La policía desactivó los explosivos en la casa del sospechoso

Desmanteló los dispositivos hallados en el departamento de James Holmes, el presunto autor de la matanza en un cine donde murieron 12 personas
(0)
21 de julio de 2012  • 19:57

AURORA, Denver.- Una brigada entrenada en desarmar explosivos logró desactivar todos los artefactos dentro del departamento donde vivía el sospechoso de ser el autor de la masacre en un cine donde se estrenaba la última película de Batman, que dejó un saldo de 12 muertos y más de 50 heridos .

Con el mismo cuidado con el que se armó para la batalla, el presunto atacante colocó trampas explosivas en su departamento, con la intención de matar a los agentes que llegaran a investigar.

"¿Creen que estamos furiosos? Desde luego que estamos endemoniadamente furiosos'', dijo el jefe policial de Aurora, Dan Oates que enfatizó que esos explosivos habrían matado "a quien entrara''.

El jefe policial indicó que creen que ya han "eliminado las principales amenazas en el lugar" aunque todavía seguiran investigando posibles amenazas.

El jefe de la división de Denver de la agencia federal de investigaciones de EE.UU. (FBI), Jim Yacone, dijo que los equipos de desactivación se enfrentaban a "un ambiente extremadamente peligroso", como un cable conectado desde la puerta con varios dispositivos explosivos e incendiarios, por lo que "cualquiera que hubiese abierto la puerta hubiese muerto o resultado gravemente herido".

El sofisticado sistema de cables y detonadores del apartamento de Holmes llevó a unos 100 agentes más de 24 horas de lenta y cautelosa desactivación, para la que tuvieron que recurrir a una pequeña detonación y hasta a un robot controlado a distancia. Holmes ordenó por internet una gran cantidad de material en los últimos cuatro meses, incluida munición, indicó el jefe de policía de Aurora.

Con la ayuda del FBI, los investigadores han reconstruido parcialmente los hábitos de compra de Holmes, detectando los lugares en los que compró armas y municiones y los lugares de entrega de esas compras, tanto en su departamento como en su lugar de trabajo.

Oates dijo que esperan que en las próximas horas los residentes de los cuatro edificios aledaños al del apartamento de Holmes puedan volver a sus casas, en cuanto se retiren los elementos peligrosos y se pueda proceder con la recopilación de pruebas sin amenaza de explosión.

Los agentes han hallado explosivos, material incendiario, líquidos inflamables y otros elementos dentro de la vivienda que Holmes ocupaba desde mayo del 2011. Los jefes del operativo consideraron que Holmes actuó de manera "calculada y deliberada" para causar daño.

Robot antibomba

En una operación a control remoto por un escuadrón de bombas, un robot detonó un dispositivo explosivo dentro del departamento James Holmes , del joven de 24 años que había extendido por su casa un complejo sistema de cables y explosivos.

Las autoridades federales detonaron un explosivo pequeño y lograron cortar el cable de detonación del otro artefacto explosivo en el interior de la vivienda de James Holmes cerca de Denver, pero todavía restan varios artefactos explosivos, dijo la sargento de policía Cassidee Carlson, de la ciudad de Aurora. Carlson dijo que había trampas explosivas diseñadas para matar a la persona que abriera la puerta. Holmes vivía en el departamento del tercer piso.

"Es algo serio con lo que se enfrenta nuestro equipo'', precisó la oficial, que agregó que hay otros dispositivos que deben ser desarmados, pero están estudiando el lugar para saber si hace falta detonaciones controladas, lo que podría causar una fuerte explosión, estruendo y posibles incendios. "Permaneceremos en el lugar muchas horas, reuniendo pruebas y tratando de reducir riesgos", precisó.

Los agentes, que incluyen miembros del FBI y de la Oficina para el Control del Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego, han evaluado la situación dentro de la vivienda del sospechoso. Mediante robots y cámaras detectaron cables trampa, munición, posibles dispositivos explosivos y contenedores con líquidos.

La policía y los agentes federales quedaron sorprendidos por la sofisticación y elaboración de los dispositivos que se encuentran en el interior, que descartaron que estén unidos a temporizadores. Dentro de la vivienda se hallaron lo que parecen ser una treintena de morteros o munición de gran calibre.

El ataque, el peor en Estados Unidos desde la matanza de 33 estudiantes en la universidad Virginia Tech en 2007, ocurrió en la madrugada del viernes en el complejo Century 16. Allí hay 16 salas de cine y se proyectaba el estreno de El caballero oscuro (The dark knight rises), de la saga de Batman, al que habían acudido centenares de personas.

Agencias AFP, AP y Reuters

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.