De California a Siberia: cómo es la temporada 2020 de incendios en el mundo

Un bombero de Pacific Gas and Electric camina por una carretera mientras las llamas se acercan en Fairfield, California durante el incendio del LNU Lightning Complex el 19 de agosto de 2020
Un bombero de Pacific Gas and Electric camina por una carretera mientras las llamas se acercan en Fairfield, California durante el incendio del LNU Lightning Complex el 19 de agosto de 2020 Fuente: AFP
(0)
25 de agosto de 2020  • 13:13

Los científicos pensaron que 2019 sería un año atípico. Entre febrero y abril, Reino Unido batió su récord de superficie total quemada. De junio a julio, se produjeron más de 100 llamaradas en todo el Círculo Polar Ártico, principalmente en Siberia y Alaska. Entre enero y agosto, el Amazonas registró un aumento en los fuegos de alrededor de un 83% en comparación con el mismo período de 2018, según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales brasileño (INPE), mientras que en septiembre las llamas asolaron con una fuerza devastadora la costa oeste de América del Norte y gran parte de Indonesia. Para coronar el año, Australia inauguró la peor temporada de incendios forestales de su historia.

Sin embargo, 2020 tampoco es un año prometedor. La temporada australiana de incendios se extendió hasta marzo, quemando un total de 63.000 kilómetros cuadrados. Además, al menos 3000 millones de animales murieron o fueron desplazados por las llamas, según un informe encargado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Temporada 2020

La primavera boreal vio el regreso de los incendios forestales en las zonas rurales del Reino Unido, impulsados por un invierno inusualmente caluroso que dejó la vegetación seca, según reportó The Economist. Y a finales de marzo también se produjeron grandes incendios en el suroeste de China, que mataron al menos a 19 personas y obligaron a casi 25.000 más a evacuar, aunque la noticia fue opacada por la pandemia de coronavirus.

De marzo a julio, las altas temperaturas en el ártico reavivaron grandes "incendios zombies" en Siberia. Estos incendios, capaces de sobrevivir el duro invierno, arrasaron vastas extensiones de permafrost, amenazando la liberación de millones de toneladas de carbono retenido desde hace mucho tiempo.

Una casa se prende fuego durante los incendios en California
Una casa se prende fuego durante los incendios en California Fuente: AFP

"Hemos tenido un calor excepcional y prolongado durante meses y esto ha provocado incendios devastadores en el Ártico; y al mismo tiempo, estamos viendo una rápida disminución de la cobertura de hielo en el mar a lo largo de la costa ártica rusa", dijo a finales de julio la vocera de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Clare Nullis, en una conferencia de prensa en Ginebra.

De hecho, un análisis del doctor Mark Parrington, científico del Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copérnico de la Unión Europea (UE), descubrió que los incendios del Ártico en junio de 2020 han sido más grandes e intensos que los del mismo período del año anterior. De cualquier manera, ambos han estado muy por encima del promedio observado en la región entre 2003 y 2018.

"¿2019 y 2020 se considerarán años extremos? ¿O estamos viendo el comienzo de un nuevo régimen?", tuiteó el 1 de julio Thomas Smith, investigador de incendios forestales de la London School of Economics (LSE).

En junio también regresaron los grandes incendios en el Amazonas. Esto ocurrió meses antes de la habitual "temporada de incendios" de la región, que normalmente se extiende de agosto a octubre, dijo a Carbon Brief la doctora Ane Alencar, directora de Ciencia del Instituto de Investigaciones Ambientales del Amazonas (IPAM) en Brasil.

Idelia Lima Lisboa, esposa de un agricultor que prendió fuego a la selva tropical alrededor de su propiedad, intenta despejar un camino de hojas secas cuando el fuego se acerca a su casa en un área de la selva amazónica, al sur de Novo Progresso en el estado de Pará, Brasil, en agosto 15, 2020
Idelia Lima Lisboa, esposa de un agricultor que prendió fuego a la selva tropical alrededor de su propiedad, intenta despejar un camino de hojas secas cuando el fuego se acerca a su casa en un área de la selva amazónica, al sur de Novo Progresso en el estado de Pará, Brasil, en agosto 15, 2020 Fuente: AFP

"Era de mega incendios"

Ahora, el foco de atención está puesto en California, donde cerca de 240.000 personas han sido evacuadas para escapar de los incendios forestales, incluidos dos de los más grandes en la historia del estado. "Básicamente vivimos en una era de mega incendios", dijo a USA Today Jake Hess, jefe de la unidad de Cal Fire para Santa Clara. "Tenemos gente que ha estado trabajando para Cal Fire durante los últimos cinco años y lo único que han visto son los mega incendios. Estos incidentes significativos se han ido superando a sí mismos cada año".

Desde que miles de rayos comenzaron a golpear el estado el 15 de agosto, los bomberos han respondido a 585 incendios forestales, según el Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios del estado (Cal Fire).

