El acuerdo fiscal en EE.UU. no aleja el temor mundial a una nueva crisis

El FMI pidió a Washington que reduzca la incertidumbre con un pacto a más largo plazo; para Obama, el cierre de la administración provocó al país "un daño innecesario"
(0)
18 de octubre de 2013  

WASHINGTON.- Pese al alivio mundial por el acuerdo alcanzado en Washington para evitar un default , la comunidad internacional expresó su preocupación por la crisis fiscal que vive Estados Unidos, donde la batalla presupuestaria todavía no ha concluido y podría volver a estallar a principios de 2014.

Para el presidente Barack Obama , la parálisis administrativa le provocó "un daño innecesario" al país.

El acuerdo aprobado anteanoche por el Congreso estadounidense, horas antes de que el gobierno llegara a su límite de endeudamiento de 16,7 billones de dólares, sólo permite al Tesoro endeudarse hasta el 7 de febrero y financiar el gasto federal hasta el 15 de enero.

El enfrentamiento entre republicanos y demócratas estremeció los mercados globales y amenazó la reputación del Tesoro norteamericano como lugar seguro, tanto para gobiernos como para inversionistas a la hora de depositar sus fondos en las reservas del país.

Aunque pocos expertos preveían la posibilidad de una suspensión de pagos, algunos inversionistas comunicaron al Tesoro estadounidense sus temores ante posibles retrasos de los pagos y dejaron de comprar acciones que podrían quedar expuestas a una contracción económica de la primera potencia del planeta.

Ese temor quedó expresado por la propia directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, quien ayer recibió complacida el acuerdo suscrito por el Congreso, pero resaltó que la endeble economía estadounidense necesita finanzas más estables a largo plazo. "Sería esencial reducir la incertidumbre que rodea la política fiscal mediante la elevación del techo de la deuda de forma más duradera", dijo Lagarde, en una declaración que apunto a las repetidas crisis políticas en Washington por el límite de endeudamiento.

Un operario vuelve a dar cuerda al histórico reloj Ohio del Senado
Un operario vuelve a dar cuerda al histórico reloj Ohio del Senado Fuente: Reuters
"También alentamos a Estados Unidos a aprobar un presupuesto para 2014 con la aplicación de medidas que no dañen la recuperación", agregó Lagarde.

Tras el acuerdo alcanzado en el Congreso, el presidente Barack Obama dijo ayer que el cierre de la administración desde el pasado 1° de octubre le provocó al país "un daño innecesario" que desaceleró el crecimiento. "La gente está harta de Washington", sentenció el mandatario.

"No hay vencedores ni vencidos; el default fue evitado gracias a la decisión de los demócratas y de los republicanos responsables", señaló. "Ahora es necesario un acercamiento equilibrado (...) No hay razones por las que no podamos gobernar de manera responsable, pese a nuestras diferencias, sin tener que tambalearnos de crisis en crisis; no deberíamos enfrentarnos a este proceso de crear un nuevo presupuesto como si fuese un ejercicio ideológico", sostuvo.

Para el presidente estadounidense, demócratas y republicanos deben trabajar conjuntamente para retomar la agenda legislativa del Congreso, a fin de sacar adelante no sólo el presupuesto para 2014, sino también otras normas como la reforma migratoria o la agrícola.

El mandatario firmó anteanoche el proyecto de ley aprobado por el Congreso, que permitió el regreso de cientos de miles de empleados federales al trabajo, tras 16 días de cierre, y evitó que Estados Unidos entrara en default por primera vez en su historia.

El acuerdo firmado en Washington fue bien recibido por las principales economías del mundo. "La decisión del Congreso de Estados Unidos (...) sirvió para asegurar la estabilidad económica global", dijo la vocera de la cancillería china, Hue Chunying. China es el país que tiene en su poder la mayor parte de la deuda norteamericana, por lo que había exhortado a Obama a solucionar la crisis y dar seguridad a las inversiones chinas.

Por su parte, Japón también aplaudió el pacto. "Damos la bienvenida a la aprobación de la ley, que, por ahora, disipó los temores sobre los efectos que habría tenido en la economía", dijo el viceministro de Economía, Jiro Aichi.

Entre los líderes europeos, el premier italiano, Enrico Letta, que ayer se reunió con Obama en la Casa Blanca, felicitó a su par estadounidense por el "éxito" logrado. "El acuerdo es muy importante para la estabilidad de los mercados y, especialmente, para Europa", subrayó Letta.

Los mercados también reaccionaron positivamente. Las principales bolsas asiáticas cerraron al alza, mientras que en Nueva York el índice S&P 500 registró una subida récord del 0,7%.

Obama, listo para otra batalla

Apenas promulgada la ley que evitó el default y reabrió la administración norteamericana, el presidente Barack Obama anunció ayer que direccionará sus fuerzas hacia el escenario de la próxima batalla política: la reforma migratoria. "Voy a presionar para reclamar un voto por la reforma migratoria. No permitamos que este problema siga pudriéndose otros dos o tres años. Esto puede y debería hacerse antes de fin de año", dijo Obama sobre la reforma, una promesa de su primera campaña presidencial.

Agencias AP, AFP, DPA y Reuters

Del editor: qué significa.

Por más que los republicanos sean los más perjudicados por una crisis que ellos generaron, toda la clase política perdió crédito ante los norteamericanos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.