¿Dos damas de hierro? Semejanzas y diferencias entre Theresa May y Margaret Thatcher

May vs Thatcher
May vs Thatcher Fuente: AFP
Las historias de las únicas dos primeras ministras de Gran Bretaña tienen puntos en común y cuestiones que las distancian
Rubén Guillemí
(0)
14 de julio de 2016  • 13:27

El nombre Margaret Thatcher resulta de trágico recuerdo para los argentinos por la sangrienta Guerra de Malvinas . Por eso en estos días la permanente comparación de la flamante premier británica Theresa May con la otra primera ministra que tuvo ese país obliga a marcar similitudes y diferencias entre la Dama de Hierro y la nueva líder de una de las mayores potencias del mundo.

Cuestiones políticas

Las dos proceden del Partido Conservador, pero mientras Thatcher -que gobernó entre 1979 y 1990- fue conocida en Gran Bretaña como la campeona de la desregulación financiera, que enfrentó con dureza a los sindicatos más poderosos, no se espera que May aplique mano dura en cuestiones de libre mercado. De hecho llamó a una "seria reforma social" para achicar la brecha de la desigualdad en Gran Bretaña, y facilitar el acceso a la vivienda de los sectores de bajos recursos.

En materia de política exterior, Thatcher, junto al norteamericano Ronald Reagan, son los mejores exponentes del punto más álgido de la Guerra Fría, así fue que no le tembló la mano cuando en 1982 decidió enviar a sus soldados a combatir a las islas Malvinas, a 13.000 kilómetros de Londres.

No está claro aún cómo será la política exterior de May porque su cargo hasta ahora fue de Ministra del Interior, pero su prioridad es convertir la salida de la Unión Europea en un "éxito". Thatcher era una antieuropeísta y May apoyó la permanencia en la UE, pero solo por obediencia partidaria al ex primer ministro David Cameron . Ayer, designó al polémico defensor del "Brexit" Boris Johnson para encabezar el Foreign Office.

Datos personales

Apenas dos centímetros más alta que Thatcher, que medía 1,66, May asume el cargo a los 59 años, mientras que la Dama de Hierro lo hizo a los 53. Las dos son egresadas de la Universidad de Oxford, Thatcher como licenciada en Química y May en Geografía. Mientras la primera fue formada en la religión metodista, la segunda es hija de un pastor anglicano y se formó en una escuela católica.

Las dos son casadas, pero May no tiene hijos, a diferencia de la "Dama de Hierro", que tenía dos.

Y aunque Thatcher fue la primera mujer en ocupar el máximo cargo de la política británica, la cuestión de género nunca fue un tema relevante en su política, a diferencia de May, que impulsó un movimiento dentro de su partido para ampliar la presencia femenina en el Parlamento. Thatcher nombró una sola ministra en todo su mandato, y de los cuatro nombramientos del gabinete de May hasta ahora, la mitad son mujeres.

Como hija de un almacenero, para Thatcher fue una impronta mucho más fuerte la cuestión de su origen social como una outsider de la política que el tema del género.

Estilos

Las dos son consideradas líderes de "mano dura". La política conservadora de Thatcher en el gobierno le valió el mote de "Dama de Hierro". Mientras tanto, en los seis años que estuvo al frente de la cartera de Interior, a May no le tembló el pulso para reformar la policía con vistas a reducir la discriminación racial. Transitó la delicada línea que separa la defensa de las libertades civiles con una firme política contra el terrorismo, y se mostró intransigente con la cuestión inmigratoria, aunque sus intentos para reducir la cantidad de inmigrantes no logró sus objetivos.

Thatcher, según May

Finalmente, la propia May respondió a la cuestión de parecidos y diferencias con su predecesora de la siguiente manera: "Nunca me comparé con Margaret Thatcher. Pienso que sólo habrá una Margaret Thatcher. Yo no soy alguien que naturalmente anda mirando modelos de roles. Cualquiera que sea el trabajo que tenga que hacer, siempre pongo lo mejor de mi. Me juego entera por lo que hago y trato de hacer la mejor tarea posible".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.