Dos complejos de incendios, el LNU Lightning Complex al norte y el SCU Lightning Complex al sureste, se han convertido en el segundo y tercer incendio forestal más grandes en la historia de California.

Las llamas rodean el lago Berryessa durante el incendio del LNU Lightning Complex en Napa, California, el 19 de agosto de 2020
Las llamas rodean el lago Berryessa durante el incendio del LNU Lightning Complex en Napa, California, el 19 de agosto de 2020 Fuente: AFP

Entretanto, en la Argentina, el gobierno de Córdoba declaró hoy la emergencia agropecuaria en las zonas afectadas por los incendios, con el objetivo de sumar fondos nacionales para asistir a los productores afectados por el fuego.

Cambio climático

A nivel mundial, los incendios forestales tienen un gran impacto en los seres humanos, la vida silvestre y la economía. También son importantes impulsores de las emisiones de gases de efecto invernadero y son responsables del 5 al 8% de las 3,3 millones de muertes prematuras anuales por la mala calidad del aire, sugiere una investigación publicada en la revista Nature.

Se estima que solo el 4% de los incendios en el mundo se inician de forma natural, principalmente por rayos, mientras que la mayor fuente de ignición son las actividades humanas, como actividades agropecuarias y de urbanización, junto con las acciones intencionadas y los descuidos, según un informe de WWF. Sin embargo, la proporción de incendios provocados por humanos y por rayos varía ampliamente de una región a otra. Por ejemplo, en Estados Unidos, el 84% de los incendios son iniciados por humanos mientras que en Canadá, la mayoría (55%) de los incendios forestales son provocados por rayos.

Los científicos, que durante mucho tiempo se resistieron a vincular el calentamiento global con cualquier evento climático extremo específico, ahora dicen que su influencia es casi segura. "En general, una de las formas más importantes en que el cambio climático puede aumentar el riesgo de incendios severos es haciendo que la vegetación se seque", dijo a Carbon Brief la doctora Cristina Santin, investigadora de incendios forestales de la Universidad de Swansea.

Vista aérea de un área en llamas de la reserva de la selva amazónica, al sur de Novo Progresso en el estado de Pará, el 16 de agosto de 2020
Vista aérea de un área en llamas de la reserva de la selva amazónica, al sur de Novo Progresso en el estado de Pará, el 16 de agosto de 2020 Fuente: AFP

Cuando las temperaturas son más cálidas que el promedio, las tasas de evaporación aumentan, lo que hace que la humedad se extraiga de las plantas. Este secado puede crear "condiciones de polvorín", lo que significa que, si se enciende un fuego, puede extenderse muy rápidamente a grandes áreas.

Por su lado, David Romps, director del Centro de Ciencias Atmosféricas de Berkeley, dijo a MIT Technology Review que "vivimos en un mundo fundamentalmente alterado por el clima".

"Para ir al grano: ¿las olas de calor, los rayos y la sequedad de la vegetación se vieron afectados por el calentamiento global? Absolutamente sí", dijo Romps. "¿Fueron significativamente más calientes, más numerosos y más secos debido al calentamiento global? Sí", añadió el principal autor de un artículo de Science de 2014 que encontró que cada 1°C adicional podría aumentar los rayos que caen sobre Estados Unidos aproximadamente un 12%.

Ni Australia ni el Amazonas

Entre todos los pastizales del mundo, África experimenta el mayor número de grandes incendios por año, explicó a GreenBiz Thailynn Munroe, analista de investigación de incendios en Global Forest Watch, un servicio de monitoreo forestal de código abierto.

De hecho, algunos investigadores estiman que hasta el 70% de los incendios del mundo ocurren en el continente africano. "La mayoría de los incendios que se inician en África son para la limpieza de tierras y la agricultura", indicó Munroe.

Esta imagen de archivo tomada el 29 de mayo de 2019 muestra una vista aérea de un campo agrícola junto a un Cerrado nativo (sabana) en Formosa do Rio Preto, al oeste del estado de Bahía, Brasil
Esta imagen de archivo tomada el 29 de mayo de 2019 muestra una vista aérea de un campo agrícola junto a un Cerrado nativo (sabana) en Formosa do Rio Preto, al oeste del estado de Bahía, Brasil Fuente: AFP

Un artículo publicado en la revista Science encontró que, a nivel mundial, el área quemada por incendios forestales disminuyó en un 25% entre 2003 y 2015. El cambio en el uso de la tierra en África es uno de los principales factores que explican esta tendencia.

"No se trata solo del cambio climático. Hemos visto una disminución en el área global quemada en las últimas dos décadas y eso se debe principalmente al cambio de uso de la tierra. Hay áreas, principalmente en África, que solían ser sabanas pero, debido al crecimiento de la población humana, se han convertido en tierras agrícolas, de pastoreo y urbanas", explicó Santin.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.