Los jóvenes impusieron su activismo climático en Davos

Luisa Neubauer, a la izquierda de Greta Thunberg, participó del Foro de Davos como activista climática
Luisa Neubauer, a la izquierda de Greta Thunberg, participó del Foro de Davos como activista climática Crédito: Twitter Isabelle Axelsson
Malena Duchovny
(0)
25 de enero de 2020  • 12:57

El domingo más de 1000 personas partieron en marcha a pie hacia Davos desde Landquart, un pueblo en Suiza, para protestar la inacción frente al cambio climático en la reunión anual del Foro Económico Mundial (FEM). Algunos de los activistas comenzaron la excursión de 40 kilómetros disfrazados de flores y koalas, en referencia a los incendios forestales que asediaban a Australia, según informó Reuters.

Entre carteles con leyendas como "Ignoremos a los Donalds y escuchemos a las Gretas" y "Volvamos al planeta frío otra vez" (Make the world cool again), cientos de personas se sometieron al frío de la Suiza invernal para llegar a Davos. Allí, líderes políticos, empresarios y académicos, entre otros, se reunirían para discutir cómo "renovar el concepto de capitalismo colectivo (stakeholder capitalism) para solucionar la desigualdad económica, la división social y la crisis del clima".

"Farsa Económica Mundial", decían los carteles en crítica al Foro de Davos en la marcha de protesta del domingo
"Farsa Económica Mundial", decían los carteles en crítica al Foro de Davos en la marcha de protesta del domingo Crédito: Strike-WEF

Luisa Neubauer, de 23 años, una activista del clima de Hamburgo, Alemania, que lidera Fridays for Future en Alemania, no pudo participar de la marcha porque Greta Thunberg le pidió que le acompañara a participar del Foro. Luisa y Greta habían firmado, junto a otros activistas jóvenes, un editorial publicado en The Guardian, como anticipo a la cumbre del FEM. Lo que exigían era que todos los bancos, empresas, instituciones y gobiernos que participaran del foro, decidieran ahí mismo poner fin a la industria de los combustibles fósiles, es decir, que se comprometieran a "detener de inmediato todas las inversiones en búsqueda y extracción, suspender los subsidios y deshacerse por completo" de los mismos.

"No queremos que estas cosas se logren para 2050, 2030, ni siquiera 2021, queremos que se hagan ahora, de inmediato", decía el texto, en aparente respuesta a una carta abierta firmada por el fundador del Foro Económico Mundial (FEM), Klaus Schwab y por representantes de Bank of America y la empresa holandesa Royal DSM en la que se exhortaba a los líderes a comprometerse a reducir las emisiones de gases invernadero a cero neto "para 2050 o antes".

El Foro de Davos: mucho ruido y pocas nueces

" El FEM es un foro muy exclusivo, es menos diverso de lo que jamás había imaginado", cuenta Luisa a LA NACION. "Y ese es el lugar donde se supone que se cierran tratos decisivos para el mundo entero". Por eso era importante para estos activistas no solo protestar en Davos sino el simple hecho de estar ahí, dando presencia a una voz que no suele escucharse en los hoteles de lujo donde se alojan líderes mundiales como el presidente estadounidense Donald Trump y Sundar Pichai, el CEO de Google. La voz de los activistas se encarga de recordar que estamos en medio de una emergencia: "Es importante que esos espacios donde se decide el destino del planeta se vean obligados a confrontar la realidad, la realidad climática", explica Luisa. La independencia para decir las cosas como son es uno de los atributos más importantes para un activista. Por eso Luisa decidió rechazar la oferta del CEO de Siemens de participar del proyecto de nuevas energías de la empresa, según informó The Guardian.

Uno de los problemas que los activistas quieren resaltar es la distancia entre las promesas y las acciones de estos actores tan influyentes. Sin ir más lejos, Angela Merkel habló de la "obligación tecnológica" que tienen las naciones industrializadas respecto del calentamiento global, aunque, según Luisa, Alemania está camino a incumplir las metas del Acuerdo de París. Luisa considera que poner a la sustentabilidad en el centro del debate fue una buena decisión, pero no basta si no se actúa en consecuencia: "Y por supuesto es raro que haya 1500 jets privados llegando a un encuentro sobre sustentabilidad, aunque eso sea una cuestión de logística".

"Molesta que la señora Merkel en su discurso del FEM 2020, por otro lado tan destacado, hable sobre la "impaciencia de la juventud". ¿Quien comunica los escenarios de IPCC no es solo "apocalíptico" como dice el ruidoso Trump, quien traduce el presupuesto de CO2 a tiempo es i
"Molesta que la señora Merkel en su discurso del FEM 2020, por otro lado tan destacado, hable sobre la "impaciencia de la juventud". ¿Quien comunica los escenarios de IPCC no es solo "apocalíptico" como dice el ruidoso Trump, quien traduce el presupuesto de CO2 a tiempo es i Crédito: Twitter Luisa Neubauer

Luisa creó el movimiento Fridays for Future en Alemania luego de conocer a Greta hace más de un año, quien la impresionó e inspiró a crear una organización similar en su propio país. "No planeábamos seguir por tanto tiempo", dice Luisa respecto de las protestas por el clima que todos los viernes protagonizan jóvenes de todas partes del planeta. "El movimiento creció y creció -en una protesta de septiembre llegamos a ser más de un millón- y seguimos protestando y forzamos al gobierno a cambiar cosas. El año pasado conseguimos que se acordaran varias leyes climáticas: un impuesto al carbón, que muchos pensaron que no sería posible en Alemania, y tenemos una fecha límite para el uso de energía que provenga del carbón", explica, aclarando que incluso esas medidas son débiles comparadas con lo necesario.

Es importante que esos espacios donde se decide el destino del planeta se vean obligados a confrontar la realidad climática
Luisa Neubauer, activista alemana

Incluso con toda su experiencia en activismo climático, Luisa se sintió extraña en la cumbre en Davos, pero espera que su presencia haya tenido efecto. "Es un encuentro muy raro -cuenta Luisa-. Nosotros intentamos mandar nuestras señales lo más fuerte posible hacia el mundo y el mismo FEM". En su opinión, ahora la pelota está en la cancha de los líderes que participaron de la reunión: "Ahora todos los que hicieron grandes anuncios tienen que ponerlos en acción, porque ya no vamos a aceptar palabras vacías".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.