Bolsonaro envía al Congreso un proyecto para abrir tierras indígenas a la minería

El presidente brasileño firmó el polémico proyecto
El presidente brasileño firmó el polémico proyecto Crédito: AFP / EVARISTO SA
(0)
5 de febrero de 2020  • 20:05

BRASILIA.- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro , firmó un polémico proyecto de ley que abre las tierras indígenas, muchas de ellas en la Amazonia, a las actividades mineras, agropecuarias y de generación eléctrica realizadas tanto por nativos como por terceros.

El proyecto, que aún no fue publicado, fue calificado como un "sueño" por el mandatario ultraderechista, pero es visto por líderes indígenas como parte de un "proyecto de genocidio", si bien debe ser aprobado aún por el Congreso.

"Espero que ese sueño se concrete. El indígena es un ser humano exactamente igual a nosotros, tiene corazón, tiene sentimiento, tiene alma, tiene deseo, tiene necesidades y es tan brasileño como nosotros", dijo Bolsonaro durante una ceremonia oficial en la que firmó el proyecto.

El texto reglamentará el artículo 231 de la Constitución sobre aprovechamiento de los recursos hidráulicos, la búsqueda y extracción de riquezas minerales en tierras indígenas, aunque ambas nunca tuvieron normas detalladas específicas.

Según el portal de noticias G1, determina por ejemplo que la actividad minera podrá ser realizada por "no indígenas", previa autorización de las comunidades nativas.

En un comunicado, la presidencia sostuvo que "son más de 31 años sin reglamentación de la minería y la generación de energía en tierras indígenas" y que esa "omisión" causó perdidas como "inseguridad jurídica, minería ilegal, el no pago de compensaciones financieras y tributos y graves riesgos a la vida".

"El gran paso depende del Parlamento. Vamos a sufrir presiones de los ambientalistas. Esa gente ligada al medio ambiente, si un día pudiese los confinaría en la Amazonía, ya que les gusta tanto el medio ambiente", dijo Bolsonaro.

Bolsonaro tiene aliados para lograr una mayoría en el Congreso, aunque muchos de sus proyectos fueron frenados allí. En este caso, puede ser determinante el apoyo de la poderosa bancada vinculada al agronegocio, que últimamente dio muestras de preocupación por las denuncias internacionales contra la deforestación de la Amazonía.

Unos 600 líderes indígenas brasileños reunidos en enero en el estado amazónico de Mato Grosso denunciaron que el gobierno impulsa un proyecto político de "genocidio, etnocidio y ecocidio".

La explotación económica de las riquezas en tierras indígenas ha sido una promesa de campaña de Bolsonaro que, según representantes de los pueblos originarios y de oenegés, explican el incremento de la violencia y la presión de mineros y madereros ilegales sobre esas zonas.

El gobierno sostiene que varios líderes indígenas de las más de 600 comunidades en Brasil apoyan sus proyectos.

Agencia AFP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.