El Papa, una selfie y un mensaje al gobierno de Italia: "Abramos los puertos"

Tras la viralización de la foto, ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, le respondió a Francisco
Tras la viralización de la foto, ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, le respondió a Francisco Crédito: Facebook
(0)
18 de febrero de 2019  • 10:56

CIUDAD DEL VATICANO (AP).- En medio de la tensión con el gobierno italiano, que impide la llegada de más inmigrantes a sus costas, el Papa se sacó una selfie junto a Nandino Capovilla, párroco de Marghera, Venecia, y un prendedor que dice: "Abramos los puertos".

Francisco, que desde hace meses pide por los refugiados que llegan a Europa en busca de una nueva vida, que en varias oportunidades destacó que se trata de personas que necesitan protección, envió con su foto un mensaje también al ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, duro con la inmigración y quien consiguió apoyo para aprobar una ley para recortados los accesos a las solicitudes de asilo y ampliar las posibilidades de revocar la protección.

De acuerdo con lo publicado por el diario El Mundo, Capovilla se acercó al Papa luego de una misa celebrada en la localidad romana de Sacrofano al inicio de una reunión sobre migraciones bajo el título: "Libres del miedo". Entonces, tomó un teléfono, y capturó la imagen. Además, el párroco, que gestiona una casa que recibe a inmigrantes, aseguró que Francisco quiso quedarse con el prendedor.

Tras conocerse la foto, Salvini levantó el guante y dijo que el Papa "se ocupa de almas" mientras que él se encarga "de los 5 millones de italianos pobres"."Yo los puertos los abro a quien tiene el permiso para llegar a Italia", agregó en diálogo con un programa de televisión.

Este no es el único frente del que se ocupa el Papa en estos momentos. Su cruce con el gobierno italiano se da a días de la cumbre sobre abusos sexuales a realizarse en el Vaticano, la que calificó como "desafío urgente de nuestra época".

El pontífice convocó a los obispos a Roma para elaborar una hoja de ruta hacia adelante tras décadas de abusos cometidos por sacerdotes y prelados y encubiertos por sus superiores. Ayer, Francisco dijo a los peregrinos y otros visitantes en la Plaza de San Pedro que a partir del jueves los titulares de las conferencias de obispos del mundo analizarán la "protección de los menores en la iglesia".

"Invito a orar por esta cita, que yo deseaba como acto de fuerte responsabilidad pastoral de cara a un desafío urgente de nuestra época", dijo el Papa.

En el marco de la cumbre, que contará con las presencias de 180 presidentes de conferencias del episcopado de todo el mundo, los organizadores se reunirán esta semana con una docena de víctimas y activistas que llegaron a Roma para protestar la respuesta de la Iglesia Católica hasta el momento y para exigir el fin de décadas de encubrimiento por parte de los líderes de la iglesia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.