Coronavirus y cárceles: las medidas de protección a detenidos que aplicaron otros países

Manifestantes alrededor de la Cárcel del Condado de Cook , tocan sus bocinas para exigir la "liberación masiva" de detenidos
Manifestantes alrededor de la Cárcel del Condado de Cook , tocan sus bocinas para exigir la "liberación masiva" de detenidos Fuente: AP
(0)
29 de abril de 2020  • 16:11

La preocupación por cómo pueda propagarse el coronavirus en las cárceles no es solo argentina. En muchos países hay temor de que la entrada de la pandemia a los penales desate otra crisis y afecte a su vez al sistema sanitario general. ¿Qué medidas se están tomando para evitarlo?

EE.UU.

Estados Unidos tiene la población carcelaria más grande del mundo, unos 2,3 millones de personas. En medio de la pandemia del nuevo coronavirus, gobernadores, alcaldes, alguaciles y jueces han tomado medidas para reducirla, incluida la liberación anticipada de prisioneros, para reducir el riesgo de contagio. Nueva York anunció que la población carcelaria de la ciudad había caído al nivel más bajo desde 1946 luego de la liberación de más de 1400 reclusos considerados vulnerables a contraer la nueva enfermedad, y de "bajo riesgo" delictivo. En California, el gobernador Gavin Newsom frenó el traslado de prisioneros. en nueva Orleans, Louisiana, un juez de distrito ordenó la "liberación inmediata" de las personas encarceladas acusadas de cometer un delito menor. Otras medidas de esa naturaleza han sido anunciadas o implementadas en Florida, Minnesota, Nevada, colorado, Alabama, Pensilvania, Ohio, Texas, Maine, Oregon, Georgia o Michigan, según una compilación de Prision Policy Iniative.

FRANCIA

Ante el riesgo de propagación del coronavirus en las prisiones –que han registrado hasta ahora un escaso número de contaminados–, la Justicia tomó en marzo medidas excepcionales, que permitieron una reducción drástica del número de detenidos. Un prisionero por celda: el principio está inscripto en la ley sobre la detención individual desde 1875 en Francia. Pero, desde entonces, jamás fue respetada. La sobrepoblación en las prisiones incluso valió a Francia una condena de la Corte Europea de los Derechos Humanos en enero pasado. Ahora, por primera vez en 150 años, ese principio podría ser por fin aplicado en el marco de la crisis sanitaria. eso es lo que sugieren las cifras. en vísperas del confinamiento en Francia –el 17 de marzo– había unos 75.575 detenidos para 61.000 celdas. Un mes más tarde, después de las medidas gubernamentales, los 188 establecimientos penitenciarios franceses contaban con 62.650 detenidos. es decir, unos 10.000 menos que 30 días antes, con una tasa de ocupación de 103% contra 119% el 1º de marzo.

Manifestantes alrededor de la Cárcel del Condado de Cook , tocan sus bocinas para exigir la "liberación masiva" de detenidos
Manifestantes alrededor de la Cárcel del Condado de Cook , tocan sus bocinas para exigir la "liberación masiva" de detenidos Fuente: AP

ITALIA

La emergencia por el coronavirus dio lugar en Italia a un decreto que, para aliviar la tensión de las cárceles, vació a institutos sobrepoblados, con centenares de excarcelaciones por "riesgo de contagio" y motivos de salud, entre ellas, la de varios conocidos capos mafiosos. La última fue la de Pietro Pollichino, miembro de cosa nostra, la mafia siciliana, que se encontraba detenido en régimen de alta seguridad en la cárcel de Melfi. Condenado a 6 años y 8 meses por asociación para delinquir de tipo mafioso, Pollichino, de 78 años, ya antes de la epidemia había pedido la excarcelación por motivos de salud y fue beneficiado con el arresto domiciliario por un tribunal de potenza.

Con información de nuestros corresponsales Rafael Mathus Ruiz, Luisa Corradini y Elisabetta Piqué

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.