España: la derecha radical Vox quiere "premiar" a quien mate a un criminal

Javier Ortega Smith, secretario general de la agrupación Vox
Javier Ortega Smith, secretario general de la agrupación Vox Crédito: Twitter
Silvia Pisani
(0)
27 de marzo de 2019  • 09:12

MADRID.- Fue en un gesto teatral pero no por eso menos deliberado. Tras presentar a un ciudadano víctima de robo en pleno acto electoral, Vox, el partido de derecha radical en España, propuso no sólo autorizar la tenencia de armas sino premiar "a quien mate o hiera a un criminal".

Javier Ortega Smith, el secretario general de la agrupación, sabía que con eso avanzaba todavía más en el tabú que quiso romper con su ya controvertida propuesta para autorizar la tenencia y el uso de armas de fuego. Sabe que eso es riesgoso.

España: la derecha radical quiere "premiar" a quien mate a un criminal - Fuente: YouTube

03:59
Video

"No queremos convertir a España en el Lejano Oeste", advirtió, sino solamente "permitir que la gente buena" no quede a merced de los criminales.

Fue un planteo en tono provocador. "Que venga la derechita cobarde, la veleta acomodaticia (de Ciudadanos) y los canales de televisión a decirnos lo que quieran. Nosotros estamos del lado de la gente de bien", desafió.

La "derechita cobarde" es el modo en el que Vox se refiere al conservador Partido Popular (PP), entre cuyos votantes descontentos espera cosechar un buen caudal de votos. "La veleta naranja", el modo despectivo en el que se refiere al liberal Ciudadanos.

Javier Ortega Smith, secretario general de la agrupación Vox
Javier Ortega Smith, secretario general de la agrupación Vox Crédito: Twitter

Nadie de acuerdo

La propuesta para permitir la libre adquisición y uso de armas generó controversia inmediata en España, así como el rechazo categórico no sólo del gobierno socialista sino también de fuerzas de derecha y de centro con las que Vox podría buscar alianzas tras las elecciones de mayo.

Tanto en el PP como en Ciudadanos, sus potenciales aliados, la propuesta fue rechazada sin medias tintas."Confiamos en nuestras fuerzas de seguridad y no es necesario dar otro tipo de alternativas", fue el mensaje.

Pese al rechazo categórico que genera esa línea de propuesta, Ortega Smith no vaciló. Primero planteó que es "necesaria" una reforma del Código Penal para permitir que quien quiera tenga un arma en su casa y la utilice a conveniencia en situaciones de defensa. Luego, avanzó con la propuesta de "aplaudir y dar una medalla al mérito civil" a quienes, así armados, consigan "herir o matar" a un criminal.

Javier Ortega Smith, secretario general de la agrupación Vox
Javier Ortega Smith, secretario general de la agrupación Vox Crédito: Twitter

Relato del horror

Fue un mensaje razonado. De hecho, lo planteó con un ejemplo de terror, ante un auditorio enfervorizado que le escuchaba desgranar, paso a paso, un relato de horror. "Imagínense que sus abuelos están en casa. De pronto, entran dos tipos con pasamontañas. Matan con arma dotada con silenciador a los perros y a los abuelos les dan una paliza que podría haber sido mortal", arrancó.

"Imagínense la situación. Nadie viene en ayuda. Nadie se percata de nada. Las dos personas mayores están en el suelo, heridas. Los atracadores les roban lo poco que tienen y huyen, dejándolos a la buena de Dios", avanzó.

Luego, vino el desenlace crítico. "Con la legislación en vigor, esos dos delincuentes, en caso de haber sido atrapados, ya estarían libres y listos para reincidir", dijo. "Con la misma legislación en vigor, si el abuelo, que es cazador de toda la vida, hubiese tomado su escopeta para defenderse y disparar a esos criminales, estaría procesado", indicó, entre gritos y silbidos de reprobación.

Fue entonces que avanzó con su propuesta de permitir la tenencia y el uso de armas de fuego en defensa propia, así como la posibilidad de "dar un premio" a quien, por ese mecanismo, consiga herir o matar a un criminal.

El dirigente, que ya convocó a militares para su partido, sabe los riesgos que eso podría traer aparejados. "No queremos convertir a España en el Lejano Oeste", dijo, en tácita alusión al abuso de armas en los Estados Unidos y las matanzas que suelen ocurrir a diario en esa sociedad. "Lo que queremos es que la buena gente pueda estar segura", aseguró. Fue entonces en que decidió cerrar el acto con la presentación de un matrimonio que había sufrido un ataque como el que relató.

El público, enfervorizado, aplaudió a rabiar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.