorear sus balances. "El contexto cambia la conducta del CFO, porque pasa a cubrir su patrimonio, posicionándose en dólares y tratando de cerrar la reserva de valor en moneda extranjera", confirmó Santiago Mignone, socio director de PwC Argentina. Junto a Juan Curutchet, presidente de Banco Provincia, y Pablo Miedziak, CFO de San Antonio Internacional y miembro del directorio del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), intentaron explicar el panorama de las finanzas a partir de los cambios en la economía.

Los tres integrantes del panel, moderados por Carla Quiroga, periodista de LA NACION, festejaron el cambio de autoridades en el Banco Central . "El programa está a la vista. La Argentina lleva diez meses seguidos de reducción del gasto público. En el marco institucional del acuerdo con el FMI , hay una enorme oportunidad", destacó Curutchet, quien llamó a los empresarios a no entrar en alerta. "El sistema bancario tiene mucha fortaleza para pasar la peor situación y mucha capacidad de recuperación", afirmó, y agregó: "Recordemos que no había siquiera crédito bancario en dólares y, en los últimos tres años, subió de US$3000 millones a US$15.000 millones".

El rol de los bancos será preponderante a la hora de recuperar el crédito, aplicar la tan esperada ley de financiamiento productivo sancionada por el Congreso y sacar provecho a la nueva calificación de mercado emergente. "Habilita un flujo de inversiones que antes estaba vedado. Se estiman entre US$3500 y US$7000 millones a lo largo del tiempo y esa plata permitiría financiamiento bancario para otros jugadores del sector privado", aseguró, optimista, Curutchet.

"En una empresa tenés que estar como un GPS, recalculando", reconoció Miedziak. Así es como eligió ejemplificar cómo los ejecutivos del sector privado se reponen ante las variables cambiantes de la economía: "No hay que estar preocupado, pero sí ocupado. Hubo un cambio de rumbo y lo que hay que hacer es recalcular con una nueva tasa de inflación esperada y con un nuevo tipo de cambio", destacó.

Mignone acompañó la reflexión de Miedziak, pero con una aclaración: "Tuvimos una crisis cambiaria, pero, desde el punto de vista financiero, no vivimos una crisis del sistema, porque no lo agarró con desequilibrios", sostuvo el consultor cuando Quiroga le preguntó si él y sus clientes estaban preocupados por las turbulencias cambiarias y el posterior acuerdo con el FMI.

Curutchet insistió en este punto al reafirmar que el sistema bancario es solvente y líquido, y destacó una línea de créditos que el banco anunció junto a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, que consiste en un paquete de $11.200 millones a prestar en condiciones más favorables que las que plantean las tasas de referencia.

"Lo que hay que empezar a mirar ahora es qué viene después, cuál es la expectativa, cómo se van acomodando las variables y si damos por concluido toda la actual coyuntura", agregó Mignone.

Ante el planteo de si es difícil hacer un plan de negocios para el mediano a largo plazo, Miedziak comentó que, en su caso, trata de tomar la mejor decisión posible con la información que posee en el momento. "Por lo general, lo que sucede es que, a mayor plazo, deberías tener un mayor riesgo y, por lo tanto, una mayor tasa. Ahora, lo que hizo Luis Caputo es construir una curva invertida", detalló y coincidió en que "el Central debería ir desarmando las Lebac".

Las altas tasas y el acceso al financiamiento aparecen como la gran incógnita de cara al segundo semestre y, sobre todo, para 2019, que es un año electoral. "Si uno mira los últimos días, la demanda de créditos tampoco ha bajado, sí la de los hipotecarios, porque el precio de las propiedades se ha enrarecido y nadie obtiene los pesos para comprar lo quería", evaluó Mignone. Ante el planteo , Curutchet reconoció que la demanda de los hipotecarios está cayendo, pero que la UVA está instalada, más allá de la coyuntura.

"El tema no es la UVA, sino la referencia del valor del inmueble. El problema es esa incertidumbre", reconoció, y detalló casos en los que la cuota del préstamo aumentó menos que un alquiler: "No conozco a nadie que diga 'me equivoqué, prefiero ser inquilino'". Por esto insistió en que el nombramiento de mercado emergente le permitirá a la Argentina, a largo plazo, tener un mercado de capitales más profundo y dinámico para garantizar el mantenimiento y el crecimiento del crédito bancario. "En el caso particular de las hipotecas, nos permitiría securitizar los instrumentos y, por lo tanto, volver a alimentar la rueda", explicó.

En su análisis Curutchet aseguró que la Argentina podría estar en un nivel de 100.000 hipotecas al año. "Es mucho, pero el efecto es acumulativo. Una enorme parte del déficit habitacional se resuelve con mecanismos de mercado", describió, y subrayó que se trata de un sistema en el que nadie le regala nada a nadie, a diferencia de otros tiempos: "Al banco viene una persona que no necesita conocer a nadie en particular, pasa, presenta su certificación de ingresos y tiene lo que merece. Esa es la única forma de que la sociedad crezca y aprenda", afirmó.

A la hora de plantear si se está ante la última oportunidad del Gobierno, Miedziak prefirió rotular esta etapa de la gestión del presidente Mauricio Macri como "punto de inflexión". Y evaluó: "En estos últimos seis meses hubo muchos cambios de rumbo que terminaron en falta de credibilidad del Gobierno".

Para Mignone, el cambio en la dinámica llevará a una mayor consistencia en la política monetaria y la política fiscal: "Cito a Caputo al decir 'gracias a Dios que nos pasó esto'. Sirvió para arreglar variables que estaban relajadas y eso da certidumbre respecto de la capacidad del sistema financiero y del Banco Central de actuar en política monetaria", dijo, y coincidió, así, con la mirada de su colega del IAEF, quien concluyó: "Hoy, en el Central hay alguien que ya trabajó en ver cómo ir bajando las tasas en pesos y tenemos un ministro de Hacienda con un rol más importante. La situación no va a ser igual y el Gobierno tiene la chance de salir fortalecido".

El desafío de los CFO

Santiago Mignone

"En los últimos meses tuvimos una crisis cambiaria, pero, desde el punto de vista financiero, no fue una crisis del sistema, porque no nos agarró con desequilibrios"

Juan Curutchet

"El sistema bancario argentino tiene mucha fortaleza para pasar la peor situación y mucha capacidad de recuperación"

Pablo Miedziak

"En los últimos seis meses hubo muchos cambios de rumbo que terminaron en falta de credibilidad del gobierno de Mauricio Macri"

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.