Decapitar muñecas, el método para los chicos