Conmoción en Perú: Alan García se suicidó cuando iban a detenerlo

Simpatizantes del expresidente García cantaron ayer el himno peruano frente al hospital en el que murió, en Lima
Simpatizantes del expresidente García cantaron ayer el himno peruano frente al hospital en el que murió, en Lima Fuente: AFP - Crédito: Luka Gonzales
El expresidente era investigado por lavado de activos y tráfico de influencias en el marco de la causa que se ramificó por toda la región; se disparó en la cabeza en su casa cuando la policía estaba por entrar para arrestarlo
(0)
18 de abril de 2019  

LIMA.- Luego de haber sido uno de los principales protagonistas de la política peruana en los últimos 40 años, el expresidente Alan García (1985-1990 y 2006-2011) no resistió la afrenta de la cárcel y se suicidó ayer de un disparo en la cabeza cuando iba a ser detenido por un caso de corrupción vinculado a la empresa brasileña Odebrecht. Su muerte generó una fuerte conmoción en Perú, donde los últimos cinco exmandatarios enfrentaron causas judiciales.

El Ministerio Público investigaba si el expresidente cometió delito de lavado de activos, tráfico de influencia y colusión, debido a sospechas de que recibió sobornos de Odebrecht para adjudicarle la construcción de una línea del subte de Lima.

Es el primer caso de un político de alto perfil en la región que se quita la vida mientras era investigado por presunta corrupción ligada a la trama Odebrecht. La próxima semana los fiscales que investigan a la elite política peruana entrevistarán en Brasil a Jorge Barata, el exgerente en Perú de la constructora, que deberá responder preguntas sobre García.

"Soy cristiano. Creo en la vida después de la muerte. Creo tener un pequeño sitio en la historia del Perú", había dicho García anteanoche en lo que ahora se interpreta como una despedida en la última entrevista periodística con la cadena RPP. "Ratifico la limpieza de mis actos y mi aversión a tener los millones que muchos creen que yo tengo", agregó García, de 69 años, que falleció en el hospital limeño Casimiro Ulloa, casi cuatro horas después de haberse disparado en el dormitorio de su casa del barrio de Miraflores. Seis policías se aprestaban a detenerlo y allanar su domicilio.

El ministro del Interior, Carlos Morán, ofreció detalles del suicidio. "Ingresó a su habitación y cerró la puerta. A los pocos minutos se escuchó el disparo de un arma de fuego y [la policía] lo encontró sentado con una herida en la cabeza", contó.

Al llegar al hospital, García tenía una herida de arma de fuego "con orificio de entrada y salida", según dijo el director del centro médico, Enrique Gutiérrez. Fue sometido a una operación, durante la cual sufrió una hemorragia cerebral masiva y por lo menos tres paros cardíacos.

El secretario del expresidente, Ricardo Pinedo, confirmó que García tenía entre cuatro y cinco armas en su vivienda, que le fueron regaladas por el Comando Conjunto de la Fuerzas Armadas. "Yo mismo le tramité las licencias", precisó.

Decenas de simpatizantes lloraban a las puertas del hospital tras conocerse la noticia del deceso. "García tomó una decisión de dignidad y de honor. Un acto de honor frente a una persecución fascista", señaló Mauricio Mulder, congresista de APRA, el partido al que pertenecía el exmandatario, que será velado en el local partidario en el centro de Lima.

García era también el presidente del partido, uno de los más antiguos de América Latina, fundado en 1924, originalmente de centroizquierda y que en el siglo XXI viró hacia la centroderecha.

Por el mismo caso en el que era investigado García fueron detenidos ayer el exministro de Transporte Enrique Cornejo, el exsecretario general de la Presidencia Luis Nava y el empresario Miguel Atala, y se dictaron órdenes similares contra otras cinco personas. "Ningún documento me menciona. Puedo decirles que yo no nací para robar. Sé que muchos peruanos lo creen porque así se ha repetido y es la manera de criminalizar a un político que les ganó dos veces a sus adversarios", dijo en la entrevista con RPP.

"Soy el hombre más investigado de Perú en los últimos 30 años y lo que tengo es absolutamente producto de mi trabajo, y así se ha demostrado", agregó.

El suicidio tuvo una gran repercusión en Perú. El actual presidente, Martín Vizcarra, señaló en Twitter: "Consternado por el fallecimiento del expresidente. Envío mis condolencias a su familia y seres queridos".

"Con mucha tristeza recibo la noticia de la trágica partida del expresidente", tuiteó Keiko Fujimori, líder opositora, en prisión preventiva por 36 meses por el caso Odebrecht.

El exmandatario Ollanta Humala, que también se encuentra involucrado en el escándalo de corrupción de la constructora brasileña y que, junto a su esposa, Nadine Heredia, estuvo nueve meses con prisión preventiva, escribió: "Mi familia y yo lamentamos el fallecimiento".

Antes de emitirse la orden de detención, García había dicho anteayer que no se asilaría ni escondería, en tácita alusión al frustrado asilo que había pedido a Uruguay en diciembre.

El exmandatario permaneció durante 16 días en la embajada uruguaya en Lima, donde había solicitado asilo "ante la inminencia de una orden de detención". El pedido fue rechazado por el gobierno de Montevideo.

La Justicia decidió luego impedirle salir del país durante un plazo de 18 meses. A fines del año pasado, tras abandonar la embajada uruguaya, García dijo que estaba a disposición de la fiscalía.

Agencias AFP, Reuters y AP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.