España: arrojaron a su bebé recién nacido a un río y los detuvieron

La Policía halló el cadáver del bebé en el lugar donde los padres, de 23 y 29 años, ya detenidos, dijeron que habían lanzado al menor
La Policía halló el cadáver del bebé en el lugar donde los padres, de 23 y 29 años, ya detenidos, dijeron que habían lanzado al menor
(0)
11 de febrero de 2020  • 10:11

Tras una intensa búsqueda en la noche del domingo la Policía halló el cadáver de un bebé recién nacido en el río Carrión de la provincia de Palencia, España. Antes, la misma policía había detenido a los padres de la criatura que en su propia declaración admitieron el infanticidio e indicaron el lugar en donde lo arrojaron.

En la noche del sábado, la policía recibió una llamada del centro de salud en la que se informaba de que estaban atendiendo a una joven, de 23 años, que manifestaba haber dado a luz, aunque decía desconocer dónde se encontraba el bebé. En el historial de la paciente constaba que días atrás había sido atendida en urgencias, donde fue advertida de que se preveía un parto de riesgo y la derivaron a otro centro sanitario especializado.

Ante el aviso, la policía se desplazó al centro de salud, donde la joven manifestó que había dado a luz la noche anterior y que se había desprendido del bebé arrojándolo a un contenedor en el polígono industrial de la zona. Los agentes iniciaron la búsqueda, al tiempo que se realizaban gestiones para paralizar la recogida de basuras en la zona, con la esperanza de localizar al bebé todavía con vida en alguno de los 40 contenedores de basura instalados en la zona.

Sin embargo, la mujer había mentido: no solo sobre el lugar en donde había arrojado al bebé, también en que el parto había sido varios días antes. Posteriormente, la joven fue trasladada a comisaría donde manifestó que, junto a su pareja, de 29 años, había enterrado al bebé junto al Refugio, en el Monte el Viejo. Ambos fueron trasladados a dicho paraje, cercano a la capital palentina, aunque la búsqueda fue infructuosa de nuevo.

Finalmente, tras ser nuevamente interrogados por la Policía, la pareja confesó que el parto se produjo el 28 de enero y que, tras el mismo, arrojaron al bebé al río Carrión, en un paraje cercano a Husillos, una localidad de unos 313 habitantes situada a unos doce kilómetros de la capital palentina. Tras desplazarse con la pareja al lugar donde decían haber depositado al bebé, la policía encontró su cadáver en el fondo del río.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.