Coronavirus en China: la Inteligencia de EE.UU. investiga el origen en un laboratorio de Wuhan

Las agencias de Estados Unidos están trabajando sobre la teoría de que accidentalmente se filtró a la población de Wuhan
Las agencias de Estados Unidos están trabajando sobre la teoría de que accidentalmente se filtró a la población de Wuhan Fuente: AFP
(0)
18 de abril de 2020  • 19:14

Estados Unidos está investigando la teoría de que el coronavirusSARS-Cov2 fue creado en un laboratorio de Wuhan, China. Así lo reconocieron funcionarios del gobierno de Donald Trump. Además, sostuvieron que Pekín mintió cuando informó que se la propagación del virus comenzó de forma natural en un mercado de esa ciudad china.

Fuentes de las agencias de inteligencia de EE.UU le dijeron a la cadena CNN, que las investigaciones evalúan que el coronavirus se haya liberado de forma accidental en Wuhan o bien que alguien del laboratorio se haya contagiado, iniciando la cadena de contagios que hoy superan los 2,3 millones con 158.232 personas muertas.

La investigación fue sugerida por el propio presidente Donald Trump y sus colaboradores. El miércoles, el mandatario fue consultado sobre la información de inteligencia sobre el origen de laboratorio del coronavirus y dijo que Estados Unidos "está haciendo un examen exhaustivo de esta horrible situación que sucedió".

Además, según CNN, el jefe del Estado Mayor Conjunto, Mark Milley, reconoció esta semana que la inteligencia de los Estados Unidos está "analizando" la cuestión de si el nuevo coronavirus se originó en un laboratorio, pero que la evidencia parece indicar el (origen) natural. Pero no lo sabemos con certeza".

La misma suposición se encuentra en la trama del documental"El origen del coronavirus de Wuhan" de The Epoch Time. El documento audiovisual sostiene que, desde un principio, China ocultó el alcance real del virus e información clave que podría haber frenado su propagación por el mundo.

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, afirmó este viernes que el gobierno de Donald Trump está exigiendo respuestas de China después de que la nación elevó el número de muertes por coronavirus en Wuhan, en casi un 50% en las últimas horas.

Las autoridades chinas cambiaron el recuento de muertes en Wuhan por Covid-19 de 1.290 personas a 3.869, lo que encendió la alarma respecto a la validez de los informes de China sobre casos de virus en el país asiático.

"Lo que este gobierno ha hecho consistentemente, con respecto al Partido Comunista Chino, es exigir que se comporten de una manera que sea consistente con las normas internacionales", señaló Pompeo.

El cambio de cifras en el recuento de muertes de Wuhan se produjo después de que FOX News informó de que el brote de virus probablemente se originó en un laboratorio de Wuhan, no como una arma biológica sino como una manera para que China demuestre que sus esfuerzos para identificar y combatir virus son iguales o mayores que las capacidades de Estados Unidos, según fuentes informadas sobre las acciones de Beijing.

El brote de virus es un ejemplo de cómo el país no está siendo consistente con las normas internacionales al retener información y datos relacionados con el Covid-19 del resto del mundo antes de que se convierta en una pandemia, dijo Pompeo.

"Este régimen autoritario tenía información, tenía datos. Ahora está muy claro que el Partido Comunista Chino y la Organización Mundial de la Salud (OMS) no pusieron esa información en el espacio internacional como se requiere que lo hagan de manera oportuna", subrayó el funcionario de Trump. "Y el resultado de eso es que ahora tenemos esta pandemia global".

El laboratorio de biotecnología de Wuhan, eje de una polémica mundial

Situado entre las colinas que rodean la ciudad china de Wuhan, el edificio alberga el Centro de Cultivo de Virus, el banco de virus más importante de Asia donde se preservan mas de 1500 variedades, según su propio sitio web. Dentro del complejo se encuentra el primer laboratorio de Asia de alta seguridad capaz de manejar patógenos de clase 4 (P4), es decir virus peligrosos que se transmiten de persona a persona, como el ébola.

El laboratorio costó 300 millones de yuanes (US$ 42 millones) y se terminó en 2015 aunque no se abrió hasta 2018. El francés Alain Merieux, fundador de una compañía bio-industrial, asesoró en su construcción.

El instituto también tiene un laboratorio de nivel P3 que está operativo desde 2012.El laboratorio P4, de 3000 m2, está localizado dentro de un edificio cuadrado con un anexo cilíndrico, cerca de un estanque, al pie de una colina boscosa, en las afueras de Wuhan.

En una visita reciente, la AFP no vio actividad en el interior del edificio. Un cartel fuera del complejo indica "Fuerte Prevención y Control, No Tema, Escuche los Anuncios Oficiales, Crea en la Ciencia, No Difunda Rumores".

Cables de la embajada en China

En enero de 2018, dos años antes que el coronavirus Covid-19 se propagara por más de 180 países, funcionarios de la embajada de Estados Unidos en China advirtieron sobre el riesgo de seguridad en un centro de investigación que visitaron en Wuhan, la ciudad donde comenzó el brote de la enfermedad.

La información fue revelada por el periodista Josh Rogin en The Washington Post. "Dos años antes de que la nueva pandemia de coronavirus volcara el mundo, los funcionarios de la embajada de Estados Unidos. Visitaron varias veces un centro de investigación chino en la ciudad de Wuhan y enviaron dos advertencias oficiales a Washington sobre la seguridad inadecuada en el laboratorio, que estaba realizando estudios riesgosos sobre coronavirus de murciélagos. Los cables han alimentado las discusiones dentro del gobierno de EE.UU. sobre si este u otro laboratorio de Wuhan fue la fuente del virus, a pesar de que aún no han surgido pruebas concluyentes", escribió en su columna.

Según el cronista, dos años antes de la pandemia, la sede diplomática estadounidense en China tomó una iniciativa poco común. "En enero de 2018, la embajada de EE.UU. en Beijing dio el paso inusual de enviar repetidamente diplomáticos científicos de EE.UU. Al Instituto de Virología de Wuhan (WIV), que en 2015 se convirtió en el primer laboratorio de China en lograr el más alto nivel de seguridad internacional en investigación biológica (conocido como BSL -4)", explicó.

El rechazo de la OMS

Esta teoría profundiza la grieta por un lado, entre Donald Trump, y, por el otro, China, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y numerosos expertos.

El gobierno de Xi Jinping reaccionó a la información de la investigación que llevan a cabo las agencias de inteligencia y seguridad de Estados Unidos. Este jueves, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China insistió en que la OMS "dijo en múltiples oportunidades que no hay evidencia de que el nuevo coronavirus fuese creado en un laboratorio".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.