El MeToo latino: el Nobel de la Paz Oscar Arias acumula denuncias por acoso sexual

El expresidente de Costa Rica enfrenta varias denuncias por acoso sexual
El expresidente de Costa Rica enfrenta varias denuncias por acoso sexual Fuente: LA NACION
(0)
12 de febrero de 2019  • 11:50

SAN JOSE, Costa Rica.- Oscar Arias, expresidente de Costa Rica y premio Nobel de la Paz enfrenta acusaciones de abuso sexual o mala conducta de al menos nueve mujeres y se está convirtiendo en el más significativo de la era #MeToo en América Latina, según The New York Times.

La semana pasada una activista antibélica e hija de una exdiputada del partido de Arias denunció al Nobel por violación ante la fiscalía de género y desató un movimiento de indignación en Costa Rica que permitió revelar abusos e insinuaciones sexuales por parte del expresidente a varias mujeres en el pasado.

Le siguió una segunda denuncia el viernes. Una exMiss Costa Rica denunció penalmente a Arias por presunto abuso sexual. El caso fue divulgado por el perfil Escri-Viendo en Facebook, dedicado a noticias del espectáculo, que reveló imágenes de la denuncia y describió los hechos.

El Ministerio Público informó que "el caso se acumuló a la denuncia interpuesta el lunes anterior por tratarse de una misma persona denunciada y tratándose de aparentes delitos de la misma naturaleza". Esa misma noche, activistas del movimiento feminista marcharon en San José en apoyo a las denunciantes y bajo el lema "Yo te creo".

Marcha en San José en apoyo a las denuncias contra Oscar Arias, ex presidente
Marcha en San José en apoyo a las denuncias contra Oscar Arias, ex presidente Fuente: AFP

Además, este domingo en The New York Times se sumó el testimonio de una científica política de la Universidad de Nevada, a quien Arias habría tocado e intentado besar en un ascensor, cuando el político visitó esa casa de estudios como expositor en 1998.

Pero el tema sigue explotando y más mujeres están contando lo que padecieron: una experiodista y actual directora de Comunicaciones de Human Rights Watch y dos comunicadoras costarricenses, así como la editora del libro publicado por Arias en 2012, han descrito situaciones en las que el Nobel de la Paz las habría atacado, tocado sin su consentimiento o hecho insinuaciones de tipo sexual.

El abogado de Arias, Erick Ramos, dijo que no hará declaraciones por respeto al proceso legal en curso. Arias se apartó el jueves del Partido Liberación Nacional-la agrupación política más antigua de Costa Rica- mientras se resuelven las denuncias en su contra.

Arias fue elegido dos veces presidente de Costa Rica y recibió el Nobel de la Paz en 1987 por el "Plan Arias", su trabajo para poner fin a las prolongadas y sangrientas guerras civiles en Centroamérica.

Los casos

La doctora Alexandra Arce von Herold, 34 años, psiquiatra y activista por el desarme nuclear, se reunía a menudo con el expresidente, que era un importante partidario de la causa. Ella dijo que estaba en la casa de Arias a fines de 2014 para hablar sobre un próximo evento en Viena cuando él se acercó por detrás de ella, le tocó los pechos y le metió las manos en la pollera, penetrándola con los dedos. Fue la primera mujer que el lunes 4 de febrero planteó una denuncia penal por violación contra Arias.

La exreina de belleza Jazmín Morales, quien tiene estudios en Filología Española, habría sido invitada por Arias a su casa luego de que el dos veces presidente le hiciera una solicitud de amistad a través de esa red social y le ofreciera una copia de su libro "Con Velas, Timón y Brújula" durante la Semana Santa de 2015.

El texto de la denuncia presentada por la mujer detalla que cuando se iba acercando a la puerta, Arias se le puso enfrente, le agarró de la cabeza, y luego "con una de sus manos me tocó mis senos por encima de la ropa y luego me dio un beso en la boca contra mi voluntad. Yo me quité, yo quedé congelada, no sabía qué decirle, lo único que se me ocurrió decirle fue `Don Oscar, yo tengo que irme'. Me acerqué a la puerta, él no me hizo ni me dijo nada más".

Carina Black, de 52 años, científica política de la Universidad de Nevada, Reno asegura que el Nobel la empujó contra la pared del elevador, le puso la mano en el pecho y luego trató de besarla. "Lo empujé, y lo golpeé en la cara", aseguró Black al diario estadounidense. Como no resultó herida, entonces no pensó en levantar un informe al respecto, pero se decidió a hablar para apoyar las denuncias.

"Arias es tan poderoso. Él es un gran terrateniente. Él es tan venerado. En América Latina, el poder está tan inclinado del lado de los hombres. Este comportamiento es con lo que la mayoría de las mujeres han crecido", lamentó Black en The New York Times.

Aunque el movimiento #MeToo salpicó a varios hombres poderosos en Estados Unidos, sus efectos han sido más limitados en Latinoamérica.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.