Durmió una noche en la calle el príncipe Guillermo de Inglaterra

El nieto de la reina Isabel II se instaló sobre unos cartones en un callejón cerca del Támesis para concientizar a la gente del desamparo que pasan varias personas
(0)
22 de diciembre de 2009  • 19:41

LONDRES (AFP).- El príncipe Guillermo, segundo en el orden de sucesión al trono de Inglaterra, pasó una noche en una calle de Londres para sensibilizar a la opinión pública sobre el desamparo de las personas sin hogar, anunció hoy una organización caritativa británica.

El nieto de la reina Isabel II, de 27 años, durmió la noche del miércoles al jueves de la semana pasada en una callejuela cerca del Támesis, en un saco de dormir instalado sobre unos cartones con una temperatura de 4 grados bajo cero.

"No hay ningún modo de escapar al intenso frío, a la dureza del suelo ni al miedo de que se acerquen vendedores de droga, proxenetas o gente a la que le gusta pegar a los indigentes", declaró Seyi Obakin, presidente de la organización caritativa Centrepoint, que acompañó al príncipe.

"Uno de los momentos más espantosos fue cuando casi nos atropella un aparato de limpieza que simplemente no había visto a nuestro pequeño grupo, lo que demuestra hasta qué punto son vulnerables las personas sin hogar", agregó.

Por su parte, el futuro rey declaró: "Tras una noche, no puedo siquiera empezar a imaginar lo que debe ser dormir en las calles de Londres noche tras noche". La madre de Guillermo, la princesa Diana de Galles -que murió en un accidente de tráfico en París en 1997- también daba su apoyo a Centrepoint.

"La pobreza, las enfermedades mentales, las dependencias a las drogas y al alcohol y los quiebres familiares hacen que la gente se convierta y se mantenga desamparada. Espero que al profundizar mi comprensión acerca del tema, pueda ayudar con lo mío para ayudar a los más vulnerables en nuestras calles", agregó el príncipe.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.