A los dos Boeing que se cayeron les faltaban dos medidas claves de seguridad

Tanto al avión de Ethiopian Airlines, que se estrelló el 10 de marzo y como al de Lion Air carecían de dos medidas de seguridad claves en sus cabinas
Tanto al avión de Ethiopian Airlines, que se estrelló el 10 de marzo y como al de Lion Air carecían de dos medidas de seguridad claves en sus cabinas Fuente: Reuters
Hiroko Tabuchi
David Gelles
(0)
21 de marzo de 2019  • 09:45

NUEVA YORK.- Mientras los pilotos de los aviones de Boeing 737 MAX 8 de Ethiopia Airlines y de la indonesia Lion Air luchaban por controlar sus aeronaves, carecían de dos medidas de seguridad importantes en sus cabinas. Una razón: Boeing cobra extra por ellas.

Para Boeing y otros fabricantes de aeronaves, la práctica de cobrar para actualizar un avión estándar puede ser lucrativa. Las principales aerolíneas de todo el mundo deben pagar generosamente para que los jets que ordenen se ajusten con complementos personalizados.

A veces, estas características opcionales implican estética o comodidad, como asientos premium, iluminación elegante o baños adicionales. Pero otras características involucran sistemas de comunicación, navegación o seguridad, y son más fundamentales para las operaciones del avión.

Muchas aerolíneas, especialmente las aerolíneas de bajo costo como Lion Air, han optado por no comprarlas, y los reguladores no las requieren.

El logotipo de Boeing se muestra en la Feria y Exposición de Aviación Empresarial de América Latina (LABACE) en el aeropuerto de Congonhas en San Pablo, Brasil
El logotipo de Boeing se muestra en la Feria y Exposición de Aviación Empresarial de América Latina (LABACE) en el aeropuerto de Congonhas en San Pablo, Brasil Fuente: Reuters

Ahora, después de los dos accidentes mortales que involucran el mismo modelo de avión, Boeing hará que una de esas características de seguridad sea estándar como parte de una solución para que los aviones vuelvan a volar.

Aún no se sabe qué causó la caída del vuelo 302 de Ethiopian Airlines el 10 de marzo pasado y del vuelo 610 de Lion Air cinco meses antes, ambos después de despegues erráticos. Pero los investigadores están analizando si un nuevo sistema de software agregado para evitar las llamadas entradas en pérdidas ( stalls) en la serie 737 Max de Boeing puede haber sido en parte culpable de la tragedia.

Los datos defectuosos de los sensores en el avión de Lion Air pueden haber causado el mal funcionamiento del sistema, conocido como MCAS, por las autoridades que investigan al sospechoso de accidente.

Ese sistema de software toma lecturas de dos dispositivos con forma de vara, llamados sensores de ángulo de ataque, que determinan cuánto está apuntando la nariz del avión hacia arriba o hacia abajo en relación con el aire que se aproxima. Cuando el MCAS detecta que el avión está apuntando hacia un ángulo peligroso, puede empujar automáticamente hacia abajo la nariz del avión en un esfuerzo para evitar que el avión se detenga.

Los recientes accidentes de las aeronaves Boeing 737 MAX 8 en Etiopía e Indonesia plantean interrogantes sobre el lado negativo de tanta automatización
Los recientes accidentes de las aeronaves Boeing 737 MAX 8 en Etiopía e Indonesia plantean interrogantes sobre el lado negativo de tanta automatización Fuente: AP

Las características de seguridad opcionales de Boeing, en parte, podrían haber ayudado a los pilotos a detectar lecturas erróneas. Una de las actualizaciones opcionales, el indicador de ángulo de ataque, muestra las lecturas de los dos sensores. El otro, llamado luz de desacuerdo, se activa si esos sensores están en desacuerdo entre sí.

Boeing pronto actualizará el software MCAS, y también hará que el estándar de desacuerdo sea ligero en todos los nuevos aviones 737 Max, según una persona familiarizada con los cambios, que habló bajo condición de anonimato porque no se han hecho públicos. El indicador de ángulo de ataque seguirá siendo una opción que las aerolíneas pueden comprar.

The New York Times

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.