El tirador de Denver, ante el juez

Tenía la mirada perdida y se negó a cooperar; evalúan aplicarle la pena de muerte
(0)
24 de julio de 2012  

CENTENNIAL, Colorado.- Con el pelo teñido de naranja, la mirada perdida y como ajeno a lo que sucedía a su alrededor, James Holmes, el autor del tiroteo en un cine de Aurora el viernes pasado que dejó 12 muertos y 58 heridos, hizo ayer su primera aparición pública desde su detención y compareció ante la justicia.

Holmes, de 24 años, llegó a la audiencia que tuvo lugar en el condado de Arapahoe, al que pertenece la localidad de Aurora, en donde ocurrió el ataque, acompañado por su abogada y vistiendo un uniforme bordó y esposado, y tuvo durante todo el proceso una mirada perdida, que variaba entre la inexpresión, la perplejidad y la tristeza.

Durante la audiencia, que duró menos de diez minutos, el juez informó que presentará los cargos formales contra Holmes el próximo lunes y la fiscal del distrito, Carol Chambers, anunció que considera pedir la pena de muerte para el acusado, aunque lo decidirá tras consultar con las familias de las víctimas, que ayer estuvieron presentes en el juzgado.

Según el canal CBS, por lo menos cinco familiares de las víctimas estuvieron presentes en la sala del tribunal durante la vista, incluido el padre de Alex Teves (24 años), que no apartó la mirada de Holmes.

Las autoridades revelaron ayer que Holmes se niega a cooperar y que podrían pasar varios meses hasta que se conozcan las causas del ataque en el cine, donde se estrenaba la última película de Batman, El caballero de la noche asciende .

Por su parte, el jefe de la policía de Aurora, Daniel Oates, indicó que Holmes guardó "silencio legal" desde que fue detenido en los primeros minutos del viernes, poco después del ataque a tiros, y que "no habla".

Durante la audiencia, se especuló con que el aspecto de cansado y como adormecido de Holmes podía ser consecuencia de la ingestión de fármacos. Otros especularon con que podía ser estrés o también una actuación. El atacante deberá comparecer nuevamente el próximo lunes ante la corte para conocer formalmente los cargos, y fue puesto bajo custodia sin derecho a fianza. Enfrenta cargos de homicidio premeditado, ataque agravado y violación de la ley de armas.

Según expertos consultados por medios locales, aún queda por determinar si Holmes está mentalmente capacitado para afrontar un proceso judicial en su contra, aunque según la policía de Aurora, Holmes planeó cuidadosamente su ataque y es un hombre "muy inteligente".

Mientras avanza el proceso judicial, ayer se conocieron nuevos detalles que confirman la obsesión de Holmes por la saga de Batman: cuando fue capturado a la salida del cine, el atacante reveló a los agentes que había tomado 100 miligramos de Vicodin, un popular narcótico usado como analgésico.

Se trata de la misma sustancia que había consumido el actor Heath Ledger -el actor que interpretó al Guasón en la anterior película de Batman- cuando fue encontrado muerto por sobredosis. Tras la matanza, Holmes les dijo a los policías que él era el Guasón, y ayer se pudo ver que llevaba el pelo teñido del mismo color que el personaje.

Los efectos colaterales del Vicodin incluyen euforia, paranoia y, en algunos casos, alucinaciones.

En tanto, la fiscal Chambers afirmó que la solicitud de pena de muerte dependerá de la decisión de las familias de las 12 personas que fallecieron durante el tiroteo en el cine. "Este será un proceso muy largo que tendrá un impacto en sus vidas durante muchos años [...] de modo que queremos tener sus impresiones antes de tomar alguna decisión", dijo.

En Colorado solamente una persona fue ejecutada desde 1976.

Lisa Damiani, abogada de la familia de Holmes, pidió "que se trate este caso en un tribunal y no que se le juzgue en los medios", al tiempo que solicitó respeto a la privacidad de sus allegados.

Agencias AP, AFP y ANSA

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.