Histeria y góndolas vacías: cómo vive Madrid los días del coronavirus

A pesar de la conferencia que brindó Juan Roig, el dueño de Mercadona, el supermercado más popular del país, quien llamó a la calma y aseguró que el abastecimiento está garantizado en el país, el temor a la escasez dibujó un escenario apocalíptico en las tiendas
A pesar de la conferencia que brindó Juan Roig, el dueño de Mercadona, el supermercado más popular del país, quien llamó a la calma y aseguró que el abastecimiento está garantizado en el país, el temor a la escasez dibujó un escenario apocalíptico en las tiendas Crédito: Laura Ventura
Laura Ventura
(0)
11 de marzo de 2020  • 10:22

MADRID.- Un grupo de personas formaba fila en un pasillo del supermercado Lidl, de espaldas a la caja. Aguardaban con ansiedad, en silencio. Una empleada salió de una puerta lateral empujando un carrito con cartones de leche. Cada uno, de modo ordenado se llevaba consigo un pack de seis litros. Ni leche entera, la que toman los chicos, ni descremada. Solo quedaba semidesnatada, no había otra variedad para elegir. Ninguno de estos vecinos de Getafe se quejó. O sí. Guzmán es profesor de la Universidad Carlos III y durante la jornada de ayer sus compañeros y él trabajaron en coordinación para formar los tribunales de tesis de alumnos extranjeros cuyo visado vence en unos días y deben regresar a sus países. Todas las instituciones educativas de Madrid, en todos sus niveles cerraron sus puertas hoy, en pleno epicentro del ciclo lectivo, hasta el próximo 26 de marzo. "La gente compra por si acaso y se extiende la histeria", lamenta.

España suma hoy 36 fallecidos y más de 1600 casos infectados en pacientes con coronavirus. En un supermercado céntrico, en pleno Quevedo, algunas góndolas estaban anoche vacías: ni arroz, ni huevos, ni carne, ni jabón, ni papel higiénico y las heladeras, desérticas. Y frente a este escenario, sobre la calle Fuencarral, otro muy diferente: la gente disfrutaba del buen tiempo al aire libre tomando café y cañas en las terrazas. Esta mañana, las góndolas de ese mismo supermercado se habían vuelto a reponer. A pesar de la conferencia que brindó Juan Roig, el dueño de Mercadona, el supermercado más popular del país, quien llamó a la calma y aseguró que el abastecimiento está garantizado en el país, el temor a la escasez dibujó un escenario apocalíptico en las tiendas.

El martes, los españoles se despertaron con la noticia de que en 24 horas, los casos de infectados con coronavirus se habían multiplicado, según las autoridades "de forma drástica". El presidente Pedro Sánchez aún no se pronunciaba -lo haría recién minutos antes de las 21 de ayer- aunque miembros del partido opositor, y a cargo del ejecutivo de la comunidad de Madrid, anunciaban medidas preventivas, entre ellas el cierre de instituciones educativas.

En un supermercado céntrico, en pleno Quevedo, algunas góndolas estaban anoche vacías: ni arroz, ni huevos, ni carne, ni jabón, ni papel higiénico y las heladeras, desérticas.
En un supermercado céntrico, en pleno Quevedo, algunas góndolas estaban anoche vacías: ni arroz, ni huevos, ni carne, ni jabón, ni papel higiénico y las heladeras, desérticas. Crédito: Laura Ventura

Desde ayer en los grupos de WhastApp, y con ellos y su inmediatez, se comparten miedos, experiencias y también noticias. Luego del horario de la comida española de ayer -después de las 14- los medios de comunicación y estos grupos de amigos y compañeros no hablaban de otro tema: el secretario general del partido de extrema derecha, Vox, Javier Ortega Smith, había dado positivo por coronavirus. Apenas 48 horas antes había estado presente -y había besado y se había abrazado, según lo retrataron varias cámaras- en un mitin al que asistieron 9000 personas. "Fue un error por el que pedimos perdón", dijo el comunicado del partido. Hoy se corrobora que toda la actividad parlamentaria se suspendió en el Congreso e incluso el pleno en el que el partido Ciudadanos iba a oficiar, luego de cuatro meses de espera, para analizar su futuro tras la dimisión de quien fuera su líder, Albert Rivera.

Hoy se conmemora un nuevo aniversario del atentado terrorista ocurrido en 2004 en la estación de Atocha y en otros sitios de Madrid. En vísperas a esta fecha se realiza cada año un concierto homenaje, al que asisten los Reyes. Anoche, esta velada de la memoria fue diferente y los artistas ofrecieron su arte a puertas cerradas, sin la presencia de los monarcas ni del público, y se transmitió el concierto en vivo a toda la población.

