Chernobyl flotante: Rusia puso en servicio su primer reactor nuclear en las aguas del Ártico

El "Académico Lomonósov" zarpó este viernes del puerto de Múrmansk, en el noroeste del país. Greenpeace lo llama el "Chernobyl flotante"
El "Académico Lomonósov" zarpó este viernes del puerto de Múrmansk, en el noroeste del país. Greenpeace lo llama el "Chernobyl flotante" Fuente: Reuters
Diario El País
(0)
23 de agosto de 2019  • 08:39

Su nombre oficial es Académico Lomonósov. Greenpeace lo llama el "Chernobyl flotante". Es la primera central nuclear flotante de Rusia, que tiene previsto zarpar este viernes del puerto de Múrmansk, en el noroeste del país, hacia la península de Chukotka, donde comenzará a operar en diciembre. Un viaje de 5.000 kilómetros hasta la punta oriental de la costa ártica rusa que ha disparado las alarmas de los ecologistas, que ven un riesgo innecesario de catástrofe nuclear.

El diseño y construcción del Académico Lomonósov ha durado una década y su periplo comenzó en abril de 2018, cuando salió a remolque de San Petersburgo rumbo a Múrmansk. La localidad está cerca de la remota base militar en la que murieron cinco personas por un accidente durante el ensayo de un misil nuclear, cuyos detalles son secreto de Estado, y que elevó los índices de radiación en una localidad cercana. Una coincidencia que ha alimentado el debate en torno al eventual impacto ambiental de un fallo de esta central flotante. Rosatom, la agencia atómica rusa, insiste en que el Académico Lomonósov no puede hundirse en ninguna circunstancia -ni siquiera en caso de desastre natural- y que incorpora enseñanzas del desastre de 2011 en Fukushima (Japón).

Las autoridades rechazan cualquier comparación con el caso de Chernobyl, la central soviética que sufrió en 1986 el peor accidente nuclear de la historia, y esgrimen la diferente potencia de los reactores nucleares: dos, de 35 MW cada uno, capaces de suministrar energía a una ciudad de unos 100.000 habitantes.

Greenpeace y otros grupos ambientalistas insisten, en cambio, en la amenaza que supone la instalación, que precisa ser remolcada, lo que hace más fácil que sea objetivo de un atentado terrorista. También cuestionan la necesidad de enviar estaciones nucleares flotantes para generar electricidad en regiones remotas. El Académico Lomonósov necesitará dentro de siete años un recambio del combustible nuclear, para lo que deberá ser remolcado nuevamente a Múrmansk, con el consiguiente gasto y amenaza de contaminación.

Alternativa al carbón

El navío tiene 140 metros de largo y 30 de alto y permite albergar a 342 personas, 80 de forma permanente y el resto en turnos rotatorios de mes y medio. Cuenta también con un gimnasio, una piscina y un bar, en el que no se sirve alcohol.

Las autoridades rechazan cualquier comparación con el caso de Chernobyl, la central soviética que sufrió en 1986 el peor accidente nuclear de la historia, y esgrimen la diferente potencia de los reactores nucleares: dos, de 35 MW cada uno, capaces de suministrar energía a una ciudad de unos 100.000 habitantes

Este tipo de ingenios nunca se ha producido masivamente. Será, de hecho, la primera planta nuclear flotante desde el MH-1A Sturgis, el reactor militar estadounidense que proveyó de electricidad al canal de Panamá entre 1968 y 1975, cuando se consideró que su mantenimiento era excesivamente caro. El proyecto para construir una planta nuclear flotante de la Westinghouse Electric en aguas costeras del Estado de Nueva Jersey en los años setenta fue abandonado por las protestas de la gente y la falta de consumidores.

Uno de los elementos de fondo del proyecto es el energético. Pevek, la ciudad portuaria en la península de Chukotka donde atracará el ingenio, recurre al carbón (traído desde las minas del distrito Zyrianka, en Yakutia) y a la antigua planta nuclear de Bilíbino para producir electricidad. El Académico Lomonósov, argumentan las autoridades, contribuirá precisamente a reducir las emisiones contaminantes -al frenar la quema de carbón- y a cerrar la obsoleta planta nuclear. Pevek tiene menos de 6.000 habitantes, pero necesita la energía para la industria minera de la zona, especialmente los yacimientos de oro.

Así es el 'Académico Lomonósov', el primer reactor nuclear flotante de Rusia

Uno de los elementos de fondo del proyecto es el energético. Pevek, la ciudad portuaria en la península de Chukotka donde atracará el ingenio, recurre al carbón (traído desde las minas del distrito Zyrianka, en Yakutia) y a la antigua planta nuclear de Bilíbino para producir electricidad
Uno de los elementos de fondo del proyecto es el energético. Pevek, la ciudad portuaria en la península de Chukotka donde atracará el ingenio, recurre al carbón (traído desde las minas del distrito Zyrianka, en Yakutia) y a la antigua planta nuclear de Bilíbino para producir electricidad Fuente: Archivo - Crédito: Getty Images - Lev Fedoseyev

