Gentiloni presentó a su gabinete y juró el cargo

El flamante premier hizo cambios en la cancillería, Interior y Educación; la ley electoral, prioridad
(0)
13 de diciembre de 2016  

Gentiloni se convirtió ayer en premier italiano
Gentiloni se convirtió ayer en premier italiano Fuente: AFP

ROMA.- En un intento por terminar con la crisis que vive Italia tras el rechazo en las urnas a la reforma política y la renuncia del premier Matteo Renzi , su sucesor en el cargo, Paolo Gentiloni, presentó ayer al presidente, Sergio Mattarella, la lista de su gabinete, con cambios en los ministerios del Interior, Educación y Relaciones Exteriores.

Después una reunión de alrededor de una hora con el jefe del Estado, Gentiloni hizo pública la lista de sus ministros, que presentó pocos cambios en relación con la de su predecesor, el dimitido Matteo Renzi.

En este sentido aseguró que su gobierno "continuará la labor de innovación desarrollada hasta la fecha por Renzi".

En la cancillería, cartera que ocupaba Gentiloni, se situará el conservador Angelino Alfano, hasta ahora ministro del Interior, funciones que recayeron en Marco Minniti.

La vicepresidenta del Senado Valeria Fedeli sustituirá al frente de Educación a Stefania Giannini.

Otro de los cambios reside en el Ministerio para las Relaciones con el Parlamento, encargado a Anna Finocchiaro, que sustituirá así a Maria Elena Boschi, ministra clave de Renzi y que en el gabinete de Gentiloni será subsecretaria de la presidencia.

Además, Gentiloni ha creado dos nuevos ministerios: Cohesión Territorial y del Sur, encargado a Claudio de Vincenti, y otro de Deporte, que estará dirigido por Luca Lotti.

Continuarán en su posición el ministro de Economía, Pier Carlo Padoan; de Justicia, Andrea Orlando; de Defensa, Roberta Pinotti; de Infraestructuras, Graziano Delrio; de Sanidad, Beatrice Lorenzin; de Agricultura, Maurizio Martina, y de Trabajo, Giuliano Poletti.

También Gianluca Galletti seguirá como ministro de Medioambiente; Dario Franceschini como titular de Cultura; de Asuntos Regionales, Enrico Costa; de Simplificación de Administración Pública, Marianna Madia y Carlo Calenda en Desarrollo Económico.

La creación de un ministerio para el sur del país responde, según apuntó Gentiloni, a que "Italia no puede ignorar las formas de malestar, especialmente en las zonas más débiles de la clase media, sobre todo en el sur, donde el desempleo es una emergencia más dramática que en otros puntos".

Gentiloni juró el cargo en la tarde de ayer y la investidura en el Parlamento tendrá lugar hoy y mañana cuando el nuevo gobierno se someta al voto de la Cámara de Diputados y el Senado, algo que se producirá hoy y el mañana.

La celeridad es para que Italia pueda estar representada en el próximo Consejo Europeo, el jueves.

Se trata de una de las crisis más cortas de la historia de la república italiana, aunque nadie se atreve a estimar la duración del gobierno presidido por el ex canciller de Renzi.

El nuevo primer ministro, de 62 años, tiene entre sus prioridades sacar una nueva ley electoral que cobije a la Cámara de Diputados y al Senado y gobernar la urgente reconstrucción de los pueblos destruidos por los terremotos de agosto y octubre, según adelantó el domingo.

El hombre de la "continuidad", el gobierno "fotocopia", el político "invisible", son algunas de la montaña de críticas lanzadas desde la oposición contra Gentiloni, tildado de ser un hombre a las órdenes de Renzi.

"Gentiloni es el avatar de Renzi", sostiene con términos más modernos Luigi Di Maio, uno de los líderes de M5E, actual vicepresidente de la Cámara de Diputados, quien está convencido de que la designación de Gentiloni forma parte de una maniobra de la casta política para frenar una victoria de su formación, cuya popularidad sigue aumentando, según los sondeos.

Por su parte, la xenófoba Liga Norte no deja de acosar al gobierno y convocó para el sábado una manifestación de protesta para pedir elecciones anticipadas tras el resultado del referéndum del 4 de diciembre, en la que una amplia mayoría de italianos rechazó el proyecto de reforma constitucional promovida por Renzi.

El ex premier, cuya fuerte personalidad y estilo de gobernar dividió al país y a su partido, el centroizquierdista Partido Democrático, reiteró ayer que está dispuesto a seguir en la batalla política.

Agencias ANSA, EFE y AFP

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.