Tensión con EE.UU.: por qué China teme una "cortina de hierro" financiera

Los temores han movido a algunos en Pekín a recuperar los llamamientos en favor del refuerzo de la influencia global del yuan, buscando así reducir su dependencia del dólar
Los temores han movido a algunos en Pekín a recuperar los llamamientos en favor del refuerzo de la influencia global del yuan, buscando así reducir su dependencia del dólar Fuente: Archivo
(0)
13 de agosto de 2020  • 11:03

PEKÍN.- Una fuerte escalada en las tensiones con Estados Unidos ha avivado los temores en China de una guerra financiera cada vez más profunda que podría resultar en su exclusión del sistema global del dólar, una perspectiva devastadora que alguna vez se consideró inverosímil pero ahora no imposible.

Durante los últimos meses, autoridades y economistas chinos han sostenido una inusual discusión pública sobre los peores escenarios en los que China se podría ver bloqueada en las transacciones con el dólar, o en los que Washington congelara o confiscara parte de la enorme deuda norteamericano en manos chinas.

La internacionalización del yuan era un objetivo deseable, ahora se está convirtiendo en algo imprescindible, según expertos chinos
La internacionalización del yuan era un objetivo deseable, ahora se está convirtiendo en algo imprescindible, según expertos chinos Crédito: Getty Images

Esos temores han movido a algunos en Pekín a recuperar los llamamientos en favor del refuerzo de la influencia global del yuan, buscando así reducir su dependencia del dólar.

Algunos economistas han llegado incluso a plantear la idea de liquidar en yuanes los pagos de las exportaciones de vacunas para el covid-19 fabricadas en China, mientras tratan de evitar las transacciones en dólares con una versión digital de la moneda china.

"La internacionalización del yuan era un objetivo deseable. Ahora se está convirtiendo en algo imprescindible", dijo Shuang Ding, jefe de investigación económica para la Gran China en Standard Chartered y execonomista del Banco Popular de China (PBOC, por sus siglas en inglés).

La amenaza del "desacoplamiento" financiero entre China y Estados Unidos se está volviendo cada vez más "cierta y presente", dijo Ding.

Aunque es poco probable que se produzca una separación completa de las dos economías más grandes del mundo, la administración Trump ha estado presionando para que se produzca un desacoplamiento parcial en áreas clave relacionadas con el comercio, la tecnología y la actividad financiera.

Washington ha desatado un aluvión de acciones que penalizan a China, incluidas propuestas para prohibir la cotización de empresas chinas que no cumplen con las normas de contabilidad de norteamericanos y de las operaciones en el país con las aplicaciones TikTok y WeChat, de propiedad china. Se espera que aumenten las tensiones en el período previo a las elecciones presidenciales del 3 de noviembre en EEUU.

"En la actualidad ya existe una guerra financiera de gran escala (...), pero las tácticas más letales aún no han sido utilizadas", dijo a Reuters Yu Yongding, economista de la estatal Academia China de Ciencias Sociales (CASS, por sus siglas en inglés), quien anteriormente asesoró al PBOC.

Aunque es poco probable que se produzca una separación completa de las dos economías más grandes del mundo, la administración Trump ha estado presionando para que se produzca un desacoplamiento parcial en áreas clave
Aunque es poco probable que se produzca una separación completa de las dos economías más grandes del mundo, la administración Trump ha estado presionando para que se produzca un desacoplamiento parcial en áreas clave Fuente: Reuters

Yu dijo que el movimiento definitivo supondría la confiscación de la deuda soberana norteamericano en manos de China, que actualmente supera el billón de yuanes, lo cual no obstante sería difícil de implantar y supondría una herida autoinfligida para Washington.

Pero, calificando a los líderes de Estados Unidos "extremistas", Yu dijo que un desacoplamiento no es imposible, por lo que China debería hacer preparativos.

Mucho en juego

Hay mucho en juego. Cualquier movimiento de Washington para aislar a China del sistema del dólar o la venta en represalia de una gran parte de la deuda de Estados Unidos en manos de Pekín podría afectar a los mercados financieros y perjudicar a la economía mundial, dijeron los analistas.

Fang Xinghai, un regulador de valores de alto rango, dijo que China es vulnerable a las sanciones de Estados Unidos y que debería hacer preparativos "tempranos" y "reales". "Tales cosas ya han sucedido a muchas empresas e instituciones financieras rusas", dijo Fang en un foro celebrado en junio y organizado por el medio de comunicación chino Caixin.

Guan Tao, exdirector del departamento de pagos internacionales de la Administración Estatal de Divisas de China y ahora economista global principal de la china BOC International, también dijo que Pekín debería prepararse para el desacoplamiento.

"Tenemos que prepararnos mentalmente para la eventualidad de que Estados Unidos expulse a China del sistema de pagos en dólares", dijo a Reuters.

En un informe publicado el mes pasado del que fue coautor, Guan pidió un mayor recurso del comercio internacional al sistema de pagos en yuanes, el Cross-Border Interbank Payment System. La mayoría de las transacciones internacionales de China se liquidan en dólares a través del sistema SWIFT, que algunos sostienen que deja al país en una situación vulnerable.

Nuevo pulso

Tras una pausa de cinco años, Pekín está reviviendo su impulso para globalizar el yuan. El mes pasado, la oficina central del PBOC en Shanghai instó a las instituciones financieras a expandir las transacciones del yuan y priorizar el uso de la moneda local en la inversión directa.

El jefe del banco central chino, Yi Gang, dijo el domingo en unas declaraciones publicadas que la internacionalización del yuan está avanzando bien, con los acuerdos internacionales creciendo un 36,7% en la primera mitad de 2020 en comparación con el año anterior.

Sin embargo, la internacionalización de la moneda se ve obstaculizada por los estrictos controles de capital de China. También podría enfrentarse a la resistencia de los países que han criticado a China en asuntos que van desde el coronavirus hasta sus duras medidas sobre Hong Kong.

La participación del yuan en las reservas mundiales de divisas superó el 2% en el primer trimestre, dijo Yi. También superó al franco suizo en junio, siendo la quinta moneda más utilizada para los pagos internacionales, con una participación del 1,76%, según datos de SWIFT.

Una forma de acelerar los pagos internacionales sería fijar el precio de algunas exportaciones en yuanes renminbi, como el de una posible vacuna contra el coronavirus, sugirió Tommy Xie, jefe de investigación para la Gran China del Banco OCBC de Singapur.

Otra posibilidad sería recurrir a la idea de yuan digital en las transacciones internacionales a través de intercambios de divisas entre bancos centrales, pasando por alto sistemas como SWIFT, dijo Ding Jianping, profesor de finanzas de la Universidad de Finanzas y Economía de Shanghai.

China ha acelerado sus planes para desarrollar una moneda digital soberana, mientras que el PBOC ha estado ocupado firmando acuerdos de "swap" de divisas con contrapartes extranjeras.

Shuang Ding, de Standard Chartered, dijo que Pekín no tiene otra alternativa que prepararse para la "opción detonadora" de Washington de expulsar a China del sistema del dólar.

"Pekín no puede permitirse el lujo de ser arrojada al caos cuando es China es el objeto de las sanciones", dijo.

Agencia Reuters

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.