Entre los israelíes, las voces del pacifismo se diluyen