¿La vida urbana podrá sobrevivir a esta pandemia?