Creen que el atacante recibió varios envíos con municiones y material para fabricar bombas

El atacante que habría provocado la masacre en el cine de Aurora utilizó cuatro armas: dos pistolas Glock, una escopeta y un rifle automático AR15
(0)
21 de julio de 2012  • 22:51

AURORA, Colorado.- Si bien James Holmes es el principal acusado de perpetrar uno de los ataques a tiros más mortíferos en la historia reciente de Estados Unidos, con 12 muertos y 59 heridos, la Policía afirmó que las armas y las municiones que supuestamente utilizó en la matanza durante una función de cine en Colorado eran legales. Además, sostuvieron que en los últimos cuatro meses recibió gran cantidad de envíos en su trabajo y en casa. Se cree que esos paquetes que había municiones y posiblemente materiales para la fabricación de bombas.

"Todas las armas, cargadores y municiones que poseía, las poseía legalmente'', puntualizó Daniel Oates, el jefe de la policía de la ciudad de Aurora. El funcionario indicó que el atacante utilizó: dos pistolas Glock, una escopeta y un fusil automático AR15 . Estas armas fueron compradas en los dos últimos meses por el sospechoso en armerías minoristas de Colorado.

Un funcionario federal de seguridad dijo que Holmes compró el 22 de mayo una de las cuatro armas -la primera de dos pistolas Glock - en la tienda Gander Mountain en Aurora.

Larry Whiteley, un portavoz de la cadena de tiendas Bass Pro Shops, dijo que los registros muestran que su tienda en Denver cumplió con las reglas federales cuando le vendió una escopeta y una Glock. "La revisión de antecedentes, como lo requiere la ley federal, fue realizada apropiadamente, y (Holmes) fue aprobado'', remarcó Whiteley en un comunicado.

Gander Mountain, que vendió un fusil automático AR-15, al parecer usado en la matanza, dijo que la compañía cumplió con las leyes estatales y federales y que estaba "cooperando plenamente con esta investigación''.

Otro funcionario dijo que Holmes tenía un cargador de gran capacidad en el fusil y que un cargador de 100 balas fue hallado en el lugar de los hechos.

Los envíos

"Nos hemos enterado que el sospechoso recibió en los últimos cuatro meses un alto volumen de envíos tanto en su trabajo como en su casa", comentó Oates en una conferencia de prensa. Y el jefe policial agregó: "Esto comienza a explicar cómo obtuvo todas las revistas y municiones. También pensamos que comienza a explicar algunos de los materiales que tenía en su departamento".

Una sociedad armada

Los defensores de un mayor control de las armas de fuego truenan al expresar su impotencia, mientras la Asociación Nacional del Rifle gana terreno político y el presidente Barack Obama promete salvaguardar el derecho constitucional a la posesión de armamento en su primera respuesta a la matanza de 12 personas en un cine cerca de Denver.

En otros tiempos, cada vez que un estallido de violencia con armas era muy difundido en los medios de comunicación surgían llamados de demócratas y de algunos republicanos por endurecer el control de las armas de fuego.

Ahora esas exhortaciones son tenues, en una paradoja política que cobra más importancia en tiempos marcados por los hechos en Columbine y el Tecnológico de Virginia, el atentado que dejó herida a una legisladora y ahora el ataque en un cine donde se espera que las matanzas ocurran sólo en la pantalla.

Agencias AP y EFE

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.