Vaca Muerta. Las petroleras piden estabilidad impositiva, cambiaria y regulatoria

Florencia Donovan, Nidia Álvarez Crogh (Equinor), Daniel De Nigris (Exxon Mobil) y Sean Rooney (Shell).
Florencia Donovan, Nidia Álvarez Crogh (Equinor), Daniel De Nigris (Exxon Mobil) y Sean Rooney (Shell).
Sofía Diamante
(0)
12 de junio de 2019  • 17:06

NEUQUÉN.- Vaca Muerta fue el foco principal del Precoloquio de IDEA , que se realiza por primera vez en esta ciudad. Empresarios de todos los sectores se reunieron en la capital neuquina para escuchar de boca de los petroleros cuáles son los desafíos del reservorio y qué necesita para desarrollarse. La respuesta no les fue ajena: estabilidad y abrir nuevos mercados para ganar escala fueron las respuestas en las que coincidieron los ejecutivos de las empresas petroleras internacionales y nacionales.

"Vaca Muerta es una fuente de riqueza natural de la Argentina, que demanda mucha inversión y tecnología y que derramará riqueza en otras industrias ", dijo Nidia Alvarez Crogh, presidente de Equinor Argentina, la petrolera estatal de Noruega, pero advirtió que el país compite con otros proyectos dentro del portafolio de la petrolera.

"Cuando decidimos invertir en la Argentina, necesitamos hacerlo apoyados en ciertos pilares de estabilidad, como son el impositivo, cambiario y regulatorio. Cuando estas condiciones cambian, le hacen perder competitividad a los proyectos argentinos dentro de nuestro portafolio. Por eso es importante que haya predictibilidad, independientemente del partido que esté en el gobierno", añadió.

Daniel De Nigris, country manager de ExxonMobil, empresa que acaba de anunciar su pase a desarrollo de un bloque en Vaca Muerta, coincidió en que compite con otros proyectos internos de la petrolera para atraer capital. "Tenemos que poder competir con otros proyectos no convencional para atraer capital para desarrollarlos de forma masiva. Para ello es importante mantener y continuar desarrollando políticas públicas y de Estado que generen ese marco de estabilidad. Las condiciones iniciales están dadas. Tenemos probado que el recurso es competitivo con respecto a otras cuencas donde esta la empresa presente", explicó.

Sean Rooney, presidente de Shell Argentina, otra empresa que anunció recientemente una inversión de $3000 millones en Vaca Muerta, hizo hincapié en la necesidad de mejorar la infraestructura para ser más competitivos. "No solo se necesita el tren [de Bahía Blanca a Vaca Muerta], sino también ampliar los oleoductos y las transmisión de electricidad", dijo, y justificó las inversiones en el país: "Vaca Muerta tiene potencial a nivel mundial. No hay nadie que dude que la Argentina es un lugar donde debemos hacer inversiones".

Luego fue el turno de hablar de los representantes de las petroleras locales, que estuvieron también moderados por Florencia Donovan, columnista de LA NACION. Marcos Bulgheroni, CEO de Pan American Energy (PAE), habló sobre la necesidad de conectarse con el mundo para abrir los mercados. "La llave para abrir ese potencial será la planta de gas natural licuado (GNL). Necesitamos tenerla en el Atlántico y en el Pacífico, para exportar por los dos lados. Nuestro gran competidor será Estados Unidos, que está creciendo como productor", dijo.

"La industria tiene la ventaja y desventaja que tenemos que pensar en el largo plazo. La decisión de embarcarse en una aventura como la inversión de la planta de GNL es una fortuna, porque acá no hay otra opción. La magnitud de la inversión nos obliga a trabajar a todos los actores del sector juntos, porque ningún jugador lo puede hacer solo. Esto alinea nuestros objetivos", agregó.

Miguel Ángel Gutiérrez, presidente de YPF , puso en números el potencial de Vaca Muerta: "Actualmente se producen de la cuenca neuquina, entre convencional y no convencional, 230.000 barriles diarios de petróleo. El año que viene esto aumentará 40%, lo que permitirá que se exporten 67.000 barriles diarios solo de la cuenca neuquina. Tenemos todo en orden para empezar un proceso de exportación consistente".

También se refirió a la necesidad de invertir en la planta de licuefacción. "Es el proyecto de inversión más importante que tiene la Argentina. En el mediano plazo hay que desplazar el GNL que importamos. Para ello es necesario construir los ductos que sean necesarios y tener todo listo por lo menos para el invierno de 2021", comentó.

Finalmente, cerró el panel Carlos Ormachea, presidente y CEO de Tecpetrol, la petrolera del Grupo Techint. "Hoy hay US$3600 millones de energía que están suministrados localmente y que antes se importaban. Esto afecta positivamente a la balanza comercial. También es más barata. Si la importáramos, sería US$1700 millones más caro: US$700 millones de ahorro los captura el sector industrial por la baja en el costo y los otros US$1000 millones se ahorran entre el Estado y las provincias. Vaca Muerta no es una potencialidad, ya es una realidad absoluta", concluyó.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.