Los españoles confían en la eficacia de su sistema de sanidad público, pero, por el momento, los hospitales están tomando todos los recaudos para enfrentar a este virus. Es por eso que las cirugías y los estudios que pueden esperar se han postergado. La plantilla de médicos y trabajadores se había reforzado en los últimos meses y estos contratos se han renovado para atender los casos más urgentes. Almudena tiene un resfriado (un "constipado", según el dialecto español, algo de congestión, pero sin fiebre). Llama al número telefónico que brindan las autoridades, pero nadie contesta. Hoy se han reforzado los 125 operadores que atienden este número y son ya 200 empleados. Antes de acudir a un centro de salud, quien tenga dudas y presente síntomas, se comunica con esta central para informarse.

Algunos turistas vivían también la incertidumbre de un contexto diferente al que se estila en la siempre amigable y festiva Madrid. La buena noticia es que los museos anunciaron que, dado que la visita a estas instituciones no se considera una actividad estática, sino de flujo de movimiento, no cerrarán, de momento sus puertas. El turismo es una de las principales actividades que apuntan la economía española y el impacto que este contexto tendrá será inédito: Las Fallas de Valencia, por primera vez desde la Guerra Civil, se han cancelado. Los partidos de fútbol de la Liga, otros eventos deportivos y espectáculos taurinos, se celebrarán a puerta cerrada.

Sobre la calle Fuencarral, la gente disfrutaba del buen tiempo al aire libre tomando café y cañas en las terrazas
Sobre la calle Fuencarral, la gente disfrutaba del buen tiempo al aire libre tomando café y cañas en las terrazas Crédito: Laura Ventura

¿De qué modo impactará este contexto en otros establecimientos y servicios? El dueño de La Pródiga, en Malasaña, el restaurante argentino que sirve entraña y empanadas, tuvo la cancelación de un grupo de estudiantes que iba a celebrar allí un encuentro y quienes obedecieron el consejo de evitar reuniones. Sin embargo, Sebastián conservaba las demás reservas para esta semana.

"Es el cárcelvirus", lamenta Carmen, malagueña, estudiante de Filología en Madrid. Busca en una app de alquiler de asientos en el auto de algún conductor que se traslade de la capital española hasta la ciudad andaluza, la opción más económica. El colegio Mayor donde se alberga cierra también en breve sus puertas. Más de 1,5 millones de alumnos de todas las edades, entre Madrid y Vitoria, en el país Vasco, se ven afectados por el cese de las clases. El problema que sí emerge de modo viral es otro: ¿quién cuidará de los niños durante estas semanas? Algunos padres pueden apelar al teletrabajo, otros "tiran de sus abuelos", mientras otros restan días de sus vacaciones para abocarse a sus hijos. Antonio Bremen tiene dos nietos y será estas próximas semanas, junto con su esposa, quien cuidará de los pequeños mientras sus hijos trabajan. Metódico y racional, celebra el tiempo que compartirá con sus nietos, pero sabe que es él quien se encuentra dentro de la población de riesgo y preferiría no moverse demasiado de su casa.

Madrid, la "Broadway hispana", canceló por dos semanas sus grandes producciones musicales de Gran Vía y el Wisink Center que se disponía a celebrar el 20 de marzo la despedida de Tequila!, la banda integrada por los argentinos Alejo Stivel y Ariel Rot, suspendió su función y postergó para septiembre esta fiesta que reúne a distintas generaciones de amantes del rock. Las salas oficiales, con una capacidad de más de 1000 butacas, también suspendieron sus funciones. Un caso particular se registró en el Centro Dramático Nacional, que recibía por algunas funciones a una compañía del Teatro Piccolo, de Milán, para representar The Revenger´s Tragedy. Las autoridades de esta sala oficial decidieron cancelar esta producción. En primer lugar, a raíz de la procedencia del elenco quienes arribaban de una de las zonas más afectadas del mundo por este virus; en segundo, porque ayer por la noche se cancelaron los 140 vuelos diarios de España a Italia y viceversa.

Hoy es un día soleado en un invierno que comienza a despedirse y, con él, uno de los factores que potencian el coronavirus, las bajas temperaturas. Los meteorólogos transmiten esta buena noticia que hoy se convierte en una de las principales del día. En los ascensores, en los hogares y en los medios de comunicación domina toda conversación este virus que atemoriza a las góndolas, pero, por el momento, no a los bares y ni a los restaurantes, donde, eso sí, no se habla de otro tema que de esta amenaza.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.