En La Habana, trazos de una historia común con el viejo enemigo

La capital cubana es un muestrario de alusiones, buenas y malas, a Estados Unidos
La capital cubana es un muestrario de alusiones, buenas y malas, a Estados Unidos
Beth J. Harpaz
(0)
22 de julio de 2015  

LA HABANA.- La reapertura de embajadas de esta semana y la reanudación de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba abren un nuevo capítulo en la complicada relación entre ambos países.

Pero cualquier visitante de la capital cubana puede ver que las relaciones bilaterales son profundas y de vieja data con sólo mirar las atracciones que incluyen muestras de la cultura y la historia de Estados Unidos. Aquí un vistazo:

Mafiosos y estrellas de cine

El bar Sloppy Joe’s, todo un clásico
El bar Sloppy Joe’s, todo un clásico Fuente: AP

Muchos hoteles exhiben fotografías y relatos del auge prerrevolucionario de La Habana, que retratan a la capital cubana como un sitio de diversión glamoroso para mafiosos, estrellas de cine y jugadores de béisbol. Desde una placa sobre Babe Ruth en el vestíbulo del Hotel Plaza hasta una exposición fotográfica en el Hotel Nacional que incluye imágenes de Nat King Cole, Frank Sinatra y Fred Astaire. La historia oficial del Hotel Nacional dice que en 1946 fue el lugar de reunión de jefes de la mafia. Algunas fotos en blanco y negro también decoran el bar Sloppy Joe's, en La Habana Vieja, que alguna vez frecuentaron Hemingway y otras celebridades.

Los Rosenberg

El monumento a Julius y Ethel Rosenberg
El monumento a Julius y Ethel Rosenberg Fuente: AP

Julius y Ethel Rosenberg fueron ejecutados por el gobierno de Estados Unidos tras ser acusados de pasar secretos atómicos a la Unión Soviética. . En La Habana, un monumento de ladrillo en la esquina de Zapata y Paseo está decorado con sus imágenes, siluetas de palomas y las palabras: "Por la paz, el pan y las rosas enfrentemos al verdugo. Ethel y Julius Rosenberg. Asesinados el 19-6-1953".

John Lennon

Lennon, en un parque de La Habana
Lennon, en un parque de La Habana Fuente: AP

John Lennon era británico, pero los neoyorquinos lo consideraban uno de ellos: Vivió y murió en Manhattan. Uno de los parques más bellos de La Habana lleva su nombre, y alberga un banco en el que los visitantes pueden posar junto a una escultura del célebre beatle. Cuando los turistas se acercan, un asistente coloca anteojos sobre el rostro de la estatua. Hay una inscripción en español con extractos de la canción "Imagine" de Lennon: "Dirías que soy un soñador, pero no soy el único".

USS Maine

Monumento al USS Maine en el Malecón
Monumento al USS Maine en el Malecón Fuente: AP

El buque de guerra USS Maine fue destruido por una explosión en el puerto de La Habana en 1898 que dejó 266 muertos. "Recuerden el Maine", se convirtió en eslogan para quienes azuzaban la guerra entre Estados Unidos y España. La victoria norteamericana liberó a Cuba, que había sido una colonia española, pero también llevó a la intervención de Washington en asuntos internos de Cuba. Un monumento a las víctimas del Maine, con dos torres blancas, se alza sobre el Malecón de La Habana.

Presidentes de EE.UU.

El célebre Rincón de los cretinos
El célebre Rincón de los cretinos Fuente: AP

Varios sitios en La Habana hacen referencia a presidentes de Estados Unidos, pero no todos son halagadores. Dentro del Museo de la Revolución se exhiben caricaturas de Ronald Reagan, George H.W. Bush y George W. Bush en el "Rincón de los cretinos". Afuera del museo hay restos de un avión espía que fue derribado en 1962 durante la Crisis de los Misiles, un momento decisivo para la presidencia de John F. Kennedy, Abraham Lincoln es honrado con dos estatuas: una pequeña afuera de una escuela en El Vedado, y un busto en el Parque de la Fraternidad.

Hemingway

Hemingway y Fidel, en La Bodeguita
Hemingway y Fidel, en La Bodeguita Fuente: AP

El escritor estadounidense Ernest Hemingway vivió en Cuba intermitentemente durante años. Uno de los mayores atractivos turísticos de La Habana es su antigua vivienda, la Finca La Vigía. Las fotos de Hemingway posando con trofeos de pesca y con el líder de la revolución cubana Fidel Castro decoran muchos bares y hoteles, como el hotel Ambos Mundos de La Habana Vieja, donde pueden visitar una habitación en la que vivió Hemingway. Y dos bares de La Habana atraen a un constante flujo de turistas en parte gracias a la célebre declaración dipsómana de Hemingway: "Mi mojito en La Bodeguita, mi daiquirí en El Floridita". La frase, supuestamente escrita a mano por el propio Hemingway, está enmarcada sobre la barra de La Bodeguita del Medio. El Floridita tiene una estatua de Hemingway.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.