Este tipo de ingenios nunca se ha producido masivamente. Será, de hecho, la primera planta nuclear flotante desde el MH-1A Sturgis, el reactor militar estadounidense que proveyó de electricidad al canal de Panamá entre 1968 y 1975, cuando se consideró que su mantenimiento era excesivamente caro. En
Este tipo de ingenios nunca se ha producido masivamente. Será, de hecho, la primera planta nuclear flotante desde el MH-1A Sturgis, el reactor militar estadounidense que proveyó de electricidad al canal de Panamá entre 1968 y 1975, cuando se consideró que su mantenimiento era excesivamente caro. En Fuente: Reuters - Crédito: Maxim Shemetov

El navío tiene 140 metros de largo y 30 de alto y permite albergar a 342 personas, 80 de forma permanente y el resto en turnos rotatorios de mes y medio. Cuenta también con un gimnasio, una piscina y un bar, en el que no se sirve alcohol
El navío tiene 140 metros de largo y 30 de alto y permite albergar a 342 personas, 80 de forma permanente y el resto en turnos rotatorios de mes y medio. Cuenta también con un gimnasio, una piscina y un bar, en el que no se sirve alcohol Fuente: Reuters - Crédito: Maxim Shemetov

Greenpeace y otros grupos ambientalistas insisten, en cambio, en la amenaza que supone la instalación, que precisa ser remolcada, lo que hace más fácil que sea objetivo de un atentado terrorista. El Académico Lomonósov necesitará dentro de siete años un recambio del combustible nuclear, para lo que
Greenpeace y otros grupos ambientalistas insisten, en cambio, en la amenaza que supone la instalación, que precisa ser remolcada, lo que hace más fácil que sea objetivo de un atentado terrorista. El Académico Lomonósov necesitará dentro de siete años un recambio del combustible nuclear, para lo que Fuente: Reuters - Crédito: Maxim Shemetov

Las autoridades rechazan cualquier comparación con el caso de Chernóbil, la central soviética que sufrió en 1986 el peor accidente nuclear de la historia, y esgrimen la diferente potencia de los reactores nucleares: dos, de 35 MW cada uno, capaces de suministrar energía a una ciudad de unos 100.000
Las autoridades rechazan cualquier comparación con el caso de Chernóbil, la central soviética que sufrió en 1986 el peor accidente nuclear de la historia, y esgrimen la diferente potencia de los reactores nucleares: dos, de 35 MW cada uno, capaces de suministrar energía a una ciudad de unos 100.000 Fuente: Reuters - Crédito: Maxim Shemetov

El diseño y construcción del Académico Lomonósov ha durado una década y su periplo comenzó en abril de 2018, cuando salió a remolque de San Petersburgo rumbo a Múrmansk. En la imagen, un empleado durante los trabajos de puesta en marcha, el 12 de abril de 2019
El diseño y construcción del Académico Lomonósov ha durado una década y su periplo comenzó en abril de 2018, cuando salió a remolque de San Petersburgo rumbo a Múrmansk. En la imagen, un empleado durante los trabajos de puesta en marcha, el 12 de abril de 2019 Crédito: Getty Images / Lev Fedoseyev

El "Académico Lomonósov" zarpó este viernes del puerto de Múrmansk, en el noroeste del país. Greenpeace lo llama el "Chernobyl flotante"
El "Académico Lomonósov" zarpó este viernes del puerto de Múrmansk, en el noroeste del país. Greenpeace lo llama el "Chernobyl flotante" Fuente: Reuters

Es la primera central nuclear flotante de Rusia, que tiene previsto zarpar este viernes del puerto de Múrmansk, en el noroeste del país, hacia la península de Chukotka, donde comenzará a operar en diciembre. En la imagen, un empleado trabaja en los preparativos del navío antes de que zarpe al mar de
Es la primera central nuclear flotante de Rusia, que tiene previsto zarpar este viernes del puerto de Múrmansk, en el noroeste del país, hacia la península de Chukotka, donde comenzará a operar en diciembre. En la imagen, un empleado trabaja en los preparativos del navío antes de que zarpe al mar de Fuente: Reuters - Crédito: Maxim Shemetov

Un viaje de 5.000 kilómetros hasta la punta oriental de la costa ártica rusa que ha disparado las alarmas de los ecologistas, que ven un riesgo innecesario de catástrofe nuclear
Un viaje de 5.000 kilómetros hasta la punta oriental de la costa ártica rusa que ha disparado las alarmas de los ecologistas, que ven un riesgo innecesario de catástrofe nuclear Fuente: Reuters - Crédito: Maxim Shemetov

El "Académico Lomonósov" zarpó este viernes del puerto de Múrmansk, en el noroeste del país. Greenpeace lo llama el "Chernobyl flotante"
El "Académico Lomonósov" zarpó este viernes del puerto de Múrmansk, en el noroeste del país. Greenpeace lo llama el "Chernobyl flotante" Fuente: Reuters

El Académico Lomonósov, argumentan las autoridades, contribuirá precisamente a reducir las emisiones contaminantes -al frenar la quema de carbón- y a cerrar la obsoleta planta nuclear
El Académico Lomonósov, argumentan las autoridades, contribuirá precisamente a reducir las emisiones contaminantes -al frenar la quema de carbón- y a cerrar la obsoleta planta nuclear Fuente: Archivo - Crédito: Getty Images - Lev Fedoseyev

RODRIGO FERNÁNDEZ - EDICIONES EL PAIS, S.L

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.