Coronavirus: según Donald Trump, el muro en la frontera con México "detuvo" la entrada del Covid a EE.UU.

El país del norte es el epicentro de la pandemia en el mundo con más casos y fallecidos
El país del norte es el epicentro de la pandemia en el mundo con más casos y fallecidos Fuente: AFP - Crédito: Nicholas Kamm
(0)
24 de junio de 2020  • 08:48

WASHINGTON.- A pesar de ser el epicentro mundial de la pandemia de coronavirus con más de 120.000 muertos y de sufrir en los últimos días fuertes brotes en estados populosos del país, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump no deja de sorprender con sus declaraciones. Ayer, el líder republicano afirmó en un acto de campaña en el sur del país que el muro que hizo construir en el límite con México "detuvo" la entrada del coronavirus en su país.

"He construido el muro y ayudó al 100%, detuvo al Covid, detuvo todo", dijo Trump durante una reunión con funcionarios federales y locales en Yuma, Arizona.

El mandatario viajó al estado sureño de Arizona para protagonizar en su capital, Phoenix, el segundo acto masivo en cuatro días en su campaña para los comicios de noviembre, en los que buscará ser reelecto, después de la prolongada suspensión de la actividad proselitista debido a la pandemia de coronavirus.

Antes de ir a Phoenix visitó Yuma, donde inspeccionó el muro de acero -una de sus principales políticas desde la campaña electoral que lo llevó al gobierno en 2016- y mantuvo un encuentro con autoridades federales y locales.

"Si miran algunas de las ciudades al otro lado del muro, en California tenemos un área que está fuertemente infectada en el lado mexicano y si no tuviéramos un muro allí, la situación sería catastrófica", sostuvo Trump, sin especificar a qué zona se refería.

Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia, con más de 2,3 millones de casos confirmados y de 121.000 muertes por la enfermedad -más de 15% de los contagios y los decesos en todo el mundo-, mientras México contabilizaba más de 185.000 infecciones y de 22.000 fallecimientos.

Washington cerró temporalmente la frontera con México para viajes no esenciales y extendió por tiempo indefinido la expulsión de inmigrantes irregulares, con el objetivo declarado de contener la propagación del coronavirus. "Sin esas medidas, la frontera sur sería un epicentro global de la transmisión del virus", justificó Trump.

Sin embargo, Arizona registró la mayor tasa de aumento de casos de Covid-19 en las últimas dos semanas, incluido hoy un nuevo récord de 3591 positivos y 42 muertes en las últimas 24 horas, con cerca de 80% de su capacidad de camas de terapia intensiva ocupada. La situación es similar en California y Texas, también fronterizos con México.

Pero el crecimiento de casos no sólo está circunscripto a estados fronterizos, también los sufren otros estados como Florida que ayer cruzó la barrera de los 100.000 casos de Covid-19 y se convirtió en el epicentro de la pandemia en Estados Unidos.

La campaña demócrata

En la vereda de enfrente, la campaña demócrata volvió a poner al expresidente Barack Obama en el centro de la escena después de que ayudara ayer a recaudar 11 millones de dólares para la campaña del aspirante demócrata a la Casa Blanca Joe Biden, en un evento virtual.

El exmandatario, de quien Biden fue vicepresidente, dijo que un "gran despertar" entre los estadounidenses podría ayudar a vencer a Donald Trump en la elección de noviembre.

Obama, que fue presidente por dos mandatos consecutivos, generó una gran convocatoria en el evento virtual, atrayendo a decenas de miles de participantes en línea. Las donaciones totalizaron 11 millones de dólares, un récord en la campaña de Biden, tuiteó su secretario TJ Ducklo.

Obama, quien apareció en un pantalla dividida con el aspirante demócrata, volvió a respaldarlo con halagos: "Estoy aquí para decir que la ayuda está en camino si hacemos el trabajo, porque no hay nadie en quien confíe más para poder reparar a este país y volver a encarrilarlo que en mi querido amigo Joe Biden".

"Lo que me hace optimista es el hecho de que está ocurriendo un gran despertar en todo el país, particularmente entre las personas más jóvenes" que están "hartas del enfoque caótico, desorganizado y mezquino de la gobernanza que hemos visto en el último par de años", agregó.

El evento en línea de Biden volvió a dar cuenta de la popularidad del primer presidente negro de Estados Unidos. Allí, el exmandatario habló de la urgencia de un cambio sistémico, en un contexto de tensiones y protestas por la injusticia racial y la brutalidad policial a raíz del asesinato de George Floyd.

"Tenemos esta oportunidad única de traducir una creciente conciencia de la injusticia en la sociedad en una legislación real y un cambio institucional", dijo Obama.

Agencias AFP y Télam

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.