El cardenal George Pell fue declarado culpable de un caso de pederastia

Es el más alto responsable de la Iglesia católica condenado en un caso de pederastia
Es el más alto responsable de la Iglesia católica condenado en un caso de pederastia Fuente: Archivo
(0)
25 de febrero de 2019  • 22:02

Melbourne (AFP).- El cardenal George Pell, número tres del Vaticano, fue declarado culpable de crímenes sexuales contra menores en Australia. Es el más alto responsable de la Iglesia católica condenado en un caso de pederastia, según anunció este martes una corte australiana.

La corte de Melbourne declaró al cardenal, de 77 años, culpable de un cargo de agresión sexual y de otros cuatro cargos de atentado al pudor contra dos monaguillos que entonces tenían 12 y 13 años, por unos hechos ocurridos en la sacristía de la Catedral de San Patricio de Melbourne en los años 1990. La pena a la que se condenará al cardenal no fue decidida. El miércoles está prevista una nueva audiencia.

El prelado había rechazado inicialmente estas acusaciones y el jurado no había alcanzado una decisión durante un primer juicio en septiembre, pero fue declarado culpable durante un nuevo juicio el 11 de diciembre.

El tribunal de Melbourne adoptó entonces una "orden de supresión", que prohibía a los medios cualquier mención a este caso, con el objetivo de proteger al jurado de un segundo juicio en el que el cardenal Pell debía ser juzgado por otros presuntos delitos.

Este martes, se levantó el silencio mediático sobre el primer caso y se autorizó a los medios a anunciar el veredicto de culpabilidad. Los abogados del cardenal anunciaron su intención de apelar la sentencia.

Desde que estalló en 2002 en Australia el escándalo por abusos sexuales en el clero-que salpicó al 7% de los sacerdotes y que llevó al gobierno a realizar una investigación oficial-, Pell, ya entonces acusado, se manifestó inocente. El cardenal se retiró de sus funciones en el Vaticano para defenderse, pero sobre el papel sigue apareciendo a la cabeza de la Secretaría de Economía de la Santa Sede, es decir, el número tres del Vaticano.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.