Evo Morales permanecerá en la Argentina como refugiado y hoy llegaría García Linera

El expresidente de Bolivia llegó desde Cuba
El expresidente de Bolivia llegó desde Cuba Fuente: Reuters - Crédito: Edgard Garrido
(0)
13 de diciembre de 2019  • 00:00

Tras varias semanas de gestiones, el expresidente de Bolivia Evo Morales llegó ayer a la Argentina junto a algunos de sus exfuncionarios y se quedará en el país como refugiado. Luego de pasar casi un mes asilado en México y unos días en Cuba, y tras renunciar a la presidencia en Bolivia luego de una revuelta acompañada por las Fuerzas Armadas y de seguridad, el exmandatario arribó al país para reunirse con sus hijos.

Según confirmaron fuentes oficiales a LA NACION, el dirigente inició el trámite para ser refugiado apenas llegó -se puede solicitar el estatus una vez dentro de las fronteras del país- y el Gobierno aceleró el proceso. Con su nuevo estatus, Morales pasó a depender del Ministerio del Interior, que determinará las condiciones en las que el expresidente permanecerá en la Argentina. Por lo pronto, el gobierno de Alberto Fernández le pidió que evite hacer declaraciones políticas.

"El reglamento exige una serie de pautas, como el domicilio. Queremos de Evo el compromiso de no hacer declaraciones políticas en la Argentina. Es una condición que le pedimos", dijo el canciller Felipe Solá en declaraciones al canal TN. Y explicó: "Le he dado asilo para que entre al país. La condición de refugiado la da el Ministerio del Interior y está normada. En cambio, el asilo no tiene normas. Nosotros queremos que la condición tenga un reglamento".

Morales llegó al país acompañado por la exministra de Salud de Bolivia Gabriela Montaño, el excanciller Diego Pary y su exembajador ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) José Alberto Gonzales. Está previsto que hoy llegue al país su exvicepresidente Álvaro García Linera, quien encabezó las gestiones con Solá para concretar el viaje de Morales.

Solá confirmó que la planificación de este viaje "comenzó hace un mes y pico, cuando nos dimos cuenta de que corría riesgo su vida y podía correr sangre en Bolivia". Y completó: "Las razones [de su arribo] están vinculadas a los parientes y amigos que tienen en la Argentina y la cercanía con Bolivia".

La presencia de Morales en la Argentina generó críticas de algunos sectores de la oposición. Miguel Pichetto, por ejemplo, se expresó en Twitter: "No creo que la presencia de Evo Morales en la Argentina sea conveniente a los intereses de nuestro país".

"Gobierno de facto"

Pasado el mediodía Morales expresó su agradecimiento a través de su cuenta de Twitter: "Hace un mes llegué a México, país hermano que nos salvó la vida, estaba triste y destrozado. Ahora arribé a la Argentina, para seguir luchando por los más humildes y para unir a la Patria Grande, estoy fuerte y animado. Agradezco a México y la Argentina por todo su apoyo y solidaridad".

Morales renunció a la presidencia el 10 de noviembre, en medio de protestas sociales y presionado por las fuerzas de seguridad después de unas elecciones en las que obtuvo su cuarto mandato, pero en las que hubo denuncias de fraude.

Fernández dijo entonces que se había tratado de un "golpe de Estado". Solá lo ratificó ayer: "No reconocemos al gobierno de Bolivia, creemos que es un gobierno de facto", dijo en alusión a la administración de Jeanine Áñez.

Crédito: DPA

El agradecimiento de Evo

Pasado el mediodía Morales expresó su agradecimiento a través de su cuenta de Twitter.

"Hace un mes llegué a México, país hermano que nos salvó la vida, estaba triste y destrozado. Ahora arribé a Argentina, para seguir luchando por los más humildes y para unir a la Patria Grande, estoy fuerte y animado. Agradezco a México y Argentina por todo su apoyo y solidaridad", escribió.

Y en un segundo tuit, dijo: "Mi eterno agradecimiento al presidente @lopezobrador_ [Andrés Manuel López Obrador, presidente de México], al pueblo y al Gobierno de México por salvarme la vida y por cobijarme. Me sentí como en casa junto a las hermanas y hermanos mexicanos durante un mes".

Tensión

La renuncia de Morales generó un cortocircuito en la transición entre los gobiernos de Mauricio Macri y Alberto Fernández. El actual presidente quería ofrecerle asilo político, algo que la gestión anterior no concretó. Como consecuencia, Morales viajó a México, con la intención de viajar a la Argentina una vez que asumiera el kirchnerismo.

"No pierdo la esperanza de volver [a Bolivia] en cualquier momento. Si me acerco a Bolivia mediante la Argentina, mejor todavía", dijo Morales desde México después de que Alberto Fernández lo invitara al país.

El pasado martes, cuando Alberto Fernández y Cristina Kirchner asumieron como presidente y vicepresidenta, respectivamente, el expresidente tuiteó una foto de los dos con un mensaje: "Hoy vuelve la esperanza a la hermana República Argentina de la mano de Alberto y Cristina. Felicitamos la proeza de este valeroso pueblo que hoy levanta las banderas de la integración y la #PatriaGrande. Las bolivianas y bolivianos nos sentimos admiradores de su historia de lucha".

El anuncio de México

Luego de que el canciller argentino confirmara la noticia, desde México también la comunicaron. Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores del país azteca, tuiteó que Morales le había comunicado su decisión ayer.

" Agradeció cumplidamente la generosidad de pueblo y gobierno de México", añadió el funcionario del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Junto a sus hijos

Evaliz y Álvaro Morales llegaron a la Argentina desde Bolivia el 23 de noviembre por la tarde en un vuelo comercial que partió desde La Paz, que aún se encontraba convulsionada por la renuncia de Morales y la asunción del gobierno de derecha de Jeanine Áñez en una sesión sin quórum. Los jóvenes entraron sin pedido de asilo.

Presionado por las Fuerzas Armadas y la oposición, Evo Morales renunció a su cargo el 10 de noviembre, horas después de convocar a nuevas elecciones tras el resultado de la auditoría de la OEA que arrojó "serias irregularidades" en los comicios del 20 de octubre, en los que obtuvo su cuarto mandato.

Morales estuvo casi 14 años en el poder y fue el primer indígena en dirigir a Bolivia. Al anunciar su decisión, aseguró: "Renuncio a mi cargo de presidente para que no sigan persiguiendo a dirigentes sociales. Pedimos que no maltraten al pueblo. Estoy renunciando para que mis hermanas y hermanos del MAS no sean más hostigados, perseguidos ni amenazados. Lamento mucho este golpe cívico con algunos sectores de la policía por plegarse para atentar contra la democracia, la paz social, con amedrentamiento de intimidad al pueblo boliviano".

Evo y sus hijos
Evo y sus hijos Crédito: Twitter

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.