Aunque parezca mentira, en estos lugares nadie escuchó hablar de la pandemia

La mitad de los migrantes en Somalía no habían escuchado hablar del nuevo coronavirus hasta la semana pasada
La mitad de los migrantes en Somalía no habían escuchado hablar del nuevo coronavirus hasta la semana pasada Crédito: AP
(0)
25 de junio de 2020  • 10:43

JOHANNESBURG.- Medio año después desde que se desató la pandemia es difícil imaginar que alguien, en cualquier lugar del mundo, no haya oído hablar del coronavirus. Sin embargo, hay algunas personas que desconocen el Covid-19.

Decenas de migrantes que llegan a Somalia le dicen a los trabajadores de las Naciones Unidas todos los días que no saben lo que es el coronavirus. Quienes trabajan en la Organización Internacional para las Migraciones, la agencia de migración de la ONU, entrevistan a personas en la frontera en Somalia y se enfrentan a una encrucijada en una de las rutas de migración más peligrosas del mundo.

Los trabajadores de la Organización Internacional para las Migraciones entablan preguntas simples: ¿Cuál es tu origen? ¿Cuál es tu destino? ¿Por qué estás yendo? Pero después de que se confirmaron las primeras infecciones en Somalia, se agregó una nueva: ¿Cuántas personas de su grupo conocen el coronavirus?

Hasta la semana pasada, el 51% de las 3471 personas rastreadas dijeron que nunca habían oído hablar de Covid-19. "La primera vez que vi esto también me sorprendió mucho", dijo Celeste Sánchez Bean, gerente de programa de la agencia de la ONU con sede en la capital de Somalia, Mogadiscio.

Los hallazgos son un recordatorio del enorme desafío para llegar a todos en el mundo con información sobre la pandemia. Los migrantes a menudo son hombres jóvenes de zonas rurales de la vecina Etiopía. La mayoría no tiene educación y algunos son de comunidades donde el acceso a internet es bajo, explicó Bean.

En conversaciones pasadas que realizaron en la entidad, muchos inmigrantes ni siquiera sabían que se estaba librando una guerra en Yemen, el siguiente paso en su viaje. Con eso en mente, "no estoy muy sorprendido de que los niveles de conciencia del coronavirus todavía sean muy bajos", reconoció.

En cambio, se alegró de que la cantidad de personas que desconocen del coronavirus haya disminuido durante las doce semanas desde que se formuló la pregunta por primera vez, donde el desconocimiento llegaba al 88% de los migrantes.

Cualquier persona que no esté al tanto del coronavirus recibe una breve explicación de la pandemia, incluida la forma en que se contrae el virus y las descripciones de los síntomas y las medidas preventivas.

Lo que preocupa a Bean ahora son los hallazgos de la ruta de los migrantes a través de Somalia, un país desestabilizado por décadas de conflicto y que muestran infecciones por coronavirus. "Está muy claro para nosotros que los migrantes están en tránsito por áreas con casos confirmados", dijo. "Cuando tienes migrantes con tales niveles de desconocimiento, combinados con esto. no quiero decir peligroso, pero los migrantes se están poniendo en riesgo", advirtió.

Sumado a esto, ahora que la pandemia afecta a las economías locales, muchos migrantes no pueden encontrar un trabajo que les permita ahorrar dinero para su viaje. "Así que están luchando aún más que nunca", indicó Bean.

Pero la falta de conciencia sobre Covid-19 no se limita a los migrantes. "Escuché algo que suena como ese nombre, pero no lo tenemos aquí", contó Fatima Moalin, residente de la ciudad de Sakow, en el sur de Somalia. "Los musulmanes no contraen tal cosa".

Otros en las zonas rurales de Somalia, especialmente en las áreas en poder del grupo extremista al-Shabab vinculado a Al-Qaeda, rechazaron la existencia del virus. Las autoridades somalíes tienen acceso limitado a internet, pocas campañas de sensibilización e incluso restricciones de los extremistas a las comunicaciones con el mundo exterior.

Una evaluación reciente realizada por la agencia de migración de la ONU de personas desplazadas en la región separatista de Somalia encontró niveles "muy altos" de malentendido y algunas personas confundieron Covid-19 con una enfermedad transmitida por mosquitos o pensaron que un síntoma clave de la enfermedad respiratoria era diarrea.

Pero la mayoría de los encuestados estaban al tanto de la pandemia, en gran parte gracias a las transmisiones de radio, el boca a boca y los mensajes que se escuchaban en los servicios de telefonía móvil. "Poco a poco, la información está llegando allí", señaló Bean.

Agencia AP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.