El relato de un periodista que estuvo en Wuham y ahora se encuentra en cuarentena en Francia

Ramírez trabaja para AFP y estuvo ocho días cubriendo el brote de coronavirus en Wuham
Ramírez trabaja para AFP y estuvo ocho días cubriendo el brote de coronavirus en Wuham Fuente: AFP
(0)
13 de febrero de 2020  • 15:47

Leo Ramírez es periodista de la agencia AFP. Hace años que trabaja en China y se dedica a realizar videos periodísticos. Estuvo ocho días en Wuham cubriendo el brote de epidemia de coronavirus hasta que fue repatriado por el gobierno de Francia, donde ahora cumple un período de cuarentena que, si la enfermedad no se manifiesta, concluiría mañana.

En una entrevista para Radio Francia Internacional (RFI), Ramírez relató su experiencia en la ciudad China donde comenzó el Covid-19, la epidemia de neumonía viral que ya registra en ese país más de 1300 muertos y cómo vivió su período de cuarentena, donde, según él mismo señaló, "el miedo siempre está".

El periodista contó que llegó junto a su equipo a la ciudad de Wuham "justo el día que se estableció la cuarentena en esa provincia de 40 millones de personas. Llegamos en el último vuelo desde Beiging y desde allí cubrimos el brote que no parecía tan grave entonces".

En relación a la reacción de la gente en Wuham con respecto a la enfermedad, Ramírez dijo: "Lo primero que comprobamos es que había un temor generalizado. Las calles estaban totalmente vacías". El hecho de ver las calles sin gente en la época del año nuevo chino "era una clara señal de lo que estaba pasando", para el periodista de AFP.

"Al principio los habitantes estaban positivos, creían que el gobierno hacía lo correcto, pero la mentalidad fue cambiando día a día -relató Ramírez-. El miedo se veía más latente de lo que la gente decía, y desde el día 1 al 8 fue in crescendo. Luego tuvimos que evacuar porque la cobertura se había convertido en un riesgo para nuestra integridad, no teníamos máscaras. Tuvimos que evacuar".

El videoperiodista de AFP relató que contaban al principio con "máscaras, lentes protectores, guantes y chaquetas" para mantenerse a salvo. Incluso se cubrían el pelo con capuchas porque "habíamos escuchado que el cabello puede ser retenedor de partículas". "Todos los días nos cubríamos lo máximo posible", agregó.

El control de temperatura se transformó en un hábito cotidiano en China
El control de temperatura se transformó en un hábito cotidiano en China Fuente: Archivo

Al día 4 de la cobertura, el periodista y sus compañeros habían decidido que debía salir de allí. "Pudimos entrar a los hospitales, ir a las farmacias, hacer una cobertura completa, pero sabíamos del riesgo que corríamos. Era una batalla psciológica, día a día", señaló Ramírez.

El periodista de AFP relató que les chequeaban la temperatura al entrar y salir del hotel. El chequeo se convirtió luego en "una pesadilla para Ramírez". Según explicó Ramírez: "No queríamos saber si teníamos o no el virus, y nos preguntábamos 'si estornudo, qué significa, si me siento mal'".

Al día seis de su estadía en Wuham, ya habían conseguido un lugar en el vuelo de evacuación que enviaría Francia el 31 de enero.

El período de cuarentena

Al llegar a Francia , Ramírez junto a otras 178 personas comenzaron su período de cuarentena de 14 días, ya que dicen que ese es el tiempo de incubación del coronavirus. "Estamos en un hotel de Marsella desde que llegamos" y mañana se cumple el final de este período.

En cuanto a este período de encierro en Francia, el periodista relató: "Yo como profesional y como persona estaba preparado para cubrir lo que sucedió en Wuhan, pero no para cubrir los 14 días de cuarentena. Nadie te prepara para esto. Para nuestra suerte es un lugar muy bonito frente al Mediterráneo y eso ayudo mucho a hacer de este proceso algo más llevadero, pero el hecho de que sea un ressort no quita lo difícil de este proceso".

Ramírez fue repatriado por Francia el 31 de enero pasado y desde entonces permanece en cuarentena en Marsella
Ramírez fue repatriado por Francia el 31 de enero pasado y desde entonces permanece en cuarentena en Marsella Fuente: Reuters

"Los primeros cinco días aquí estaba en shock después de lo que había visto en Wuhan y triste por haber dejado la ciudad porque sabíamos que éramos de los pocos medios independiemente que quedaban en el lugar. Los que quedan son medios del Estado que debo decir han hecho un trabajo bastante bueno", agregó.

En el hotel donde se encuentra Ramírez hay otras 179 personas en cuarentena, la mayoría de ellos están con niños. Allí monitorean los síntomas cada día con personal de la Cruz Roja y la salud pública francesa y les piden que se controlen diariamente la temperatura, o si sienten tos o dificultades para respirar. Cada uno tiene un termómetro personal y deben usarlo a la mañana y a la noche.

Ramírez admite que, en esa situación, "el miedo siempre está". "Ves que el número de muertos aumenta, que la vacuna no se consigue, que el período de incubación puede ser mayor de 14 días -contó el periodista de AFP-, sentís miedo porque no sabés si el virus está ahí y si se va a manifestar el día 14 y todos tengamos que empezar otro período de cuarentena".

"El miedo siempre va a estar ahí e incluso cuando salga de la cuarentena. Al salir, la Cruz roja nos va a entregar un certificado de no portar la enfermedad y cuando nos lo entreguen eso va a ser muy agradable pero va a tener que pasar un período hasta que yo me sienta tranquilo", agregó Ramírez.

Finalmente, el reportero informó que su plan futuro es regresar a Beiging, donde tiene su casa desde hace años. "Creo que a finales de febrero estaré regresando ya con mejores noticias y con el virus contenido", concluyó con optimismo Ramírez.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.