Máxima tensión en Medio Oriente: las figuras de poder detrás del movimiento islámico. El blanco en Siria: el líder político del grupo palestino