Ir al contenido

El papa Francisco defendió al arzobispo de París que renunció por su vínculo con una mujer: “Los pecados de la carne no son los más graves”

Cargando banners ...