Argentinas muy cerca del horror

Ignacio Colo
(0)
28 de noviembre de 2008  

Por cuestión de minutos, no estuvo en uno de los principales blancos de la ola de ataques. Por culpa de la burocracia india -o más bien gracias a ella-, la argentina Susana Balbo se vio obligada a retrasar su llegada a Bombay y se salvó de estar en el hotel Oberoi bajo las balas de los terroristas.

"Esta vez se ve que a mí no me tocaba", contó a LA NACION Balbo, que viajó a la India por negocios y que fue, junto con una turista que ayer emprendió su regreso a Buenos Aires, una de las dos argentinas que sobrevivieron al terror.

El caso de la turista, que prefirió mantener el anonimato, fue todavía más crítico. Estaba en el café Leopold en el momento mismo en que los terroristas abrieron fuego y logró protegerse y salir ilesa, según relató a LA NACION el cónsul argentino en Bombay, Fernando Ras. "En la conmoción del momento, perdió el celular, por lo cual demoró un tiempo en contactarse con su familia para informarles sobre su estado, pero ya consiguió hablar con su madre y su hermana", agregó.

Según informó el cónsul, los terroristas mataron a dos mozos indios del café y a alrededor de 10 clientes (extranjeros e indios), y después partieron rumbo al hotel Taj Mahal, situado muy cerca. La turista argentina, que ya tenía pasaje de vuelta para ayer, había ido a tomar algo al café Leopold para despedirse de algunos compañeros de viaje, que también lograron salvarse.

Lo de Susana Balbo fue mucho más azaroso porque estaba todo preparado para que ingresara en el hotel Oberoi poco antes del atentado.

Ella es una enóloga mendocina que estaba en un viaje de negocios por la India. "Tenía que viajar de Nueva Delhi a Bombay, pero las muestras de vino no entraron a tiempo por problemas de la aduana. Cambié mi pasaje para llegar a Bombay y en lugar de arribar a la tarde, como estaba previsto, el horario de llegada se pasó a las 22.30. Sin embargo, se ve que el piloto del avión tenía información de que algo estaba pasando, porque se quedó casi 2 horas sobrevolando la ciudad. Recién aterrizó pasada la medianoche", apuntó.

Para cuando llegó a Bombay, recogió sus valijas y se encontró con el chofer que la esperaba a la salida del aeropuerto. Por motivos obvios, Balbo, que ya conocía las trágicas noticias, eligió ir al Marriott.

Según contó la enóloga mendocina, podrían haber sido varios los argentinos presentes en el hotel en el momento mismo del ataque terrorista, pero la imprevista cancelación de un evento los terminó salvando. "Iba a haber un montón de argentinos en ese momento, que finalmente no fueron. Había una misión comercial mutisectorial organizada por la Fundación Export.ar que fue cancelada repentinamente. Yo no pude cancelar porque ya tenía todo organizado. Finalmente fui la única que viajó, pero originalmente iban a ser 10 o 12 argentinos los que tenían que alojarse en el hotel Oberoi", señaló.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.