Habló el periodista de Univisión detenido por Maduro: “Nos metieron en un cuarto y apagaron las luces”

El mexicano Jorge Ramos y sus compañeros estuvieron retenidos más de dos horas en la casa de gobierno
El mexicano Jorge Ramos y sus compañeros estuvieron retenidos más de dos horas en la casa de gobierno Crédito: Twitter
(0)
26 de febrero de 2019  • 08:46

CARACAS (Reuters) - El presentador mexicano Jorge Ramos de la cadena estadounidense de televisión en español Univisión dijo el lunes que fue detenido junto a su equipo cuando entrevistaba al presidente bolivariano de Venezuela, Nicolás Maduro , y que fueron liberados un par de horas después pero sin su material ni instrumentos de trabajo.

Ya en su hotel, Ramos habló con la cadena y contó los detalles de lo ocurrido: "Estuvimos detenidos por más de dos horas en el Palacio de Miraflores. Teníamos una entrevista con Maduro y tras 17 minutos de charla no le gustó lo que le estaba preguntando sobre la falta democracia, las torturas, los prisioneros políticos, la crisis humanitaria. Se levantó de la entrevista después de que le mostrara unos videos de jóvenes comiendo de un camión de basura".

Ramos contó además que tras ese momento de tensión uno de los ministros del chavismo se acercó a ellos para decirles que la entrevista no estaba autorizada. "Se quedaron con nuestros equipos, no tenemos nada, nos quitaron todos los celulares, no tenemos la entrevista, nos mantuvieron separados, interrogándonos, nos metieron en un cuarto de seguridad, apagaron las luces, nos sacaron los celulares, se quedaron con muchas de nuestras pertenencias personales", agregó el periodista.

"Estuvimos detenidos por más de dos horas, no sabía dónde estaba mi equipo... y cuando te encierran en un cuarto... sí estaba preocupado", añadió y aseguró que a su entender el gobierno bolivariano no le va a devolver el material porque dicen que la entrevista no estaba autorizada, pese a que desde Univisión aseguran que la misma estaba pautada desde la semana pasada.

Ramos agregó en diálogo con una de sus compañeras desde el hotel de Venezuela en el que aguarda ser deportado a su país: "Es una violación a la libertad, a los derechos humanos, nos están robando nuestro trabajo, están tratando de evitar que el mundo conozco lo que pasa".

Sin embargo, advirtió: "Están muy equivocados. Si ellos borran el material, hay mucha gente que estuvo ahí y sabe lo que ocurrió: Maduro cuando se da cuenta que estamos mostrando lo que pasa en su país, se levanta y se va".

Respecto de las preguntas que le llegó a hacer al bolivariano y que lo hicieron retirarse, el periodista explicó: "Yo le dije a Maduro que millones de venezolanos y muchos gobiernos del mundo no lo consideran presidente legítimo sino dictador. Y que Guaidó lo llamó usurpador. Le dije que quien fue uno de sus principales asesores, el "Pollo", aseveró en una entrevista con The New York Times que él era responsable de cientos de muertes de jóvenes. No le gustó".

Ramos contó que abandonaron Miraflores pasadas las 9 de la noche, tras dos horas retenidos. Efectivos de los servicios de inteligencia se encontraban en los alrededores del hotel donde se hospeda Ramos, y personal del establecimiento no permitía la entrada ni la salida de nadie.

Reacciones

En un mensaje de Twitter, Guaidó condenó la detención de Ramos por parte del gobierno. "El desespero del 'usurpador' [Maduro] es cada día más evidente, no pudo responder a sus preguntas".

Asimismo, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, dijo que lo ocurrido con el periodista era un nuevo ataque de Maduro a la libertad de expresión y exigió la devolución de equipos y material a Univision. "Déjenlos trabajar", aseguró en la red social.

El ministro de Comunicación venezolano, Jorge Rodríguez, aunque no se refirió directamente al episodio dijo por Twitter que muchos periodistas pasaron por Miraflores e hicieron su trabajo sin problemas y escribió: "No nos prestamos a shows baratos".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.