Efecto derrame: la región sufre de lleno el impacto del Lava Jato en Brasil

El banco brasileño de Desarrollo suspendió la financiación de megaproyectos en varios países por el caso de Petrobras
El banco brasileño de Desarrollo suspendió la financiación de megaproyectos en varios países por el caso de Petrobras
Cleide Carvalho
(0)
11 de diciembre de 2016  

SAN PABLO.- El Lava Jato, la mayor operación contra la corrupción del continente, ya afecta directamente a por lo menos seis países de América latina y el Caribe. Debido a las denuncias, el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (Bndes) suspendió el desembolso de 3600 millones de dólares para 16 proyectos de infraestructura en la Argentina, Venezuela, República Dominicana, Cuba, Honduras y Guatemala.

Cómo funcionaba la trama de corrupción
Cómo funcionaba la trama de corrupción

La cancillería brasileña participa en las negociaciones sobre la reanudación de los desembolsos, los cuales sólo ocurrirán mediante la firma de un estricto acuerdo a reglas entre las empresas contratistas y los países contratantes.

Los países más afectados son también los que recibieron más recursos del Bndes. El mayor beneficiario, Venezuela, tendrá que renegociar cinco grandes proyectos, entre ellos la ampliación del subte de Caracas, cuyas obras recibieron 1289 millones de dólares del banco de desarrollo de Brasil, y el astillero Astialba, destinado a la fabricación de los barcos de la petrolera estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

La República Dominicana, el segundo país de la región en el volumen de recursos, tiene seis proyectos cuestionados por el banco en obras viales, de riego y una termoeléctrica.

Todas las obras eran ejecutadas por cinco de las grandes empresas constructoras vinculadas al Lava Jato: Odebrecht, Andrade Gutierrez, Camargo Correa, Queiroz Galvão y OAS. La decisión del Bndes de suspender las transferencias fue tomada después de la detención del ex ministro de Hacienda Antonio Palocci, acusado de administrar una cuenta para coimas de la constructora Odebrecht con el Partido de los Trabajadores (PT).

Petrobras
Petrobras Crédito: Rosario Plus

La reanudación de los desembolsos será precedida por la firma de un acuerdo de cumplimiento entre los contratistas y los órganos de contratación de cada uno de los fondos. Los contratistas y el importador deben hacer un compromiso con la legalidad del proceso, lo que confirma la ausencia de actos ilícitos en relación con la operación, y garantizar la aplicación de los recursos. El documento prevé sanciones en caso de declaraciones falsas, incompletas o incorrectas.

Al anunciar la revisión de contratos, el Bndes señaló que los criterios serán desde ahora más estrictos y algunos pueden ser cancelados en función de la evolución de los trabajos. La revalorización de los financiamientos tiene en cuenta el avance de los trabajos, los fondos que se ponen a disposición de otros prestamistas y el impacto de los nuevos desembolsos en el nivel de exposición y el riesgo del crédito bancario en cada país.

Los 13 años del PT en el gobierno brasileño se cerraron en agosto pasado, con la destitución de la presidenta Dilma Rousseff. Los principales líderes del partido están bajo investigación, entre ellos el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva, responsable de la política de acercamiento con América latina y África, en particular con aquellos en los que sus líderes eran considerados aliados.

"Hubo grandes distorsiones y desvío de prioridades en los últimos años. Los criterios para el apoyo de los países incluían razones ideológicas y cuestiones poco transparentes. El Bndes está en este momento ajustándose, pero es importante que siga invirtiendo en el apoyo a las empresas brasileñas en el exterior para que Brasil no se salga del mercado internacional, como ocurre con la mayoría de los países", dice el consultor Rubens Barbosa, que fue embajador de Brasil en Londres y representante del país en la Asociación latinoamericana de Integración (Aladi).

Según Barbosa, los intereses políticos y de grupos económicos que marcaron las decisiones de inversión del Bndes tienden a ser sustituidos por criterios técnicos y más transparentes. "Hay que separar la ideología de las decisiones de financiación. El problema es la falta de transparencia. Si el proyecto es bueno para el país y para Brasil, está bien que sea financiado", opinó.

La dirección del Bndes en la época de la financiación siempre defendió el papel del banco como soporte de las empresas brasileñas en el exterior, al señalar que todos los países tienen agencias de estímulo para exportar servicios.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.