Israel planea intervenir los celulares para combatir el coronavirus

Netanyahu en una reunión con su gabinete de seguridad; el primer ministro necesita el apoyo del parlamento para llevar a cabo el plan
Netanyahu en una reunión con su gabinete de seguridad; el primer ministro necesita el apoyo del parlamento para llevar a cabo el plan Fuente: Reuters
(0)
16 de marzo de 2020  • 12:34

Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel, autorizó a sus servicios de seguridad a utilizar los datos de los teléfonos celulares para rastrear la ubicación de las personas que hayan contraído coronavirus.

Se trata de una acción sin precedentes. El plan de utilización de datos incluso les permitirá identificar a aquellos individuos que deban ser puestos en cuarententa por haber cruzado su camino con los infectados.

La idea aún no ha sido debatida no informada al público. Sin embargo, según una nota publicada por The New York Times, los datos que habían sido recopilados originalmente para combatir el terrorismo, serían utilizados como una herramienta más para tratar de hacer frente a la difícil situación de salud pública desatada por la pandemia.

Por el coronavirus, se suspendió el jucio por sospechas de corrupción y soborno a Netanyahu
Por el coronavirus, se suspendió el jucio por sospechas de corrupción y soborno a Netanyahu Fuente: Reuters

El recurso aún no está en marcha, ya que la petición de Netanyahu debe aún ser aprobada por el Subcomité de Servicios Secretos este lunes, antes del cambio de legisladores, tras las elecciones del 2 de marzo pasado.

La información serviría para cruzar datos gracias a la geolocalización entre los celulares de millones de clientes en Israel y Cisjordania.

De manera automática, el sistema podría generar alarmas y mensajes de texto en los teléfonos de los usuarios para que se aíslen inmediatamente.

Las críticas contra Netanyahu

La divulgación de datos privados generará rechazos en la oposición, que se impuso en las últimas elecciones y busca limitar el poder de Netanyahu. La situación ya es tensa, dado que el juicio por sospechas de soborno y corrupción al primer ministro fue postergado este domingo como una medida preventiva para reducir los contactos que propaguen el virus.

Los detractores de Netanyahu cuestionaron también algunas de las medidas en la crisis sanitaria por considerarlas autoritarias. Entre otras cosas, el gobierno autorizó sentencias de seis meses de prisión para las personas que violen las órdenes de aislamiento y le permitió a la policía usar medidas de fuerza razonables para interrumpir reuniones en las que haya grupos de más de diez personas.

Malkiel Blass, fiscal general adjunto entre 2004 y 2012, dijo que por la disolución del parlamento en diciembre, el gabinete de Netanyahu trabajó durante demasiado tiempo sin supervisión legislativa.

Netanyahu, entre la crisis política y la salud pública
Netanyahu, entre la crisis política y la salud pública Crédito: The New York Times

"Incluso en crisis de esta naturaleza, los derechos civiles en una democracia deben ser preservados", dijo Blass. Y agregó: "Entiendo que hay que prevenir la propagación del contagio. Pero es inconcebible que los derechos civiles sean pisoteados sin restricciones.

Ante las críticas, los funcionarios contactos por New York Times insisten en que el uso de datos por parte de la agencia de seguridad interna (conocida por sus siglas en hebreo, Shin Bet), será responsable. "El uso de tecnologías avanzadas de Shin Bet tendrá un único propósito: el de salvar vidas. Podríamos reducir la propagación del virus de manera rápida y eficiente", dijo un alto funcionario de seguridad. El programa de recolección de datos funciona desde 2002.

La aprobación del parlamento es fundamental, porque la Ley que regula el uso de datos de teléfonos celulares sólo permite su utilización para "proteger a Israel contra amenazas de terrorismo, sabotaje, subversión, espionaje y revelación de secretos de estado".

The New York Times

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.