El salafismo, la rama más conservadora del islam

Copia la forma de vida de los "ancestros"
(0)
22 de marzo de 2012  

PARIS (AFP).- El salafismo, al que dice pertenecer Mohammed Merah, el asesino de Toulouse, es una corriente del islam sunnita que respeta una interpretación estricta y literal del Corán, en la que los partidarios de la jihad (guerra santa) son ultraminoritarios.

El salafismo es una escuela fundamentalista sunnita que se dedica principalmente a copiar la forma de vida de los salaf , "los ancestros piadosos" (Mahoma y sus compañeros) en lengua árabe.

Adeptos a una lectura literal del Corán, el libro sagrado de los musulmanes, los salafistas imitan la forma de vestirse de los salaf y llevan, al igual que ellos, una larga barba con el bigote afeitado. Las mujeres visten el niqab , que cubre totalmente su cuerpo y su rostro, mostrando únicamente los ojos.

Preconizan la aplicación integral de la sharia (ley islámica) con la separación estricta de los sexos.

Sus seguidores también rechazan las cuatro escuelas tradicionales del derecho musulmán y se inspiran únicamente en el Corán y la Suna, la tradición profética.

Son conservadores en su comportamiento, en las cuestiones sociales y las costumbres, pero relativamente liberales en el orden económico.

El principal teórico de este movimiento es Mohamed Ibn Abdel Wahab. Su doctrina, el wahabismo, fundada en el siglo XVIII, está vigente en el ultraconservador reino de Arabia Saudita.

Lejos de la política

Tradicionalmente, los salafistas se mantienen apartados de la política, ya que consideran que la democracia y las elecciones son invenciones humanas no conformes con la ley divina.

Para Amir Amghar, doctor en sociología en la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales (Ehess) de París, hay tres tipos de salafismo: el piadoso, el político y el revolucionario. Alrededor del "95% de los salafistas son piadosos y no les interesa la política", estimó.

Los salafistas políticos "piensan que hay que defender la identidad a en Francia y Europa por medios legales", agregó. "Y los salafistas de tipo revolucionario son partidarios de usar métodos violentos y consideran que la jihad es una obligación religiosa."

"Según los servicios secretos franceses, en Francia hay entre 12.000 y 15.000 salafistas, pero los salafistas políticos y revolucionarios son ultraminoritarios", explicó Amghar.

"Esos actos están en contradicción total con los fundamentos del islam", declaró ayer Mohammed Moussaoui, presidente del Consejo del Culto Musulmán en Francia.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.